28 sept. 2008

El "rescate financiero" se votará mañana; pero "la solución" no aparece.

loultimoenpolitica.blogspot.com

COMIENZA UNA SEMANA CON MÁS PROBLEMAS QUE SOLUCIONES. EL RESCATE APARENTEMENTE AHORA, SÍ SE CONCRETARÁ; LO QUE NADIE PUEDE ASEGURAR ES QUE FUNCIONE. MAS BIEN SE PIENSA EN TODO LO CONTRARIO.

Wachovia, Fortis y Bradford & Bigley están pendientes de un hilo y las bolsas lo acusarán. Comienzo de semana tremendamente incierto para los mercados, que deben enfrentarse a un escenario tremendamente contradictorio.
Por un lado, el acuerdo -aparentemente definitivo esta vez- entre demócratas y republicanos para aprobar el plan de rescate del sector financiero debería ser recibido con alegría. De hecho, Wall Street acabó subiendo el viernes por las expectativas de que se alcanzara un acuerdo durante el fin de semana.
Pero este elemento claramente positivo tendrá que enfrentarse a las pésimas noticias referidas a los bancos que no pueden esperar a este plan: tras la quiebra de Washington Mutual y su venta a JP Morgan, ahora llega el turno de Wachovia. Y lo que es más preocupante: la crisis llega a Europa, donde el británico Bradford & Bigley ha sido nacionalizado este fin de semana y donde el gigante de los Países Bajos Fortis puede correr la misma suerte si no encuentra comprador en las próximas horas.
Así pues, aunque es posible que hoy veamos subidas, será difícil que vayan muy lejos mientras no se frene este aluvión de malas noticias bancarias. Y estas noticias serán las que marcarán una semana más el comportamiento de las bolsas, que la pasada consiguieron rebotar en zona de soporte crítico, pero no fueron capaces de mostrar suficiente fortaleza para una subida sostenible. No olviden, por último, que la prohibición de las posiciones bajistas en el sector financiero en las principales plazas sesga claramente el mercado hacia el lado alcista.
Aparte de las tribulaciones del sector financiero, la semana nos traerá una verdadera avalancha de datos económicos; y no olviden que la pasada terminó con una rebaja del PIB del segundo trimestre en su estimación final hasta el 2,8%. Hoy tendremos gastos e ingresos personales con el índice de precios PCE; el martes, el PMI de Chicago y la confianza del consumidor; el miércoles, el ISM, el gasto en construcción y las ventas de coches; el jueves, los pedidos de fábrica; y el viernes, la estrella de la semana: el paro de septiembre, acompañado por el ISM de servicios.
Finalmente, tendremos que seguir pendientes del petróleo tras la subida histórica de la semana pasada y la posterior corrección. Si retoma las alzas, el escenario se complicará todavía más para las bolsas.

No hay comentarios: