3 jun. 2009

Histórico y sorpresivo: OEA deroga exclusión de Cuba de 1962


loultimoenpolitica.blogspot.com

Histórica y sorpresiva resolución: La Organización de Estados Americanos (OEA) derogó el miércoles la resolución que excluyó hace medio siglo a Cuba del organismo, abriendo el camino para su reingreso a pesar de la reticencia de la propia isla.


Foto: Patricia Rodas presidía la OEA en momentos de la histórica resolución.

Aunque la resolución no establece condiciones explícitas a Cuba para volver a formar parte del organismo, asegura que su potencial reincorporación dependerá de un proceso de diálogo y negociaciones.

"La resolución XVI (...) mediante la cual se excluyó al Gobierno de Cuba de su participación en el Sistema Interamericano queda sin efecto en la Organización de los Estados Americanos", precisó la resolución aprobada por unanimidad por el pleno de la asamblea de la OEA.

La aprobación fue sorpresiva porque hasta el martes por la noche los cancilleres del continente no se habían puesto de acuerdo en torno del texto, mientras Estados Unidos buscaba incluir condiciones sobre democracia y derechos humanos para votar a favor de anular la vieja resolución.

Cuba había sido expulsada en 1962 del organismo por presiones de Estados Unidos, que argumentaba que el Gobierno comunista de Fidel Castro no era compatible con los principios democráticos de la OEA, a pesar de que para ese momento contaba entre sus miembros a países con dictaduras de derecha.

Algunos países latinoamericanos aseguraron que la vieja resolución era arcaica y debía anularse para ayudar al incipiente diálogo entre Washington y La Habana.

"Un abrazo fuerte histórico y solidario al hermano pueblo de Cuba que ha sido desagraviado en esta magna asamblea y nuestros pueblos han recuperado su dignidad", dijo Patricia Rodas, canciller de Honduras, quien presidía la asamblea anual de la OEA después de la aprobación del Pleno.

Planeaban asesinar a Chávez con misiles


loultimoenpolitica.blogspot.com

El presidente venezolano reveló el motivo concreto por el que no acudió a la toma de posesión de Mauricio Funes como presidente de El Salvador y explicó que no lo hizo porque, como ya habían anunciado otras fuentes, existía un plan para asesinarle, lanzando misiles contra el avión presidencial. Acusan a Posada Carriles.

"Se estaba planificando lanzarle uno o varios cohetes al avión de Cubana de Aviación que ya estaba listo en Maiquetía para el viaje", explicó, en declaraciones que fueron emitidas por televisión.

El atentado podía ocurrir "llegando o saliendo" del país centroamericano, según las "informaciones exactas" que le suministró su colega de Nicaragua, Daniel Ortega, que fue la fuente "mas fidedigna" que le informó sobre el asunto. "Y yo, por supuesto, no estoy acusando al Gobierno (salvadoreño) que salió y mucho menos al que llegó, del amigo (Mauricio) Funes", del supuesto plan de magnicidio.

"Efectivamente, gracias a fuentes de inteligencia sobre grupos de ultraderecha internacional, se pudo captar que había un alto riesgo y se tomó la decisión correcta de suspender la visita del presidente Chávez y reprogramarla para otra oportunidad", indicó el comunicado. "El avión de Cubana de Aviación estaba listo para viaje", aseveró Chávez, que recordó que su avión presidencial se encuentra en reparaciones debido a averías del motor.

El supuesto plan de magnicidio "fue planificado por la gente de Luis Posada Carriles – acusado por Caracas y La Habana de organizar varios atentados terroristas– y le exijo al presidente Obama que cumpla con la ley, que nos entregue a Posada Carriles por asesino, por genocida", declaró. "Allí está (Posada Carriles) tranquilo en Estados Unidos. ¿Qué pasó presidente Obama? ¿What happen?, ¿Dónde está la justicia", manifestó el mandatario venezolano. "No tengo duda de que están detrás de eso los aparatos de inteligencia de Estados Unidos", añadió Chávez, y aclaró que, con esa afirmación, no inculpa a su colega de Estados Unidos, quien sostuvo, "tiene buenas intenciones".

Comisión Europea otorga 2300 millones de euros a España para invertir en los desocupados


loultimoenpolitica.blogspot.com

La caja estatal está vacía, el déficit superará el 10% del PIB este año y la deuda pública se llevará el 60% de la actividad económica, todo ello acompañado de sangría laboral. A Bruselas le preocupa la ineficacia y el derroche del Gobierno español y adelanta 2.300 millones para recolocar parados.

Aunque el Gobierno siga negando la evidencia los datos no mienten. El desplome de la recaudación ha abierto un agujero en la caja del Estado de 8.500 millones de euros, que se suma a los 42.000 millones de déficit público del pasado año. El Estado no tiene un euro (de hecho debe dinero) y las comunidades autónomas y ayuntamientos no están mucho mejor.

El Tesoro Público está inundando el mercado de deuda pública, una senda que siguen también los gobiernos autonómicos y regionales. La Seguridad Social entrará en déficit a finales de este año o a comienzos de 2010, con una caída del PIB que, teniendo en cuenta los últimos datos trimestrales, superará ampliamente el 5%.

La economía española destruye empleo siempre que no crezca por encima del 2%. Aunque el Ministerio de Trabajo cocine las cifras de cara a las próximas elecciones el pasado mayo cerró con 90.000 parados más en términos desestacionalidados y 2009 acabará con una tasa de paro del 20% y 5 millones de desempleados.

Con este panorama será difícil que el Estado pueda hacer frente a sus obligaciones financieras y al pago de pensiones y prestaciones sociales. El Fondo de Reserva de la Seguridad Social está invertido en deuda pública (lo que en estos tiempos que corren es bastante peligroso) y el Gobierno no puede disponer de este dinero cuando sea necesario, sino que deberá esperar a que vaya venciendo esta deuda.

La Unión Europea está muy preocupada por España, como ha demostrado en numerosas ocasiones el comisario Económico, Joaquín Almunia. Su último informe sobre las pensiones y el resto de prestaciones es demoledor y sitúa a la economía ibérica en la "tercera división de la UE".

Además, Bruselas teme los efectos que puede tener el derroche del Gobierno español en la estabilidad de la eurozona y ya ha pedido que se empiece a reducir el déficit y la deuda, todo lo contrario de lo que ha prometido el presidente del Ejecutivo, José Luís Rodríguez Zapatero.

En clave nacional, el Tribunal de Cuentas (el organismo encargado de velar por la salud de las finaanzas del Estado) ha mostrado ya su preocupación por el despilfarro del Ejecutivo y el Banco de España asegura que si no se corta el grifo del dinero público España tendrá serios problemas para pagar las pensiones. A Zapatero todo esto le da igual y asegura que "hay un amplio margen" para endeudarse.

Bruselas adelanta 2.300 millones


Para salvar la cara a España la Comisión Europea propuso este miércoles adelantar a España 2.300 millones de euros de ayudas del presupuesto comunitario en los años 2009 y 2010 para ayudar a mantener empleos en las empresas afectadas por la crisis económica y a recolocar a las personas que han perdido su puesto de trabajo, según informa Europa Press.

Con esta iniciativa no se modificará el reparto de los fondos ya acordado para España, que recibirá un total de 8.000 millones de euros en el periodo 2007-2013. Tampoco hay dinero extra. Pero sí que se acelerará la puesta en marcha de los proyectos aliviando la carga de Gobierno y comunidades autónomas en el peor momento de la crisis.

De hecho, se trata de ayudar a aquellos países que tienen problemas para utilizar los fondos europeos porque, debido a la crisis, no disponen de dinero para cofinanciar los proyectos.

Con este escenario no es de extrañar que España vuelva a las quinielas para abandonar el euro. Los mercados internacionales vuelven a estar preocupados por la capacidad de España para hacer frente a su enorme endeudamiento. Los programas de gasto público de Zapatero y el desplome de la economía aumentan los riesgos de impago por parte del Estado.

El PBI de la Eurozona se desploma


loultimoenpolitica.blogspot.com

El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro cayó en el primer trimestre más de lo estimado. La contracción fue del 4,8% interanual, frente al 4,6% inicialmente anunciado por la Oficina de estadística de la Unión Europea (Eurostat). Se trata de la mayor caída económica de la desde el comienzo de los registros, en 1995.

En comparación con el último trimestre de 2009, la caída del PIB fue del 2,5%, un desplome que también supone un récord negativo para la zona euro. Los 16 países de la Eurozona sufrieron así un cuarto trimestre consecutivo de repliegue de la actividad.
Los analistas esperaban que la economía de la región se contrajera un 2,5% en el trimestre y un 4,6% en tasa interanual.
Los datos anunciados hoy también son peores que las previsiones iniciales anunciadas el 15 de mayo por Eurostat. En aquella ocasión estimó una caída del PIB de la zona euro del 2,5% trimestral e interanual del 4,6%.
Detalles de la actividad
En lo que se refiere a la composición de la demanda, los datos de Eurostat muestran que entre enero y marzo la inversión continuó cayendo, el 4,2% en los países del euro, una décima menos que en el trimestre previo. La contracción de la inversión es mucho más acusada si se compara con el primer trimestre de 2008, ya que bajó el 10,4%, 4,9 puntos más que en los tres últimos meses de 2008.Más preocupante aún resulta el hundimiento del comercio exterior, con fuertes caídas tanto de las exportaciones como de las importaciones. En concreto, las ventas al exterior de los socios del euro bajaron en los tres primeros meses el 8,1%, nueve décimas más que en el trimestre anterior; y el 15,5% si la comparación es con el mismo periodo de 2008 (frente al 6,5% registrado tres meses antes).
Las importaciones de los países del euro descendieron el 7,2% (-11,7% interanual).
Por último, el consumo privado continuó débil, con retrocesos del 0,5% en el área respecto al trimestre anterior y del 1,1% interanual

El desempleo seguirá subiendo


loultimoenpolitica.blogspot.com

España: La tasa de paro seguirá incrementándose durante los próximos meses aunque a un ritmo menos elevado, lo que provocará que alcance su pico más alto en la mitad del 2010, con una tasa del 22%, según un informe elaborado por Citi tras conocer los últimos datos de paro y afiliación correspondiente al mes de mayo.

El informe repasa el descenso de 24.741 personas en el desempleo de mayo, el primero que se registra desde marzo de 2008 y que tiene lugar tras la mejora de expectativas del pasado mes de abril, cuando el número de parados aumentó en unas 39.000 personas, frente a los incrementos medios de 160.000 personas que se habían registrado en los últimos seis meses.

Sin embargo, el informe de Citi asegura que las cifras de mayo no incluyen el ajuste estacional que tiene lugar en el mercado laboral en los meses de abril, mayo y junio por el comienzo de la temporada de verano y por los contratos temporales que se firman en el sector turístico, datos que después tienden a invertirse cuando llega el otoño.
Así, asegura que, si se ajustan los efectos estacionales del comienzo del verano, el paro creció un 2,9% en mayo, cifra que, a pesar de reflejar un nuevo incremento y de mantener el aumento del paro en un ritmo histórico, pone de manifiesto "cierta estabilización" en la tendencia alcista en la que se había instalado el desempleo en los últimos meses.
En cuanto a la evolución de la afiliación a la Seguridad Social, el informe de Citi pone de manifiesto que se está desacelerando la destrucción de empleo en el mercado español debido, en parte, a los efectos de las medidas adoptadas por el Gobierno para mantener la contratación, como el Fondo de Inversión Local que, según Citi, podría impulsar el empleo cerca de un 2%.

La OEA está bloqueada por tema Cuba


loultimoenpolitica.blogspot.com

Cuba se convirtió hoy en el tema ineludible de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la ciudad hondureña de San Pedro Sula, donde los participantes dejaron claras sus diferentes concepciones sobre el eventual retorno de la isla a este organismo que algunos de sus miembros volvieron a cuestionar fuertemente.

A propuesta de Brasil, los 34 cancilleres americanos acordaron este martes crear un “grupo especial de trabajo” para debatir la reincorporación de Cuba a la OEA, con delegados de 10 países que a puertas cerradas trataban de alcanzar una postura común. De entrada, la mayoría de los países abogan por el retorno de la isla, pero el escollo está en si debe o no condicionarse.
La canciller de Honduras, Patricia Rodas, anunció durante la primera sesión plenaria que su país presentará ante el grupo de trabajo una nueva propuesta “sintetizadora”, dijo, de las “voluntades expresadas por todos los países” y que “recoge el espíritu fundamental de armonía que debe llevar una decisión de tales extremos”.
La 39 reunión del organismo fue inaugurada por el presidente hondureño, Manuel Zelaya, quien llamó a “reparar el error” de marginar a Cuba, y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, que instó a mantener la unidad del organismo. Zelaya subrayó que “el compromiso es de toda América Latina”, al calificar de “aberración” la decisión que tomó la OEA en 1962 contra La Habana.
En la ceremonia inaugural estuvieron presentes además el mandatario nicaragüense, Daniel Ortega, y su par paraguayo, Fernando Lugo, quienes también exigieron el reingreso inmediato de la isla a la organización regional. Ortega dijo que si Cuba no es readmitida “seguiremos siendo cómplices de la sanción”, mientras Lugo mencionó que los motivos de entonces “no tienen razón de ser” ahora.
Pero la secretaria estadunidense de Estado, Hillary Clinton, al culminar una jornada de duras negociaciones, declaró ante la prensa que “no hay consenso” sobre la readmisión de Cuba en la OEA. Antes de partir de Honduras y dejar a los asistentes seguir en los debates, Clinton insistió en que “Estados Unidos aguarda el día en que una Cuba democrática se reintegre al sistema interamericano”, tras haber insistido en que libere prisioneros políticos y amplíe las libertades públicas.
La clave de las divergencias en esta reunión, que concluye este miércoles, estriba en el compromiso democrático que Estados Unidos quieren unir de manera inequívoca a una eventual derogación del decreto por el cual Cuba fue excluido de la OEA en 1962 por su filiación comunista, y que países como Nicaragua, Venezuela, Ecuador o Bolivia rechazan vehementemente por considerarla injerencista.
El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, al inaugurar el encuentro pidió discutir el tema cubano “sin problemas” ni crear “divisiones”, y defendió la “vigencia permanente” del sistema interamericano y sus instituciones en momentos en que “se abre la posibilidad de un fortalecimiento” del organismo “que no hemos tenido desde hace mucho tiempo”.
“Cuando escucho voces que llaman a terminar con la OEA, me pregunto cuántas décadas se requieren para construir algo semejante y quién haría el trabajo que realizamos”, expresó.
Lamentó las acusaciones de que la OEA es una “democracia imperial”, y agregó que hay una “agenda común” en la región y que el presidente estadunidense, Barack Obama, goza de popularidad y credibilidad en el hemisferio.
El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, en rueda de prensa con sus pares Zelaya y Lugo, afirmó que la OEA sigue siendo un “instrumento de dominación” de Washington y consideró “más saludable” crear una organización de estados latinoamericanos y caribeños, al apuntar que no ha visto “ningún cambio” con Obama.
En tono más conciliador el paraguayo Fernando Lugo, quien hoy mismo viajará a Cuba, destacó el debate en la OEA sobre Cuba como una oportunidad “histórica” para discutir el multilateralismo y acabar con la práctica de la exclusión que, dijo, “hoy no tiene cabida” en una América Latina que ve “multiplicarse” iniciativas de integración.
En tanto, el hondureño Manuel Zelaya consideró que la reintegración de Cuba en la OEA sería una “sabia rectificación” de una “infamia”.