16 nov. 2008

Obama dejará otros tres años los soldados en Irak


loultimoenpolitica.blogspot.com

El gabinete de gobierno en Irak aprobó un pacto de seguridad con Estados Unidos, informaron autoridades iraquíes. El acuerdo autoriza la permanencia de tropas estadounidenses por otros tres años, anunció el ministro de Relaciones Exteriores de Irak, Hoshiyar Zebari. Ambos Presidentes de los EEUU, George Bush y el recientemente electo Barak Obama han señalado que ya están trabajando en conjunto; por lo tanto, la responsabilidad es de ambos.

Ahora el pacto debe ser aprobado por el Parlamento iraquí. Los legisladores iraquíes deben dar el visto bueno al documento antes de que éste sea ratificado por el consejo presidencial de Irak. Posteriormente el acuerdo sería firmado por el primer ministro iraquí, Nouri al-Maliki, y por el presidente de EE.UU., George W. Bush. Ambos países han estado negociando un acuerdo bilateral sobre el futuro de las fuerzas estadounidenses en Irak para cuando finalice el mandato de la ONU el 31 de diciembre de 2008. En octubre, Irak sugirió nuevos cambios en el borrador del Acuerdo sobre el Estatus de Fuerzas (SOFA, por sus siglas en inglés). Previamente, Washington había dicho que el pacto era "definitivo" y que no podía ser enmendado. Anteriores borradores del acuerdo habían sido rechazados por algunos grupos pero ahora hubo coincidencias sobre los puntos clave del pacto: los temas en torno a la jurisdicción sobre los soldados estadounidenses y los contratistas en Irak. Bajo los términos del documento, un comité bilateral decidirá si los estadounidenses que cometen crímenes fuera de sus bases militares deben enfrentar a la justicia iraquí.

La última palabra

Actualmente hay unos 150.000 soldados estadounidenses en Irak.



El gobierno británico, que tiene desplegados 4.100 soldados en Irak, espera que el acuerdo entre Washington y Bagdad sea aprobado de forma tal de utilizarlo como punto de partida para su propio acuerdo bilateral. La reunión del gabinete iraquí coincidió con dos ataques con bombas registrados este domingo -en Bagdad y en la provincia de Diyala- donde murieron al menos 18 personas. El gabinete iraquí aprobó el acuerdo luego de una reunión que se extendió por dos horas y media, señaló un funcionario del gobierno. El portavoz del gobierno iraquí Ali Dabbagh indicó que 27 de los 28 ministros presentes votaron a favor del pacto.

Dabbagh añadió que esperaba que este domingo el texto del acuerdo fuera enviado al Parlamento iraquí aunque no dio detalles en torno a cuándo se espera que los legisladores voten sobre el tema. Aunque algunos respaldan el acuerdo, otros se oponen a él como el clérigo chiita Moqtada Sadr, cuyos seguidores han convocado a manifestaciones en contra de la aprobación de cualquier acuerdo con Estados Unidos. Según Bob Trevelyan de la BBC, el acuerdo hace un llamado a las tropas de EE.UU. para que abandonen las ciudades iraquíes a finales de junio de 2009 pero permite que los soldados sean desplegados en otras partes del territorio iraquí hasta finales de 2011. Funcionarios iraquíes señalan que si el acuerdo no es aprobado se producirá un gran daño a la seguridad de Irak. Los estadounidenses sostienen a su vez, que esto implicaría la suspensión de sus operaciones en ese país, concluyó Trevelyan.