21 abr. 2009

China y Rusia acaban de cerrar multimillonario acuerdo petrolero por muchos años


loultimoenpolitica.blogspot.com

Los gobiernos de China y Rusia cerraron hoy un multimillonario acuerdo de cooperación petrolera para los próximos 20 años, por el cual Moscú se compromete a proveer al gigante asiático y Pekín, a cambio, a facilitar la concesión de préstamos a las empresas rusas.


La firma del acuerdo la protagonizaron en Pekín el viceprimer ministro chino Wang Qishan y su homólogo ruso, Igor Sechin, de visita oficial en el país, según informa la agencia oficial Xinhua. "Con el esfuerzo compartido de gobiernos, empresas y bancos de ambos lados, la cooperación energética chino-ruso se ha desarrollado de forma sustancial desde el decimotercer encuentro regular mantenido entre los dos ministros, el año pasado", dijo Wang tras la firma.

Sechin, por su parte, alabó lo que calificó como un acuerdo sin precedentes, que sentará las bases para un intercambio "perpetuo" con una base de capital segura, y agregó que Rusia ya había iniciado la construcción de los oleoductos necesarios. "Proveeremos a China de suministro estable y fiable", afirmó.

La prensa china no ha facilitado detalles precisos sobre el convenio, aunque ha señalado que implica "siete acuerdos", entre los que se incluye un proyecto de construcción de un oleoducto, el intercambio comercial petrolero "a largo plazo" y un plan de financiación entre el Banco Chino de Desarrollo y la Compañía Rusa de Transporte en Oleoducto (Russia Oil Pipeline Transport Company).

Fuentes oficiales rusas, sin embargo, han declarado que el monto de los acuerdos asciende a 25.000 millones de dólares y que Rusia se compromete a proveer a China en los próximos 23 años con 15 millones de toneladas de crudo a cambio de los préstamos chinos a empresas estatales rusas.

El año pasado, China ya aceptó prestar 10.000 millones de dólares al monopolio ruso de los oleoductos Transneft, y otros 15.000 millones a la petrolera Rosneft a cambio de 300 millones de toneladas de crudo en las próximas dos décadas.

No hay comentarios: