18 sept. 2008

Bancos Centrales acuerdan inyección de capitales

loultimoenpolitica.blogspot.com
MEDIDA EXTREMA PERO DE DUDOSA DE EFECTIVIDAD.
Los seis principales bancos centrales anunciaron hoy "medidas coordinadas" contra la falta de liquidez en los mercados financieros globales, para hacer frente a la escasez de financiación en dólares en todo el mundo, y acordaron inyectar hasta 180.000 millones de dólares.
La Reserva Federal de EEUU (Fed), el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Japón (BOJ), el Banco de Inglaterra, el Banco de Canadá y el Banco Nacional Suizo coordinaron una batería de medidas para paliar "las elevadas presiones sobre los mercados de suministro de dólares a corto plazo".
La Fed ampliará en 180.000 millones de dólares la capacidad de intercambio de divisas con los otros bancos centrales para que éstos puedan proporcionar financiación en dólares a las entidades comerciales de sus respectivos países.
Los entidades encargadas de diseñar la política monetaria de las principales economías del mundo lanzaron hoy este golpe de efecto cuando en Asia era media tarde y muchas de las bolsas de la región flaqueaban.
En algunos casos perdían porcentajes superiores al 7 por ciento pero el sólo anuncio sirvió de bálsamo, después de que los tres días de ingentes inyecciones de capital que han ejecutado los bancos centrales no hubieran logrado disipar los miedos a una paralización del mercado interbancario.
La Fed y los otros bancos centrales se presentan de este modo como garantes últimos de la solidez del mercado financiero global.
Las medidas que han anunciado llegan cuando el terremoto financiero que vive estos días Wall Street ha comenzado a amenazar a entidades de otros países.
Por ejemplo, la amenaza de grave crisis ha obligado hoy al Lloyds a adquirir HBOS en el Reino Unido, en una operación en la que ha intervenido el primer ministro británico, Gordon Brown.
El "vía crucis" que viven estos días muchos de los mayores bancos de inversión y aseguradoras de Wall Street provoca que ya no haya confianza ni en las entidades que en principio presentan una contabilidad saludable.
El ejemplo de este fenómenos es que ha tenido que ser la Fed estadounidense la que salga en rescate de la aseguradora en apuros, AIG, la mayor del mundo.
Ante la posibilidad de que la esclerosis del sistema financiero estadounidense se contagie, y dada la reticencia de las entidades financieras privadas a prestarse dinero entre sí, el Banco de Inglaterra y el BCE anunciaron hoy sendas ofertas de 40.000 millones de dólares.
El Banco de Canadá anunció inyecciones de 10.000 millones de dólares y el Banco Nacional Suizo un máximo de 15.000 millones.
Por su parte, el Banco de Japón (BOJ) acordó con la Fed un intercambio de divisas por valor de 60.000 millones de dólares para suministrar préstamos en divisa estadounidense en el mercado nipón.
La decisión de los grandes bancos centrales del mundo, sólo uno de ellos asiático, se anunció con las bolsas europeas recién abiertas y poco después de que cerrara el Nikkei japonés.
El parqué tokiota se dejó hoy un 2,21 por ciento de su valor, una cantidad limitada en principio, a pesar de que los inversores nipones ven como el Nikkei no deja de caer y ya se está acercando a los 11.000 enteros.
Las bolsas chinas, incluida la de la ex colonia británica de Hong Kong, amenazaban con un descalabro total durante la jornada, pero salvaron la jornada con pérdidas asumibles.
El Hang Seng, que llevaba seis días consecutivos de pérdidas, llegó a ir perdiendo un 7,9 por ciento en algún momento del día, pero la intervención de los bancos centrales invirtió la tendencia y el índice hongkonés terminó ligeramente al alza.
El anuncio de los bancos centrales, sin embargo, no llegó a tiempo para el cierre del Kospi surcoreano, que cayó un 2,3 por ciento, y los grandes bancos locales perdieron porcentajes superiores al 7 por ciento.

No hay comentarios: