18 jun. 2009

Letonia anticipa el futuro de España: crisis bancaria, deflación y década perdida


loultimoenpolitica.blogspot.com

La dura crisis que sufre Letonia y los países del este de Europa anticipa el futuro de España en 2010, según Edward Hugh, el experto en economía española de RGE Monitor, el grupo de análisis que dirige Nouriel Roubini. "Deflación de precios y salarios", crisis bancaria y "década perdida".

Lo
peor de la crisis económica en España puede estar a la vuelta de la esquina, según algunos reconocidos analistas internacionales. Es el caso de Edward Hugh, experto de RGE Monitor, que en su último análisis desgrana su visión sobre el futuro de la economía nacional, equiparándola a la crisis que, en la actualidad padece Letonia.

Hace escasos días el Fondo Monetario Internacional (FMI) y un informe del Banco Central Europeo (BCE) advertía de que los bancos de la zona euro deberán enfrentarse a otros 283.000 millones de pérdidas durante este año y el próximo por préstamos incobrables y depreciación de sus activos. Poco después, la agencia de calificación Moody´s degradó la calidad crediticia de 25 entidades financieras españolas

Tales hechos, junto al creciente aumento de la morosidad (4,42% en abril), anticipan un futuro muy incierto. De hecho, tal y como adelantó Libertad Digital, la próxima degradación podría afectar a la propia deuda pública del Estado español, según Hugh. No obstante, la ministra de Economía, Elena Salgado, ha revisado al alza su previsión de déficit fiscal para este año hasta el 9,5% del PIB. "Seguramente veremos cifras de dos dígitos el año que viene", alerta Hugh, ya que es muy probable que la previsión de la caída del PIB del 3,6% se quede, incluso, corta.

"Opino que este va a ser el último año que el sistema financiero internacional perdone a España un déficit fiscal tan abultado. Estoy de acuerdo con Krugman cuando dice que España necesita una devaluación interna del 20% para poder restablecer su economía. Y este 20% es con respecto a Alemania, que además está en deflación. Así que la corrección que le espera al país va a ser bastante larga y dolorosa. Este agosto cumplirá su segundo año lo que ya está siendo llamada la década perdida de España. Así que esto no ha hecho más que comenzar", añade.

La crisis se trasladará al sur de Europa

Tras la crisis de los países bálticos, la atención se centrará a partir de ahora en la crisis económica y financiera que atraviesa el sur de Europa. "Básicamente la UE en su conjunto parece estar negando lo que sucede. Los mercados se han centrado en el este, pero ahora comienzan a darse cuenta que el sur también existe y que cuando madure estallará con toda seguridad una buena crisis financiera. Cuando llegue ese momento los gobiernos de España y Grecia perderán el control de la situación, igual que ha sucedido en Letonia y Hungría", advierte el analista.

"Este es uno de los motivos por los que estoy siguiendo a Letonia muy de cerca. Pues lo que allí está sucediendo no es más que un simulacro de lo que va a suceder en el sur. El paquete completo de medidas de austeridad fiscal para atacar la recesión y las devaluaciones internas vía precios y deflación de salarios tendrán que aplicarse en el sur para que pueda restablecerse su competitividad y crecimiento económico", indica Hugh.

"Si finalmente Letonia devalúa su moneda (como yo sospecho), el problema podría dar un salto directo desde el este hacia el sur y contagiar la economía española. Obviamente Rumanía es un país muy sensible a cualquier cosa negativa que pueda suceder en Europa, pero España parece mucho más vulnerable que Polonia o la República Checa por sus necesidades de financiación exterior", concluye.

El plan de Obama de dar más poder a la Fed tropieza en el Congreso


loultimoenpolitica.blogspot.com

La reforma financiera propuesta por la Casa Blanca otorga demasiado poder a la Reserva Federal (Fed), dijeron hoy varios legisladores al secretario del Tesoro de Estados Unidos, Tim Geithner, que acudió al Congreso a recabar apoyo para el plan.

Esta reforma, argumentó Geithner, "sentará las bases para un sistema financiero más estable, que pueda ofrecer las ventajas de una innovación financiera impulsada por el mercado, al tiempo que salvaguarda contra los excesos del mercado".

El proyecto fue propuesto por el presidente de EEUU, Barack Obama, y se trata de la mayor reforma financiera impulsada desde la Gran Depresión de los años 30.

Más poder para la Fed

Entre sus principales puntos figura centralizar un mayor poder en la Fed, la creación de una agencia para proteger a los consumidores frente a posibles abusos, un mayor escrutinio de los fondos de alto riesgo (hedge funds) y la exigencia de que los bancos aumenten su capitalización.

Pero no todo el mundo comparte el criterio del titular del Tesoro, uno de los principales arquitectos del plan de reforma.

Entre los puntos más espinosos está el deseo del Gobierno de reforzar la Fed para que supervise aquellas instituciones financieras cuya quiebra puede amenazar a otras firmas y a la economía en su conjunto.

"La Fed ya se encarga de la política monetaria, de las operaciones de la banca a nivel internacional, de la protección de los consumidores y es el prestamista de último recurso", dijo hoy el senador republicano Richard Shelby.

A su juicio, esa multiplicidad de funciones genera en ocasiones conflictos: "No creo que podamos dejar que la Fed desempeñe tantos papeles", añadió Shelby, uno de los que se oponen a que el banco central tenga todavía más atribuciones.

El propio presidente del Comité Bancario del Senado, ante el que compareció hoy Geithner, el demócrata Christopher Dodd, ha reconocido que los planes para convertir a la Fed en un "super-policía" del sector financiero generan preocupación.

"Hay un debate saludable sobre si permitir que la Fed tenga ese papel", dijo Dodd, quien señaló al tiempo que el banco central tiene el conocimiento necesario para llevar a cabo las nuevas funciones.

Reconoció, de todos modos, que existen "preocupaciones legítimas" sobre si una agencia que tiene como prioridad fijar la política monetaria puede asumir nuevas responsabilidades sin pecar de parcialidad.

Consejo de Supervisión

El plan de reforma de la Casa Blanca contempla también la creación de un Consejo de Supervisión de los Servicios Financieros, integrado por varias agencias y que ofrecería asesoramiento a la Reserva Federal.

Algunos observadores creen que los legisladores podrían solicitar que en lugar de la Fed sea ese consejo el que establezca, por ejemplo, los niveles de capital de los bancos.

UE endurecerá la supervisión bancaria: hoy arranca la cumbre de líderes

loultimoenpolitica.blogspot.com


Los líderes de la Unión Europea aprobarán nuevas normas para endurecer la supervisión bancaria en una cumbre de dos días que comienza este jueves y que pretende demostrar que el bloque tiene la crisis económica bajo control. Wall Street respira aliviada por la reforma de Obama y Mervyn King reclama más poderes para el BoE.


Los líderes respaldarán la candidatura del conservador Jose Manuel Durao Barroso para un segundo mandato de cinco años como presidente de la Comisión Europea, proporcionando cierta continuidad en tiempos difíciles.

También se prevé que acuerden garantías legales para ayudar a convencer a los votantes irlandeses de que respalden el tratado de Lisboa, que reforma la toma de decisiones en la UE tras su ampliación a 27 estados miembros.

La cumbre se produce tras unas elecciones al Parlamento Europeo en las que hubo una abstención récord, algo atribuido en parte al desencanto con la desigual respuesta de la Unión a una crisis que ha costado empleos y causado protestas callejeras en la región.

"Creo que en tiempos de crisis necesitamos más que nunca una Unión Europea fuerte y una Comisión Europea fuerte", escribió Barroso a los líderes del bloque, que el jueves por la noche le entrevistarán durante la cena por el nuevo mandato al que aspira.

"Este es, más que nunca, el momento para la acción. El mundo no esperará a Europa", dijo Barroso en una carta defendiendo su candidatura en la que fija sus principales objetivos si es reelegido.

Regulación financiera

La UE ha lanzado medidas de estímulo que dice que costarán hasta el 4% de su producción total, y ahora quiere reforzar un sistema de supervisión financiera que no consiguió proteger a Europa de una crisis que surgió a raíz de unos préstamos hipotecarios de dudoso cobro en Estados Unidos.

Los líderes estuvieron de acuerdo en la necesidad de endurecer la normativa, pero a Londres le preocupa que el anteproyecto que se está discutiendo pueda invadir la competencia de sus reguladores nacionales y controlar el sector de los servicios financieros, algo crucial para la economía británica.

Sin embargo, después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, desvelara el miércoles lo que calificó de la mayor reforma de la supervisión financiera estadounidense desde 1930, los socios europeos de Reino Unido confían en que Londres no tendrá más remedio que sumarse.

Las propuestas de la UE implican crear tres organismos paneuropeos el próximo año para garantizar que los países introducen nuevas normas sobre supervisión, y un nuevo Consejo de Riesgo Sistémico Europeo que vigilaría los preámbulos de los riesgos a la estabilidad.

Los líderes de la UE también intentarán ayudar al bloque a salir del limbo institucional en el que cayó hace cuatro años cuando los votantes franceses y holandeses rechazaron una constitución europea diseñada para dar al bloque una mayor influencia en los asuntos internacionales.

Se prevé que el Gobierno irlandés reciba garantías legales para ayudar a superar las dudas que llevaron a los votantes irlandeses e laño pasado a rechazar el tratado de Lisboa que sustituyó a la constitución y debe ser ratificado por todos los estados de la UE para entrar en vigor.