23 abr. 2009

La "Elite" tampoco paga

loultimoenpolitica.blogspot.com

La morosidad hipotecaria en EEUU alcanzó el 4% en enero. Sin embargo, destaca el aumento de los impagos entre los hipotecados de clase media y alta (hipotecas prime), cuya tasa de morosidad ha subido desde el 1,93% en diciembre al 2,89% en enero. La segunda oleada subprime sigue su curso.


El volumen de impagos hipotecarios aumenta en EEUU. La morosidad (más de 60 días de retraso en el pago de la cuota) crece desde el 3,02% en diciembre de 2008 hasta el 4,02% el pasado enero, según los últimos datos oficiales. La tasa de impagos superior a los 90 días de retraso crece igualmente hasta el 2,45%.

El dato relevante, sin embargo, es que las dificultades para hacer frente al pago de la hipoteca no sólo afecta a familias de rentas bajas (las conocidas hipotecas subprime) sino que la oleada de impagos crece de forma sustancial entre las clases medias y altas (hipotecas prime), tal y como avanzó Libertad Digital.

Así, el número de préstamos de dudoso cobro aumenta desde los 497.131 en diciembre hasta los 743.686 del pasado enero, un crecimiento próximo al 50% intermensual. La tasa de mora de las hipotecas prime sube del 1,93% en diciembre hasta el 2,89% en enero.

Mientras, las hipotecas de menor calidad crediticia (nonprime) que han entrado en mora suben desde las 428.705 hasta las 485.365 en ese mismo periodo, un aumento del 13,2% intermensual. Su tasa de mora crece desde el 8,75% hasta el 9,96% en enero.

En tasa interanual, prácticamente se han duplicado los impagos tanto en hipotecas prime como subprime. Así, el índice general de mora superior a los 60 días sube desde 1,95% hasta el 4,02%. En las hipotecas prime, la mora crece desde 1,18% (enero de 2008) hasta el 2,89% (enero de 2009), mientras que en las nonprime sube desde el 5,83% hasta el 9,96%.



Como resultado también crecen los embargos en ambas categorías de hipotecas, afectando tanto a rentas bajas como medias y altas.




EEUU cuenta en la actualidad con cerca de 24 millones de desempleados, una tasa de paro superior al 8%. A ello se suma la posible quiebra de General Motors que, de golpe, llevaría al paro a más de 230.000 trabajadores directos. El aumento del desempleo en la primera potencia mundial es uno de los factores clave para entender el incremento de la morosidad hipotecaria.

Así, tal y como reflejan los informes oficiales, las tres principales razones que dificultan el pago de los créditos es, por este orden, la reducción de los ingresos (34,1% de los casos de impago), el exceso de obligaciones crediticias (19,8%) y el desempleo (8,1%).

Con la prolongación de la recesión económica, el volumen de impagos hipotecarios se ha extendido desde las hipotecas subprime en 2006 y 2007 hasta las hipotecas Alt-A (clase media) y prime (clase media-alta), cuyas tasas de mora se han disparado en 2008, tal y como reflejan los siguientes gráficos.

La mora de las hipotecas subprime prácticamente se ha liquidado en 2006 y 2007:



El impago de hipotecas medias también implosionó poco después.



Sin embargo, los analistas esperan ahora una evolución de las hipotecas prime (las de mayor calidad y menor riesgo crediticio) muy negativa en 2009. La tasa de mora roza ya el 3% -una cifra alarmante en este tipo de hipotecas-, y todo indica que seguirá aumentando conforme la recesión continúe y el empleo aumente en EEUU.

No hay comentarios: