28 mar. 2009

Cumbre Progresista: subestiman nuestra inteligencia



loultimoenpolitica.blogspot.com

Tal como hemos dicho en esta misma página web Progresistas o Capitalistas-Imperialistas piensan lo mismo. No hay entre estos líderes ninguna respuesta que pueda considerarse de "cambio". Son reformístas del liberalismo que pretenden "modificar" un poco las cosas para que nada cambie. Nada de lo acontecido en Viña del Mar en la pomposamente autodenominada "cumbre de líderes progresistas" va en contra de lo que se propone el G-20 el próximo 2 de abril en londres. Gatopardísmo o camaleonismo: Cambiar un poco las cosas para que nada cambie; o que cambia de colores según la ocasión; tanto para protejerse de sus enemigos; como para atrapar a sus presas.

Bachelet mencionó “la necesidad de evitar políticas proteccionistas y la necesidad de culminar la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio”.

“Es importante que los países adopten medidas para estimular la economía, adopten acciones coordinadas para una recuperación equilibrada y sostenida. La reunión del G 20 es una excelente oportunidad para entregar una respuesta efectiva a la crisis”, declaró Bachelet, quien sostuvo, en nombre de los presidentes y jefes de gobierno presentes que se debe “recapitalizar el Banco Interamericano de Desarrollo, así como a bancos de desarrollo de otras regiones”.

Al tiempo de contestar preguntas, el vicepresidente de los Estados Unidos, Joseph Biden, reafirmó la voluntad de su gobierno de “reformar las instituciones crediticias, desde el Banco Mundial, hasta los bancos regionales, hasta el Fondo Monetario Internacional, para que los países emergentes tengan mayor capacidad de decisión”.

Biden fue consultado sobre la intención de varios mandatarios latinoamericanos de que Estados Unidos levante el bloqueo económico que mantiene sobre Cuba. El jerarca afirmó que la actual administración norteamericana “ve la necesidad de llevar a cabo una transición en la política hacia Cuba”, pero evitó pronunciarse sobre el embargo.

“El presidente Obama y yo dejamos claro en la campaña electoral que pensamos que hay una necesidad de llevar a cabo una transición en nuestra política hacia Cuba. Pero todos compartimos algo: pensamos que el pueblo de Cuba debe determinar su propio destino, que deben poder vivir en libertad y con perspectiva de prosperidad económica. Pero Cuba no es el reto más importante en el hemisferio, el reto más importante es la economía, y eso es de lo que he venido a hablar, no de Cuba”, manifestó.

Washington Post y New York Times en crisis, despiden y rebajan salarios


loultimoenpolitica.blogspot.com

Washington Post Co. dijo que planea ofrecer paquetes de retiro a empleados de su diario insignia este año, a medida que la caída en sus ingresos presagia un segundo año sin ganancias para el periódico estadounidense.

Mientras tanto, New York Times Co. dijo el jueves que reducirá el salario de editores y gerentes en 5% hasta finales del año y le pedirá lo mismo a sus periodistas sindicalizados.

Los paquetes de retiro en el Post, cuya propuesta llegó a los empleados en memorandos enviados el jueves, serán extendidos principalmente a los empleados de la redacción, producción y circulación y podría ser seguido de despidos si no se cumplen las metas. La directora general del Post Katharine Weymouth dijo en una entrevista que los recortes en la redacción provendrían solamente de la parte impresa del diario, aunque no reveló cuántos retiros busca la compañía.

"Nuestra primera misión es nuestro periodismo y servir a nuestros lectores", dijo Weymouth. "Ese sigue siendo nuestro enfoque, pero al mismo tiempo tenemos que tener un modelo de negocios sostenible y esto forma parte de ese esfuerzo".

Los empleados elegibles deben tener al menos 50 años y haber estado al menos cinco años en el plan de jubilación de la empresa. Los empleados que acepten el paquete recibirán una suma de dinero de hasta uno y medio de sus salarios, según los años que lleven en el diario.

Tanto el Post como la revista Newsweek, también propiedad de Post Co., perdieron dinero el año pasado, dijo la compañía y los ejecutivos del Post dijeron que el diario insignia perderá dinero de nuevo este año.

La salud de Post Co. está menos ligada al mercado de publicidad impresa, el cual está en un gran bajón, que muchos otros diarios, debido a que su rentable negocio de educación Kaplan provee una amortiguación. Aún así, la compañía ha tomado medidas en los últimos años para recortar costos tanto en Newsweek como en el Post para llevar a las publicaciones hacia la rentabilidad.

Por su parte, el New York Times dijo que el recorte de 5% aplica a los empleados de todas las unidades de New York Times Media Group, con la excepción de International Herald Tribune, dijo la compañía. Eso significa que las reducciones de salarios se extenderán al Boston Globe, Boston.com y las oficinas corporativas de la empresa en Nueva York. Los salarios de los empleados de About Group serán reducidos en 2,5%.

"Esta fue una decisión muy difícil de tomar" dijeron el director del Times Arthur Sulzberger Jr. y la presidenta ejecutivo de la empresa Janet Robinson, en un memorando a los empleados. "El ambiente en el que nos encontramos es el más duro que hemos visto en nuestros años en el negocio".

Fuente: Russell Adams - The Wall Street Journal

Un ejemplo de sindicatos "colaboracionístas"



loultimoenpolitica.blogspot.com

Recordando con añoranza a
Roosevelt y abogando por un nuevo "New Deal", los sindicatos Europeos han convocado movilizaciones por toda la unión. La primera cita es en Madrid, donde los sindicatos mayoritarios españoles, UGT y CCOO no han convocado aún ninguna protesta. España es el país que más desocupados tiene y aporta a la tasa europea de los desocupados. La UGT dice que los paros se realizan "contra agresiones a los derechos de los trabajadores". Y perder el empleo, será o no será una agresión para estos "colaboracionístas extremos".

Foto. Cándido Méndez de UGT riendo con el Presidente Rodríguez Zapatero. Se reirán de los desocupados?? o de la lucha de clases??

Cándido Méndez, secretario general de UGT, abogó hace escasas fechas por que el Estado entre en la banca pero "para quedarse" e insinuó en que el verdadero foco de atención lo debían constituir, no los parados, sino los que aún mantienen trabajo, para que "no lo pierdan".

Por otro lado, la primera gran movilización contra la política económica de Zapatero fue convocada por los autónomos y pequeños empresarios el pasado jueves en la Carrera de San Jerónimo, frente a la Puerta de los Leones del Congreso. Reclamaban ayudas directas y algo más de atención.

Con una tasa de paro cercana al 14%, el sistema laboral español presenta un panorama dantesco. Ya son casi 4 millones de personas las que permanecen en paro dentro de nuestras fronteras. El ritmo de destrucción de empleo alcanza el millón de puestos de trabajo menos en el último año. Además, 1,3 millones de parados ya no recibe ningún tipo de prestación.

Un escenario que no ha espoleado aún a los sindicatos mayoritarios españoles, afines al Gobierno, a convocar movilizaciones para reclamar soluciones a la crisis.

El último en pronunciarse sobre la problemática del empleo ha sido el Secretario General de UGT, Cándido Méndez. Lo ha hecho en una entrevista publicada este sábado por el diario Expansión. En ella, Méndez vuelve a rechazar la convocatoria de una huelga general por la recesión. Según sus declaraciones, este tipo de movilizaciones sólo las convocan cuando se producen "agresiones concretas a los derechos de los trabajadores". No explica, sin embargo, si perder el trabajo es considerado por UGT una agresión al derecho de los trabajadores.

Además, dice que los mismos sectores que reclaman a los sindicatos la convocatoria de movilizaciones "son los que defienden choques económicos traumáticos contra los derechos de los trabajadores, como la rebaja del despido".

Méndez, que prepara el congreso de UGT que tendrá lugar la próxima semana y que le reelegirá de nuevo como secretario general para un quinto mandato, ha explicado la estrategia de su organización de cara a la recesión que afronta nuestra economía.

Su principal reivindicación, además de la reducción de la jornada laboral a las 35 horas semanales, será la conciliación de la vida familiar y laboral. Otra de sus reivindicaciones estrella será implantar "una jornada laboral semanal de cuatro días". "Es el objetivo que perseguimos" y que "está dentro de la estrategia de la reducción de la jornada laboral y de avanzar en la conciliación".

En su opinión, es necesario hablar del "presentismo laboral" en lugar del absentismo, ya que, dice, España tiene la jornada laboral más larga y es el país más improductivo. Por eso ve necesario esta reducción de jornada.

En cuanto a las protestas de los autónomos del pasado jueves, Méndez dice respetar, pero no compartir la convocatoria. Según dice, el Parlamento ya ha aprobado medidas para paliar la situación de este colectivo. Estima que es razón suficiente como para no concentrarse.

Obama concede más ayuda a la columna vertebral de la economía Imperial


loultimoenpolitica.blogspot.com

El Gobierno del presidente Barack Obama concederá más ayudas financieras a General Motors y Chrysler a cambio de nuevas concesiones, dijo hoy en su edición digital el periódico The New York Times. Los dos fabricantes han recibido 17.400 millones de dólares en ayudas públicas desde diciembre del 2008 y han solicitado hasta 21.600 millones de dólares extra para poder mantener sus operaciones. Total 39 mil millones de dólares. Y ahora van por más....todo es dinero de los estadounidenses

foto: Obama parece estar haciendo cuentas, pero sigue repartiendo plata de los contribuyentes

General Motors (GM) y Chrysler tienen hasta el 31 de marzo para presentar al Departamento del Tesoro sus planes de reestructuración en los que expliquen cómo van a reconvertir las empresas para ser rentables y devolver los préstamos concedidos. Si Washington considera que los planes no son realistas, el Gobierno estadounidense les dejará de prestar ayuda económica.

El rotativo neoyorquino también dijo que aunque la Administración Obama parece decidida a ampliar la ayuda financiera, el Grupo Presidencial del Automóvil (encargado de supervisar la reestructuración del sector) también ha dicho que la opción de la bancarrota es factible.

El lunes, el plan de Obama para el automóvil

Ademmás, el presidente de Estados Unidos tiene pensado anunciar el lunes su

plan de rescate para el atribulado sector automovilístico del país,

informó la Casa Blanca. En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, indicó que el grupo de trabajo para el sector automotor se reunió para dar los últimos toques a la propuesta y Obama la presentará el lunes.

El objetivo del plan, explicó Gibbs, es lograr un "sector viable", aunque matizó que la viabilidad dependerá de una reestructuración "que le permita competir en un clima económico global muy cambiado, y hacerlo sin recurrir continuamente a la ayuda del Gobierno".

El mandatario estadounidense ya había indicado el jueves que haría un anuncio en este sentido a lo largo de los próximos días.

Un negocio "no viable"

En una sesión de preguntas y respuestas con los votantes a través de Internet, Obama señaló que el modelo de negocio del sector estadounidense del motor "no es viable", por lo que consideró necesaria una reforma profunda.

"Si no están dispuestos a hacer los cambios y las reestructuraciones necesarias, no estoy dispuesto a despilfarrar el dinero del contribuyente", declaró. (El dinero seguramente será despilfarrado con el Plan de limpieza de activos tóxicos, sin duda. loultimoenpolitica.blogspot.com)

Por lo tanto, agregó, el plan de rescate "dependerá de su voluntad de adoptar cambios bastante drásticos".

Un grupo especial

La Casa Blanca constituyó en febrero un grupo de trabajo especial para el sector del motor, que ha pasado de vender 16 millones de unidades nuevas al año a nueve millones.

Dos de los Tres Grandes de Detroit, General Motors <:GM.NY:> y Chrysler <:DCX.XE:>, han pedido 21.600 millones de dólares en asistencia federal, además de los préstamos de emergencia valorados en 17.400 millones de dólares que se les concedieron en diciembre.

El tercer gigante automovilístico, Ford, ha indicado que puede hacer frente a la crisis sin recurrir a la ayuda del Gobierno.