18 abr. 2009

Obama: "no vine para ocuparme del pasado sino del futuro"

loultimoenpolitica.blogspot.com

Reconocer los matices en politica requiere de sabiduría: El presidente estadounidense, Barack Obama, aseguró en Trinidad que está dispuesto a dialogar con Cuba, pero no para "hablar por hablar", y subrayó que Estados Unidos no es el único país que debe cambiar. Luego, ante los emplazamientos de un país tras otro sobre el tema Cuba y el bloqueo, y las agresiones Imperialistas en el continente señaló que: no había llegado para "ocuparse del pasado, sino del futuro".

"En los últimos dos años, he indicado y lo repito hoy que estoy preparado para que mi administración se comprometa con el gobierno cubano en una amplia lista de temas, desde los derechos humanos, la libertad de expresión y la reforma democrática, hasta drogas, migración y asuntos económicos", afirmó, en la apertura de la Cumbre en Puerto España.

"Seré claro: no estoy interesado en hablar por hablar. Pero sí creo que podemos conducir las relaciones cubano-estadounidenses hacia una nueva dirección", añadió.

Las palabras de Obama se producen un día después de que su secretaria de Estado, Hillary Clinton, aludiera a una "apertura" por parte de los dirigentes cubanos.

El jueves, en Venezuela, donde asistió a una Cumbre de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), el presidente cubano Raúl Castro se declaró dispuesto a un diálogo abierto con Estados Unidos, pero "en igualdad de condiciones y sin la más mínima sombra sobre nuestra soberanía".

"Le hemos mandado a decir al gobierno norteamericano, en privado y en público, que estamos abiertos cuando ellos quieran a discutirlo todo, derechos humanos, libertad de prensa, presos políticos, todo lo que quieran discutir", dijo Castro en Cumaná (este de Venezuela), en la reunión que agrupa a países de la izquierda latinoamericana.

En respuesta, Obama dijo en su discurso que "Estados Unidos busca un nuevo comienzo con Cuba".

"Sé que el camino es largo para superar décadas de desconfianza. Ya he cambiado una política hacia Cuba (de Estados Unidos) que debía favorecer la libertad y dar su oportunidad a los cubanos, pero que fracasó", añadió, reconociendo fallas en las anteriores políticas de Washington hacia la isla.

No obstante, "no vine para ocuparme del pasado sino del futuro", advirtió el presidente estadounidense.

"Estados Unidos cambió. No fue siempre fácil pero cambió. Así que considero importante recordar a los líderes aquí presentes que no sólo Estados Unidos tiene que cambiar. Todos nosotros tenemos la responsabilidad de mirar hacia el futuro", insistió, señalando que no se puede "culpar a Estados Unidos de cada problema que se produce en el hemisferio".

El mandatario llegó a la cumbre de las Américas precedido por exhortaciones más o menos claras de que debe levantarse el embargo estadounidense que afecta a Cuba desde 1962.

En su discurso al inaugurarse la Cumbre, la presidenta argentina Cristina Kirchner pidió a Obama el levantamiento del embargo que desde hace 47 años mantiene Estados Unidos sobre Cuba, al que calificó de "anacronismo", y que no pierda la oportunidad histórica de construir "una nueva relación entre las Américas".

Poco antes, Obama y el presidente venezolano, Hugo Chávez, quien ha sido acérrimo detractor de la política estadounidense, se saludaron con un apretón de manos al encontrarse en la cumbre. "Quiero ser tu amigo", dijo el mandatario caribeño a su par estadounidense.

Pocos días antes de llegar a Trinidad y Tobago, Obama anunció que levantaba todas las restricciones sobre viajes y remesas de dinero de cubano-estadounidenses a la isla.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, anunció que pedirá en la Asamblea General de junio que se derogue la suspensión de Cuba de este foro internacional desde 1962.

No hay comentarios: