23 abr. 2009

EEUU amenaza a Irán


loultimoenpolitica.blogspot.com

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, dijo que su país está preparado para aplicar sanciones "muy duras" a Irán si las autoridades iraníes no se comprometen en el diálogo internacional sobre su programa nuclear.

Obama ataca a la industria de las tarjetas de créditos por...

Hablando ante el Comité de Relaciones Exteriores del Congreso, Clinton dijo que aunque el gobierno de Barack Obama ha iniciado una nueva diplomacia "basada en la asociación, el pragmatismo y los principios", si Teherán no da señales positivas, Washington sentará las bases para aplicar "sanciones muy duras y contundentes".

Las relaciones entre EE.UU. e Irán son tensas especialmente por el polémico programa nuclear iraní que Washington y países occidentales temen que tenga como fin construir bombas atómicas.

Teherán niega esos temores e insiste en que tiene derecho a desarrollar un programa nuclear pacífico.

Obama ofreció recientemente a las autoridades iraníes intentar "un nuevo comienzo" en las relaciones bilaterales y crear "lazos constructivos".

Doble estrategia

Según Jonathan Marcus, experto de la BBC en temas internacionales y diplomáticos, las palabras de Clinton hacen énfasis en dos aspectos de la estrategia de Obama.

Por una parte se hace hincapié en el compromiso con ese "nuevo comienzo" y en el intento de dejar atrás las viejas rivalidades.

Por otro lado -de acuerdo con Marcus- queda de manifiesto que la Casa Blanca está dispuesta a revertir su política y endurecer su posición si Teherán no muestra una voluntad de negociar sus ambiciones nucleares con la comunidad internacional.

El analista añade que los comentarios de Clinton persiguen, a la vez, fines de política internar: asegurar a los críticos de Obama en Estados Unidos que la nueva estrategia con respecto a Irán no significa que la Casa Blanca está dando muestras de debilidad.

"Amenaza" en Pakistán

Clinton también advirtió de la "amenaza mortal" para la seguridad mundial que en su opinión supone la política del gobierno de Pakistán sobre el Talibán, informó desde Washinton el corresponsal de la BBC Richard Lister.

El presidente Ali Zardari promovió a principios de mes una ley que permitió la instauración de la Sharia, o ley islámica, en el Valle de Swat, como parte de un acuerdo con el Talibán para acabar con la insurgencia en la zona.

La secretaria de Estado de Barack Obama acusó por ello a Pakistán de "abdicar ante los extremistas".

"No podemos subestimar la importancia de la amenaza que existe contra el estado de Pakistán", dijo Clinton, quien lamentó que "un grupo de terroristas intenta derrocar" al estado paquistaní.

No hay comentarios: