9 ene. 2009

Los Psicópatas de Tel Aviv ignoran a ONU



loultimoenpolitica.blogspot.com

Los muertos ya son casi 800 y los heridos 3 mil. Imagínense una franja de 45 km de largo por 8 km de ancho con un millón y medio de personas dentro que no saben adonde ir porque caen más de 120 bombas y misiles diarios que asesinan, mutilan y destruyen todo. Israel mantiene los ataques en la Franja de Gaza, ignorando la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidiendo un alto el fuego inmediato a un conflicto que ya lleva dos semanas. El primer ministro israelí, Ehud Olmert, rechazó la resolución de la ONU y la calificó como "impracticable" destacando que el viernes fueron lanzados nuevamente misiles palestinos a territorio del estado judío.

Olmert añadió que el Ejército continuará defendiendo a sus ciudadanos: "El disparo de misiles esta mañana sólo muestra que la decisión de la ONU es impracticable y que no será respaldada por las organizaciones asesinas palestinas", dijo en un comunicado. Mientras las bombas sacudían el enclave costero en la jornada número 14 desde que se iniciaron los ataques israelíes en Gaza, los más altos ministros de Israel se reunieron para considerar los pasos a seguir sobre la ofensiva. La ministra de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Livni, dio indicios de que es poco probable que la artillería de su país quede en silencio: "Israel ha actuado, está actuando y continuará actuando sólo de acuerdo a sus consideraciones, las necesidades de seguridad de sus ciudadanos y su derecho a la autodefensa". Israel ha dicho que su objetivo es detener la caída de misiles en sus ciudades. Al menos 14 cohetes fueron disparados hacia territorio israelí el viernes, menos que las decenas que el grupo islámico Hamas estaba en condiciones de disparar en los primeros días de la guerra. Olmert, su ministro de Defensa Ehud Barak y Livni mantuvieron una reunión, pero el pedido de alto al fuego de la ONU pareció ejercer muy poca presión para detener los ataques que han causado la muerte de cientos de palestinos. Estados Unidos, aliado clave de Israel, se abstuvo destacando que las conversaciones para una tregua estaban todavía en curso bajo la mediación de Egipto. El gabinete de seguridad de Olmert pospuso el miércoles una decisión sobre si lanzar una escalada masiva de la ofensiva contra Hamas. Los cazas israelíes siguieron bombardeando el viernes los alrededores de Ciudad de Gaza, según testigos. En otras zonas, médicos palestinos dijeron que los tanques dispararon contra una casa en Beit Lahiya, en el norte de la Franja, matando a seis miembros de una familia. La fuerza aérea israelí atacó al menos 50 objetivos a lo largo del territorio palestino, entre ellos plataformas de lanzamiento de cohetes y lugares donde se fabricaban estos proyectiles, dijo un portavoz militar. La resolución de la ONU, por la que presionaron países árabes de cara a los esfuerzos de Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos para que se adoptara un comunicado con una redacción más débil, pide que se tomen medidas para evitar el contrabando de armas hacia Gaza y que se abran los pasos fronterizos. El texto dice que debería existir una "entrega sin impedimentos" y distribución de la ayuda en el territorio, donde viven 1.5 millones de palestinos, muchos de los cuales dependen de la ayuda alimentaria. Los militares israelíes parecen deseosos de avanzar en la ofensiva terrestre con lo que se ha denominado "tercera etapa" de la operación, con fuerzas terrestres adicionales enviadas al corazón de Gaza para intentar obtener más objetivos. Los líderes de Hamas enviaron señales ambiguas sobre la resolución de la ONU. El portavoz Ayman Taha dijo que el grupo no reconoce lo actuado por la ONU por no haber sido consultado, pero otro portavoz de Hamas dijo que se estaba "estudiando" la resolución. La agencia de asistencia de ONU, que distribuye la mayor parte de la ayuda en Gaza, mantuvo suspendidas sus operaciones el viernes tras la muerte de uno de sus conductores durante un ataque israelí. No estaba claro cuando se reiniciaría la distribución. Funcionarios de Hamas dijeron que la cifra de palestinos muertos ha llegado a 783 y que más de un tercio son niños. Diez soldados han muerto durante la operación militar lanzada por Israel para aplastar a las fuerzas de Hamas y detener los disparos de cohetes desde Gaza. Israel dice que está haciendo lo que puede para evitar las víctimas civiles, pero acusó a Hamas de colocar deliberadamente a sus combatientes cerca de viviendas y mezquitas.

Israel sigue con su orgía de sangre y muerte



El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, con la abstención de Estados Unidos, aprobó una resolución donde pide un cese del fuego inmediato y duradero en la Franja de Gaza, acompañado de un retiro total de fuerzas israelíes. De todas maneras los Psicópatas de Tel Aviv hicieron caso omiso y siguen con su desenfrenada orgía de sangre y muerte. Son fascistas genocidas.

fotos: Hamas sigue intacto y resistiendo

Sin embargo, horas después de la medida de carácter vinculante, la ministra de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Livni, afirmó que su país continuaría con sus acciones teniendo en cuenta la seguridad de sus ciudadanos. En efecto, aviones de guerra israelíes siguieron lanzando bombas contra Gaza durante la noche del jueves. Se informó que seis palestinos murieron durante uno de los ataques. La fuerza aérea israelí informó que había bombardeado unos 30 objetivos militares durante la noche, entre ellos lugares utilizados para el almacenamiento de armas y para lanzar cohetes. La corresponsal de la BBC, Katya Adler, indicó desde la frontera entre Israel y Gaza que aún se escuchaban las explosiones en la mañana de este viernes y que nubes de humo atraviesan el cielo de la franja. En el este de Jerusalén, Israel ha desplegado miles de funcionarios policiales como refuerzos en caso de que se produzcan protestas luego de las oraciones que los musulmanes realizan este viernes.

La resolución

Catorce de los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU votaron a favor del cese al fuego luego de tres días de intensas negociaciones que involucraron a los cancilleres de la Liga Árabe, la secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, el ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, David Miliband, y el canciller de Francia, Benard Kouchner. Estados Unidos fue el único país que no dio su respaldo a la resolución. En palabras de Condoleeza Rice, su país quería esperar hasta conocer el resultado de los esfuerzos de mediación llevados a cabo por Egipto. De acuerdo con la corresponsal de la BBC en la ONU, Laura Trevelyan, la abstención de Estados Unidos debilita el impacto del voto pues el apoyo de Wahington hubiera colocado más presión sobre Israel para que ponga fin a las operaciones militares en la Franja de Gaza. Trevelyan informó que se logró encontrar el punto medio respecto a las palabras que se debían usar para llamar al cese de hostilidades y medidas para suspender el contrabando de armas a través de túneles que cruzan la frontera egipcia-palestina. El texto de la resolución también hace un llamado para que la asistencia humanitaria en toda Gaza sea distribuida sin dificultades. La resolución 1860 del Consejo de Seguridad de la ONU también "condena toda violencia y hostilidad dirigida contra civiles y todos los actos de terrorismo" además de urgir a los estados miembros a intensificar los esfuerzos para "mantener un cese el fuego duradero" que incluya el prevenir el tráfico ilícito de armas y municiones hacia Gaza, así como "asegurar la reapertura de los puntos de acceso" a la franja. Los miembros del Consejo de Seguridad estuvieron discutiendo el borrador de resolución durante horas y ahora se convierte en la primera medida que toma este órgano desde que empezó la campaña militar en el territorio palestino el 27 de diciembre.

Lenguaje

Según explica la corresponsal de la BBC, los representantes de los países árabes y sus contrapartes de Estados Unidos, Francia y el Reino Unido estuvieron intercambiando enmiendas a la resolución propuesta por Londres. Ésta fue presentada luego de que Washington, Londres y París cedieran a la exigencia de los países árabes de que lo que había que emitir no podía ser una mera declaración sino una resolución, que es más fuerte. El problema luego era el lenguaje: el de los países occidentales insistía en la urgencia de un cese inmediato de las hostilidades, mientras que el de los árabes llamaba directamente al cese del fuego.

Resolución humanitaria

Entre tanto, en Ginebra, el Consejo de Derechos Humanos también está considerando emitir una resolución que condene lo que describe como "graves violaciones" de Israel en la Franja de Gaza. El papel del Consejo es investigar y enfrentar las violaciones a los derechos humanos donde sea que ocurran, señala la corresponsal de la BBC en Ginebra, Imogen Foulkes, sin embargo su historia no es pareja. Cuando se trata de Darfur, tiene dificultades para reaccionar dada la oposición de los miembros de estados africanos, pero es más efectiva al condenar las acciones de Israel en Líbano, los territorios ocupados y ahora en la Franja de Gaza, explica Foulkes. Para Israel, las resoluciones del Consejo son irrelevantes pues alega que el número de miembros árabes y musulmanes hace que sea imposible que actúe sin prejuicios en su contra, y en el pasado varios países han estado de acuerdo. Pero en esta ocasión -explica la corresponsal de la BBC-, cuando hasta la tradicionalmente neutral Cruz Roja ha acusado a Israel de no respetar la ley internacional, la situación podría ser distinta: si el Consejo puede emitir una resolución que además por primera vez mencione las violaciones contra los derechos de los civiles cometidas por Hamas, Israel podría verse condenado por casi o incluso todos los miembros del más alto organismo de DD.HH. de la ONU.