20 jun. 2009

El Imperialsionísmo quiere un baño de sangre en Irán


loultimoenpolitica.blogspot.com

Habían fracasado; el blindaje, la mano dura, la advertencia a EEUU y las potencias, el cierre de fronteras internas y los controles a la prensa internacional le habían quitado el sustento operativo al "golpe reformista", pero el viernes, cuando la operación "caballo de Troya" agonizaba, el ayatola Jamenei les dio la clave: El "baño de sangre".

Informe especial

De pronto los titulares de la prensa internacional variaron de eje: La "noticia" ya no es el "fraude" electoral sino la "represión" violenta a las manifestaciones de protesta que ya habría decidido ejecutar el gobierno iraní.

Las grandes cadenas internacionales y las usinas políticas del golpismo "reformista" iraní tomaron al pie de la letra la advertencia formulada el viernes por el ayatola Jamenei: "Si hay un baño de sangre, los responsables serán los líderes de las protestas".

Y la invirtieron: "Si hay un baño de sangre, los responsables serán los líderes del gobierno de Irán".

En consecuencia, se presenta la gran oportunidad: Denunciar al régimen que gobierna Irán por "genocidio" y pedir su condena y aislamiento internacional en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Todo indica que van a cambiar las acusaciones de "fraude" por la fabricación de un "Tiananmen iraní", a partir de que el aparato represivo de las milicias y las fuerzas de seguridad actúen para desactivar las manifestaciones por la vía violenta como lo advirtió el viernes el líder supremo.

Y hay una explicación: El régimen iraní se encuentra ante una encrucijada. Si bien los comandos especiales iraníes desactivaron las células preparadas para provocar a la policía y generar represión con muertos en las calles (como sucedió con las 9 víctimas del lunes), los líderes "reformistas" siguieron organizando durante toda la semana "marchas pacíficas" que se han tornado en masivas.

En otras palabras, las fuerzas especiales consiguieron desmontar la provocación callejera orientada a generar enfrentamientos armados y muertos por la represión policial, pero la continuidad de las manifestaciones por vías "pacificas" colocan al gobierno iraní en un situación de debilidad y falta de control.

En el nuevo escenario, la oposición golpista no puede avanzar en sus objetivos iniciales de generar revueltas violentas para crear caos y anarquía, pero el gobierno iraní tampoco puede disolver las "marchas pacíficas" sin reprimir y detener a sus dirigentes a un costo elevado.

En este contexto, las propias palabras de advertencia del ayatola Jamenei alimentaron el nacimiento de la nueva estrategia.

La clave parece estar en el "baño de sangre": Desafiar al gobierno de Irán, saturar las calles de Teherán con las "marchas pacificas", romperle los nervios y la paciencia a los ayatolas, provocar a las fuerzas de seguridad, para obligarles a reprimir sangrientamente las marchas y efectuar detenciones masivas de sus dirigentes.

Más represión con muertos: Eso es lo que hoy esperan EEUU, Israel y las potencias sionistas que digitan bajo cuerda lo que la prensa internacional ya vende al mundo como "masivas marchas de protesta en Teherán".

De la misma manera que vendieron el "Irán terrorista", o el "peligro nuclear iraní", hoy quieren ponerle el rótulo de "genocida" para seguir construyendo operaciones internacionales orientadas a aislar y debilitar al régimen iraní y justificar acciones diplomáticas y militares en su contra.

Las "revolución de los mártires" puede rendir más frutos que la "revolución reformista" contenida y desactivada en sólo horas por los servicios de inteligencia y las fuerzas especiales iraníes que actuaron rápidamente para neutralizar los "focos de contagio" y los centros de comando de la revuelta violenta.

Como siempre, la clave de la nueva estrategia la dio el gerente imperial USA, Barack Obama, quien dijo el viernes estar "muy preocupado" por las advertencias contenidas en el discurso pronunciado por el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei

El sucesor de Bush a su vez advirtió que "el mundo está observando" la evolución de los acontecimientos en Irán.

En declaraciones a la cadena CBS, Obama dijo que, a su juicio, "lo que se ve en Irán son cientos de miles de personas que creen que sus voces no fueron escuchadas y que protestan pacíficamente buscando justicia".

"Y estoy muy preocupado, en base al tono de algunas declaraciones que se han hecho, por que Irán reconoce que el mundo le está observando", afirmó el presidente imperial.

No obstante, y en su estrategia de mostrarse "neutral", Obama subrayó que el conflicto "no es un asunto de Estados Unidos u Occidente contra Irán, sino del pueblo iraní".

Un posterior comunicado de la Casa Blanca aseguró que "Nosotros respetamos la soberanía de Irán y el hecho de que corresponde a su pueblo tomar estas decisiones".

La gran provocación

Las palabras de Obama parecieron marcar las reglas del nuevo escenario, mientras en Teherán todo el arco de la oposición golpista anunciaba su intención de desafiar al régimen iraní convocando a nuevas marchas pacifistas en Teherán.

No obstante la "ilegalización" de las manifestaciones y las advertencias del ayatola Jamenei (bajo cuyo control directo se encuentran las fuerzas armadas y las fuerzas especiales y de seguridad), los dirigentes "reformistas" anunciaron una movilización masiva para este sábado en Teherán.

Las protestas deberían comenzar hacia las cuatro de la tarde (13.30, hora peninsular española).

La provocación es evidente: La zona está ocupada por policías antidisturbios y grupos de milicianos islámicos Basij, afines al Gobierno de Mahmud Ahmadineyad.

El jefe de policía Ahmadreza Radan advirtió que los agentes responderán "con firmeza y determinación" ante las marchas "ilegales" que se produzcan "a partir de hoy", según la agencia semioficial Fars News.

Agencias, cadenas televisivas y diarios internacionales coinciden en la misma apreciación: Las manifestaciones "ilegalizadas" corren el riesgo de ser reprimidas brutalmente, lo que llevaría a un escenario similar a lo que ocurrió en la Plaza de Tiananmen, cuando el régimen chino reprimió duramente la revuelta de 1989.

La mesa del régimen iraní "genocida" está servida.

Ahora falta saber la movida de los ayatolas, los que alguna experiencia en guerra psicológica y en golpes encubiertos de la CIA, tienen.

*****

Informes complementarios:

Preparación de terreno: La CIA y el trasfondo de "guerra civil" en Irán

Ahmadineyad arrasó: Se fortifica la línea dura de los halcones nucleares
Irán en guerra interna: Que busca la operación "caballo de troya" contra Ahmadineyad

Jamenei ratifica reelección de Ahmadinejad y exige fin de manifestaciones


loultimoenpolitica.blogspot.com

El guía supremo iraní Alí Jamenei defendió el viernes la legitimidad de la reelección del presidente Mahmud Ahmadinejad y exigió el fin de las manifestaciones de protesta, sin precedentes en 30 años de República Islámica.

IAR Noticias /
AFP

Al atardecer, numerosos basijs, milicianos islamistas que apoyan al presidente, se desplegaron en las principales avenidas de la capital.

Por primera vez desde el principio de las protestas, estaban vestidos con su uniforme y tenían cascos y porras, y algunos hasta fusiles de asalto Kalachnikov, según testigos.

Los basijs instalaron piquetes en las principales calles de Teherán.

"La demostración de fuerza en la calle es un error, quiero que termine", afirmó Jamenei, que ocupa el cargo con más poder en la República Islámica, y advirtió que "no cederá a las manifestaciones.

En su primera aparición pública tras una semana de grandes manifestaciones de protestas contra el resultado de las presidenciales del 12 de junio, el ayatolá Jamenei excluyó que un fraude en gran escala haya podido alterar el resultado del escrutinio y advirtió a los contestatarios liderados por el principal rival de Ahmadinejad, el ex primer ministro Mir Hosein Musavi, contra el "extremismo" que conduce a la violencia.

"El pueblo ha elegido a quien quería elegir" y Ahmadinejad "fue electo con 24,5 millones de los votos" (63%), dijo Jamenei, en un largo sermón en la Universidad de Teherán ante miles de fieles, incluido el presidente, antes de la oración de los viernes.

Para Jamenei, por el contrario, "la elección demostró la confianza del pueblo en el régimen" islámico, debido a la excepcional participación de 85%.

Jamenei concedió que cualquier duda debe ser examinada a través de los canales legales, pero descartó que se ponga en entredicho el resultado final.

Jamenei aportó además su respaldo a las posiciones políticas de Ahmadinejad, considerado como un radical dentro del régimen islámico.

Las "opiniones del presidente son más cercanas a las mías" que las de Akbar Hachemi Rafsanyani, ex presidente de la República Islámica, que apoyó a Musavi, declaró.

La oposición no reaccionó inmediatamente al discurso de Jamenei y por primera vez anuló una manifestación prevista para este viernes en la Universidad, donde el ayatolá Jamenei habló.

Los seguidores de Musavi habían previsto otra manifestación el sábado, pero las autoridades la prohibieron.

Los partidarios de Musavi, que según los resultados oficiales obtuvo 34% de los votos, protagonizaron a lo largo de toda la semana gigantescas protestas que el lunes condujeron a incidentes en los que murieron siete personas, según la televisión oficial, y 10 según Amnestía Internacional.

Posteriormente, el Gobierno prohibió a la prensa extranjera cubrir manifestaciones "ilegales".

El guía supremo arremetió también contra los países occidentales, en particular Gran Bretaña.

"Los diplomáticos de varios países occidentales que nos hablaban hasta ahora con un lenguaje diplomático mostraron su verdadero rostro, en primer lugar el gobierno británico", dijo Jamenei ante la muchedumbre que gritaba: "Abajo Gran Bretaña".

Esas acusaciones provocaron una inmediata convocatoria del embajador de Irán en Londres, a quien se le comunicó que las expresiones de Jamenei eran "inaceptables".

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE), reunidos en Bruselas, llamaron el viernes "a garantizar el derecho de reunión y expresión pacífica de todos los iraníes y a abstenerse de recurrir a la fuerza contra manifestaciones pacíficas".

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, advirtió a Irán que "el mundo observa" su comportamiento ante la crisis post-electoral en ese país.

"En vista del tenor y del tono de ciertas declaraciones que han sido hechas, me parece muy importante que el gobierno iraní se dé cuenta de que el mundo observa" su accionar, dijo Obama en una entrevista que concedió a la cadena televisiva CBS News.

La abogada iraní y Premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi llamó por su parte a la comunidad internacional a "impedir que el Gobierno iraní dispare contra el pueblo".

Obama contra los Paraídos Fiscales



loultimoenpolitica.blogspot.com

Con el déficit público creciendo y disparando aún más el gasto público con sucesivos planes de rescate, Obama se ha puesto manos a la obra para desmantelar paraísos fiscales. En su gira, la primera parada ha sido Suiza.


Los EEUU ya se han puesto manos a la obra en su intención de ir acabando con los paraísos fiscales. En concreto, las negociaciones ya están abiertas con Suiza. Según informa AP, ambos países ultiman un acuerdo para incrementar los flujos de información fiscal que comparten para ayudar a reprimir la evasión de impuestos.

El Departamento del Tesoro dijo este viernes que las dos naciones ya han concluido sus negociaciones sobre la modificación de los tratados fiscales. Las principales discusiones se produjeron por las investigaciones de las autoridades judiciales de Estados Unidos sobre el gigante suizo UBS y las sospechas de éstos de que esta entidad bancaria ha ayudado a miles de clientes norteamericanos a evadir impuestos.

Al respecto, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, ha señalado que la administración Obama está comprometida a reducir la evasión de impuestos. "Es un intento de incrementar nuestra capacidad para hacer cumplir nuestra normativa fiscal y pondrá fin a una era de evasión de impuestos", dijo el secretario del Tesoro.

EEUU espera firmar en los próximos meses un protocolo con Suiza para compartir mayor información entre ambos países. No obstante, la intención de la administración Obama puede entrar en colisión directa con las leyes suizas.

Geithner apela al modelo de convenio del impuesto sobre la renta aprobado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Pero lo cierto es que las autoridades norteamericanas han estado presionando a UBS para que le ofrezca los nombres de los 52.000 clientes americanos que son sospechosos de evasión fiscal.

Un juez federal de Miami ha programado audiencias para el mes de julio del Servicio de Impuestos Internos, también con el objetivo de obtener los nombres de estos 52.000 clientes estadounidenses de UBS.

De momento, el Gobierno suizo ha afirmado durante la presentación judicial que el caso podría poner en peligro el progreso de las negociaciones de tratados de impuestos. Por otro lado también ha advertido de que la entrega de los nombres de los clientes de UBS que reclama EEUU puede entrar en colisión con el derecho suizo.

UBS ya ha pagado 780 millones en multas y denuncias. EEUU sospecha que los bancos suizos, famosos por el celo que empeñan en preservar la identidad de sus clientes y en la discreción con la que tratan los asuntos financiero, tienen 2 billones de dólares en dinero extranjero (12% de la producción económica del país).

Finalmente, y después de tres días de deliveraciones, el Ministerio de Economía suizo señaló, en un comunicado, que se había alcanzado un acuerdo con EEUU. El Ministerio señaló que las empresas suizas, así como los gobiernos locales, podrán disponer de tiempo para comentar y analizar las propuestas y también podrán sugerir cambios. El parlamento Federal de Suiza será el encargado de decidir si el nuevo acuerdo está preparado para ponerse en funcionamiento.

En el Grupo de los 20 líderes de la cumbre en Londres en abril, el presidente Obama respaldó los esfuerzos para impulsar la adhesión de todos los países a las normas internacionales para el intercambio de información fiscal, como parte de un paquete de iniciativas adoptadas para hacer frente a la crisis económica mundial.

Suiza, como otros países, es considerado un bastión del secreto bancario y llevan mucho tiempo soportando la presión de EEUU, Alemania, Francia y Gran Bretaña. De momento, Geithner está tratando de cerrar acuerdos también con Luxemburgo y Gibraltar.

Tres bancos menos en EEUU; y van......


loultimoenpolitica.blogspot.com

Tres bancos regionales estadounidenses han sido cerrados por el regulador bancario, llevando a 40 el número de bancos en quiebra en Estados Unidos desde el comienzo del año.

La FDIC, la agencia gubernamental que garantiza los depósitos bancarios, anunció en tres comunicados diferentes el cierre del Cooperative Bank, con sede en Wilmington (Carolina del Norte); del Southern Community Bank, en Fayetteville (Georgia) y del First National Bank of Anthony, en Anthony (Kansas).

La FDIC realizó acuerdos con los bancos regionales para la toma de depósitos y ciertos activos de esos bancos.

Los del Cooperative Bank -774 millones de dólares de depósitos, con 970 millones de dólares en activos- serán asumidos por el First Bank (Troy, Carolina del Norte), y los del Southern Community Bank -307 millones de depósitos, 377 millones de dólares en activos- por United Community Bank (Blairsville, Géorgie), y los del First National Bank -142 millones de dopósitos, 157 millones de activos- por el Bank of Kansas (South Hutchinson, Kansas).

El Medio Oeste y el Sudoeste, muy afectados

Estas nuevas quiebras reflejan hasta qué punto la recesión afecta las regiones del Medio Oeste y del Sudoeste del país. En el caso del estado de Georgia, se registró la quiebra de siete bancos regionales desde el comienzo del año.

El costo total de estas tres quiebras queda en 363 millones de dólares para el FDIC, de los cuales 217 millones de dólares para el Cooperative Bank, 114 millones para el Southern Community Bank y 32 millones para el First National Bank.

El regulador bancario asegura los depósitos tomados a fin de aportar garantías a los clientes de los establecimientos en quiebra.

Todas las sucursales de los bancos cerrados deben reabrir el lunes bajo el nombre de sus nuevos responsables.