17 sept. 2008

La tierra parece abrirse y el mundo financiero se hunde

loultimoenpolitica.blogspot.com
TODO ESTÁ HUNDIDO, EUROPA, WALL STREET, LATINOAMERICA
Las bolsas mundiales registraron fuertes caídas este miércoles tras el breve respiro que les aportó el rescate sin precedentes por parte del Tesoro estadounidense de la aseguradora AIG, un respiro que se esfumó por el temor a que haya nuevas víctimas.
Sacudidos por el anuncio, el lunes, de la quiebra del cuarto banco estadounidense de inversiones, Lehman Brothers, los mercados volvieron a temblar ante la idea de que la empresa de seguros American International Group (AIG) siguiese la misma suerte.
El susto pasó con la noticia de que la Reserva Federal estadounidense (Fed) otorgará un préstamo de 85.000 millones de dólares a la empresa y pasará a controlarla en un 80%, en lo que se considera una decisión histórica.
La bolsa de Nueva York se hundió otra vez, luego de que el lunes registrara su caída más violenta (-504 puntos) desde los atentados del 11 de setiembre de 2001: el índice Dow Jones descendió este miércoles 4,06% y el Nasdaq 4,94%.
Las plazas latinoamericanas fueron arrastradas por Wall Street, con el Ibovespa de Sao Paulo cayendo 6,74%, México -4,7%, Buenos Aires -5,07% y Santiago -2,57%.
Las bolsas europeas cerraron también con fuertes pérdidas. Londres terminó en baja de 2,25%, París se hundió a su menor nivel desde mayo de 2005, con el CAC 40 cediendo 2,14% para situarse en 4.000,11 puntos, y Francfort cerraba cediendo un 1,75%.
El índice europeo Eurostoxx 50 perdió un 2,49%. Entre las otras plazas europeas, Amsterdam cayó 3,83%, Estocolmo 3,65% y Bruselas 3,13%. Madrid cedió 2,29%, Zurich un 1,17%, Milán 2,52% y Lisboa 1,87%.
El índice Latibex, que reúne a 38 valores latinoamericanos cotizados en euros en la bolsa de Madrid, perdió 63,3 puntos (-2,34%).
Los mercados asiáticos habían recibido favorablemente el gesto de las autoridades, pero luego, las miradas se dirigieron al banco británico HBOS, el mayor proveedor de hipotecas de ese país, cuyas acciones perdieron un 52% de su valor antes de anunciar que estaba en negociaciones para ser adquirido por Lloyds TSB.
"Habrá más víctimas en el sector financiero. Si las condiciones del mercado son tan malas que el gigante AIG necesita que el gobierno lo rescate, ¿qué ocurrirá con los actores pequeños y medianos?", preguntó el analista Julian Jessop, de Capital Economics.
"La idea del gobierno asumiendo más pasivos", explicó Patrick O'Hare, de Briefing.com, "no es reconfortante".
Como reflejo del nerviosismo reinante, los precios del oro se dispararon porque los inversores se lanzaron al tradicional valor-refugio.
En el London Bullion Market, el precio de la onza de oro pasó de 779,50 el martes a última hora a 834,02 dólares el miércoles.
Otros mercados de países emergentes, como los de Rusia, siguieron cayendo tras la jornada negra del martes, que registró las mayores pérdidas en un día desde la crisis financiera de 1998.
Ello llevó a actuar al banco central ruso, que rebajó drásticamente los requisitos para que las entidades privadas accedan a financiación.
El ministerio de Finanzas se sumó a la intervención anunciando que inyectará 350.000 millones de rublos, unos 10.000 millones de euros, en el sector bancario.
Los analistas coincidieron en la necesidad del gesto del gobierno ante la pérdida de confianza que estaba sufriendo el sector, que aún no ha recuperado la estabilidad perdida en el colapso financiero de hace 10 años.
En Asia, sólo la bolsa de Tokio escapó a la tendencia con unas ganancias de 1,21%. Hong Kong cerró con unas pérdidas de 3,6% y Shanghai de 2,9%.

No hay comentarios: