22 abr. 2009

Lugo: Dejó el sacerdocio pero no ha pérdido los hábitos


loultimoenpolitica.blogspot.com

El presidente paraguayo y ex obispo católico, Fernando Lugo, sumó el miércoles su tercera denuncia de paternidad, en un nuevo capítulo del escándalo que sacudió al país y afectó la credibilidad del mandatario.

Foto: Fernando Lugo en su época de Obispo, haciendo un casting

Una docente de 39 años dijo que Lugo era el padre de su hijo de poco más de un año, pero aseguró se encuentra en conversaciones con el abogado del presidente y no presentará ninguna demanda de paternidad.

El caso coincidió con la presentación de una acción judicial de parte de una humilde vendedora de 27 años que aseguró haber tenido una relación con Lugo cuando era obispo, fruto de la cual nació, hace seis años, un niño que lleva el nombre del gobernante.

Lugo, de 57 años y que cumplió ocho meses en el cargo, vio caer su popularidad tras el revuelo causado por las denuncias, que provocaron duras críticas de la oposición y de jerarcas de la Iglesia Católica, religión que profesa la mayoría de los paraguayos.

Damiana Morán se convirtió en la tercera mujer que atribuye públicamente a Lugo la paternidad de un hijo, quien a diferencia de los otros dos, habría sido concebido luego de que el presidente renunciara al sacerdocio para dedicarse a la política.

"No voy a presentar demanda porque ya está encaminado, ya está la conversación instalada para que él asuma su responsabilidad como corresponde y salvaguardando los derechos del niño", dijo Morán a una radioemisora de Asunción.

Agregó que Lugo no supo sobre su embarazo porque se produjo en momentos en que éste iniciaba su carrera política y ella optó por dar "prioridad al proceso" de cambio liderado por el ex obispo, que acabó con más de seis décadas de Gobierno del conservador Partido Colorado.

"Hable con él el lunes, cuando decidí hablar (con la prensa) antes que esto sea tergiversado. Me dijo que a partir de ahora van a establecer una estrategia con (el abogado de Lugo) Marcos (Fariña)", explicó la mujer.

DEMANDA

Mientras Morán daba detalles de su relación, Benigna Leguizamón presentaba su caso ante un juzgado de la niñez tras haber fracasado un arreglo extrajudicial impulsado por el abogado del presidente.

"Vengo ante estas cámaras a pedirle que sea fiel en el juicio y que ponga de su parte, que acelere el juicio. Nosotros pedimos que tome atención por este pobre chico que está necesitando", dijo Legizamón a la juez a quien presentó el escrito ante decenas de cámaras de televisión que siguieron el procedimiento.

Lugo dijo que estaba dispuesto a actuar siempre con el argumento de la verdad y a ponerse a disposición de la Justicia para aclarar la denuncia de Legizamón, aunque no se pronunció sobre el caso de Morán.

La semana pasada, el jefe de Estado admitió en un mensaje televisado que era el padre de un niño de casi dos años, fruto de una relación con una joven cuando todavía era sacerdote. Lugo inscribió al niño en el registro e inició los trámites para que éste llevara su apellido.

El escándalo que rodea al presidente se produce en momentos en que comienzan a aparecer las primeras fracturas en la coalición de Gobierno y en medio de un distanciamiento entre Lugo y su vicepresidente, Federico Franco, a quien algunos sectores acusan de conspirar contra el gobernante.

No hay comentarios: