24 sept. 2008

Ecuador endurece sanciones contra constructora brasileña

loultimoenpolitica.blogspot.com
RAFAEL CORREA SE ELEVA COMO UN ESTADISTA DIGNO EN AMERICA LATINA.
Ecuador endureció el miércoles las sanciones contra la brasileña Odebrecht al anunciar que no pagará un crédito por 200 millones de dólares a Brasil, que ofreció protección en Quito a dos empleados de esa constructora cuyos bienes fueron embargados por una disputa legal.
El presidente Rafael Correa anticipó que dejará en suspenso el pago al día siguiente de haber ordenado la requisición y militarización de los bienes de Odebrecht por rehusarse a reconocer una millonaria indemnización por los daños en la hidroeléctrica San Francisco, la segunda del país con capacidad de 350 megavatios.
"Nosotros pensamos seriamente en no pagar ese crédito de Bandes (...), que lo dio a través de Odebrecht para la construcción de San Francisco, y que también tiene graves irregularidades", dijo el mandatario.
Explicó que "es un dinero que se le da a la empresa, pero aparece como deuda de Ecuador con Brasil. Pero más aún es un préstamo de centenas de millones de dólares, de más de 200 millones, para un proyecto que no sirve".
El jefe de Estado recalcó su rechazo a pagar el crédito que financió la construcción de San Francisco, que dejó de operar hace dos meses por daños en las turbinas que se presentaron un año después de ser entregada.
Correa además desestimó "repercusiones internacionales" por las sanciones contra Odebrecht y agregó que "lo que ha hecho esta empresa en Ecuador es terrible", y que ya habló del tema con el presidente Luiz Inacio Lula da Silva.
"En Brasil la medida seguramente enfurecerá al gobierno, que respalda fuertemente a sus transnacionales, mientras que afuera esto será visto como una confiscación", dijo por su parte Carlos Espinosa, experto en relaciones internacionales de la Universidad San Francisco (privada).
Tras el embargo Brasilia anunció que su embajada en Quito mantiene como "huéspedes" a dos brasileños empleados de la constructora, a quienes no identificó.
"La embajada está ofreciendo la protección que precisan estos dos ciudadanos brasileños", dijo a la AFP un portavoz de la cancillería brasileña y añadió que otros dos funcionarios ya están en Brasil. Correa suspendió el derecho a movilizarse libremente a Fabio Andreani Gandolfo, Fernando Bessa, Luiz Antonio Mameri y Eduardo Gedeon, funcionarios de Odebrecht, a quienes también prohibió salir del país.
Según versiones de prensa, los directivos habían salido de Ecuador antes de que fuera dictaminada la acción contra la firma brasileña, con negocios por unos 800 millones de dólares en la nación andina. Correa, quien ordenó que los militares custodien las obras pendientes de Odebrecht (un aeropuerto, dos represas para riego y otra hidroeléctrica), declaró que "mientras más buscamos, más irregularidades encontramos".
"Se les dijo: arreglen esto y reconozcan el lucro cesante", pero la firma "se ha negado irresponsablemente a indemnizar por los perjuicios ocasionados al Estado", argumentó.
El vicepresidente de Odebrecht, Paulo Oliveira, expresó a su vez que espera una "solución negociada" y que se mantiene el "compromiso" de reparar la hidroeléctrica.
Consideró que una propuesta presentada a Quito para solucionar el problema fue "altamente positiva" con oferta de un depósito de garantía por 43 millones de dólares y una auditoría internacional permanente, pero Correa replicó que Odebrecht se negó a firmar el acuerdo en dos ocasiones. El canciller brasileño, Celso Amorim, expresó su expectativa de que el tema sea "discutido en los próximos días y esperamos que pueda resolverse".
Por su parte, la Confederación Nacional de la Industria (CNI) de Brasil rechazó el embargo y pidió a Brasilia una "actuación firme".

No hay comentarios: