10 ene. 2009

El fascismo israelí sigue adelante



loultimoenpolitica.blogspot.com

Israel se apresta a intensificar la carnicería en los campos de refugiados; se prevé una matanza mayor para el fin de semana. El ejército israelí distribuyó panfletos en la Franja de Gaza advirtiendo a sus residentes que se mantengan alejados de los edificios utilizados por militantes de Hamas.Ya son 800 los muertos y más de 3 mil los heridos.

Fuentes palestinas indicaron que los panfletos también hacen referencia a lo que Israel dio en llamar la nueva fase de su ofensiva, en la que se intensificará el uso de la fuerza militar. Muchos especulan que esta iniciativa significará un cambio en las tácticas de guerra contra los militantes palestinos. Según los corresponsales, es posible que en esta nueva fase las fuerzas israelíes ingresen a distintas ciudades y campamentos de refugiados, lo cual implica mayores riesgos tanto para los soldados israelíes como para los civiles palestinos en la Franja de Gaza. Paralelamente y pese a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que exige un cese el fuego inmediato y duradero, continuaron durante el sábado los bombardeos sobre Gaza. En la madrugada, Israel llevó a cabo 40 bombardeos que apuntaban -dijo- a los túneles para contrabandear armas y a sitios de lanzamiento de cohetes que utiliza Hamas. Hamas también desoyó el llamado de la ONU y lanzó cohetes hacia el territorio israelí. De acuerdo a los corresponsales de la BBC en la región, la situación no parece mejorar.

Más muertos

Fuentes médicas palestinas informaron que los disparos de un tanque israelí acabaron con la vida de ocho miembros de una familia en la localidad de Yebalia, un campamento de refugiados. Los cohetes lanzados por Hamas, por su parte, impactaron en la ciudad de Ashkelón. Según la radio israelí habría algunos heridos. Las autoridades locales dicen que ya son más de 800 los muertos en la Franja. En el lado israelí, hasta el momento, se ha confirmado el fallecimiento de trece personas, la mayoría soldados. En las últimas horas, las organizaciones humanitarias de la ONU, anunciaron que retomarán su trabajo tras el compromiso de Israel de respetar su labor.

Diplomacia en El Cairo

Mientras la violencia continúa, una delegación de Hamas, por una parte y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, por la otra, viajaron a El Cairo. Abbas lamentó que no se haya aplicado la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para un inmediato alto el fuego en Gaza. Tras una reunión con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, el líder palestino enfatizó que la prioridad es detener "de inmediato" los ataques israelíes contra la población. "La situación no permite que se pierda el tiempo", enfatizó Abbas. La analista de asuntos árabes de la BBC, Magdi Abdelahdi, dijo que para Abbas, la iniciativa propuesta por Mubarak es "la herramienta para la aplicación de la resolución de la ONU". Los expertos, sin embargo, enfatizan que las palabras de Abbas tendrán poco impacto en las negociaciones ya que el control de Gaza está en manos de Hamas.

Los psicópatas han fracasado





loultimoenpolitica.blogspot.com

En su estrategia de "huir atacando" (por el aire, donde es impune) y de disimular el fracaso de su objetivo de destruir la infraestructura operativa de Hamás y las plataformas de lanzamiento de cohetes hacia Israel, el alto mando israelí quiere crear las condiciones de un cese el fuego "victorioso" incrementando el efecto letal de sus operaciones de exterminio militar en Gaza.

Fotos: tres fotos demuestran que Hamas sigue intacto

El incremento del "terror militar" con matanza indiscriminada de civiles en las últimas 48 horas se orienta a presionar un plan en la ONU que le posibilite conseguir por vía diplomática lo que su aparato de destrucción militar no pudo conseguir hasta ahora por vía del asesinato masivo en Gaza. Para los halcones judíos, obligados a matar más cada día para conseguir sus objetivos en Gaza, comenzó a correr el tiempo del desgaste y de los vientos en contra, en un escenario internacional y social donde asoma cada vez más una hostilidad abierta hacia la impunidad de la masacre militar. Ahora ya no buscan el objetivo de máxima, sino una victoria mediática- diplomática que les garantice un repliegue honroso de sus tropas. En consonancia con esa estrategia de presión por medio del "terror militar", el mando militar israelí advirtió este jueves con gacetillas a los habitantes del sur y del norte de Gaza que dejen sus casas, porque corren riesgo de convertirse en blanco de su ofensiva militar. "Lean este folleto cuidadosamente para que sigan las instrucciones", empiezan los folletos lanzados por los aviones sobre las poblaciones que vienen siendo blanco de los ataques desde hace trece días. "Las Fuerzas de Defensa de Israel aumentarán sus operaciones terrestres contra los terroristas de Hamás. Ellos los usan como escudos humanos disparando cohetes desde sus casas", señala el aviso. Para los expertos militares, no se trata de un sadismo circunstancial de la cúpula sionista de Tel Aviv, sino de una operación de acción psicológica estudiada para crear el "caos y el terror social" como complemento agravatorio del exterminio militar. Con un objetivo encubierto de quebrar el consenso social de Hamás entre la mayoría de la población de Gaza sometida diariamente a los bombardeos de la aviación israelí. Avisar que se va a matar, antes de matar, es una técnica de acción psicológica destinada a quebrar la moral de la población invadida y a distanciarla cada vez más de la resistencia.

La acción psicológica israelí busca que el "miedo a morir" sea más fuerte que la muerte misma, con la finalidad de que el invadido acepte y apoye la "paz del invasor" que EEUU está preparando con la Unión Europea y sus socios árabes en el Consejo de Seguridad de la ONU. Este jueves, y como producto de trece días consecutivos de bombardeos, la Franja de Gaza atravesaba una situación humanitaria cada vez más alarmante tras la suspensión de las operaciones de la principal agencia de la ONU que trabaja en el territorio y mientras el balance de muertos de la ofensiva israelí alcanzaba los 763 muertos y más de 3200 heridos. En las últimas horas, la aviación y las baterías israelíes incrementaron en grado notable sus ataques contra blancos civiles, incluidos hospitales, escuelas y transportes de ayuda humanitaria en un intento -según analistas árabes- de profundizar el caos y el terror entre los pobladores de la Franja. "Al no haber logrado sus objetivos prosiguiendo la guerra contra la población de Gaza, el régimen sionista ha ampliado el conflicto hasta el sur del Líbano y quiere adecuar las condiciones para que se produzca un alto el fuego para así poder huir del pantanal de Gaza”, ha manifestado hoy jueves, en una entrevista con la agencia IRNA, Husein Alai, profesor universitario experto en cuestiones de Oriente Medio. Los resultantes de la masacre parecen corroborar ese objetivo: Según las últimas cifras provistas por las autoridades sanitarias palestinas, más de la mitad de los 763 palestinos asesinados son mujeres, niños y adolescentes. 203 del total de la cifra son niños. Llamativamente, la potencia judía invasora masacró a la mayor cantidad de civiles en las últimas 48 horas, cuando en el Consejo de Seguridad de la ONU se discutía una tregua y un "plan de paz" presentado por Egipto y que contaba con el apoyo explícito de Washington, la Unión Europea y Tel Aviv. Sobre el plan propuesto por los egipcios, el experto Alai opinó que dicho plan ha sido presentado porque Israel y EEUU están interesados en que Egipto desempeñe su papel por ser este país “un factor de control sobre el comportamiento de los palestinos, en especial, de Hamás”. “Tenemos que tener en cuenta de que los Hermanos Musulmanes de Egipto tienen mucho poder -explicó-, y que esta organización sigue el mismo ideario político que Hamás; por tanto, el gobierno de El Cairo necesita mostrar a quienes están de parte de los palestinos que se obra a favor de éstos, y es por esta razón por la que han propuesto un alto el fuego.” “Habida cuenta de que Egipto tiene frontera con la Franja de Gaza a través del paso de Rafah, Israel está interesado en mantener el control sobre la población palestina a través de Egipto”, concluyó. Los últimos anuncios de que el mando judío había decidido ampliar la invasión "sin plazo" (simultáneos a las negociaciones de una tregua en la ONU) para terminar con Hamás, sólo buscan crear las condiciones para la viabilidad de otro "plan diplomático" que rescate a Israel de otra derrota militar en Gaza. La falta de avances en los objetivos militares de destruir la capacidad operativa de Hamás y de las organizaciones de la resistencia ya ha desatado una crisis en el gabinete de Olmert dividido entre los que quieren continuar la masacre militar para terminar con la infraestructura de lanzamiento de cohetes, y los que quieren pararla antes de que el mundo estalle en protestas y boicots contra Israel a lo largo y ancho del planeta. La decisión de profundizar el exterminio militar (como estrategia de repliegue "victorioso) es apoyada por los mandos del ejército y de la fuerza aérea y está impulsada por el triunvirato Olmert-Livni-Barak cuyo partido disputará elecciones presidenciales con el Likud de Benjamín Netanyahu en febrero. Los cohetes de la resistencia palestina, aunque produzcan daños mínimos respecto al genocidio masivo de los bombardeos israelíes a civiles palestinos, conforman el flanco débil, el "talón de Aquiles", que desgasta políticamente a los halcones de Tel Aviv y los confrontan con los políticos más "moderados" y los intendentes del norte, que los culpan por las acciones de Hamás. En este escenario, y ante el rechazo por parte de Hamás este jueves de la "tregua" propuesta por Egipto y el eje USA-UE en la ONU, se estima que Israel va a seguir incrementando en las próximas horas el "terror militar" como modo de presión para forzar otro plan que le posibilite una retirada "victoriosa" del pantano de Gaza. Esta estrategia de huida "victoriosa" sólo tiene un impedimento: Hamás, cuyos comandos (luego de dejarlas entrar a la ratonera) ya comienzan a infligirles bajas considerables a las fuerzas judías, como Hezbolá en Líbano 2006. Y como ya lo advertimos en otro informe: Israel ya pelea contra el reloj.

fuente: IAR