15 jun. 2009

Letonia rebaja salarios y pensiones para evitar la quiebra


loultimoenpolitica.blogspot.com

Tras la quiebra de Islandia, la bancarrota se cierne sobre Letonia y el estado de California en EEUU. El Gobierno letón ha decidido recortar un 10% las pensiones de los jubilados y un 20% el salario a los funcionarios para reducir su déficit y facilitar el rescate financiero del FMI y la UE.

Tanto Letonia como California se enfrentan a la bancarrota debido a la insostenibilidad de sus cuentas públicas. Ambos gobiernos han apostado por desmantelar, al menos parcialmente, el Estado de Bienestar con el fin de reducir su abultado déficit público y, así, propiciar un rescate financiero -del Gobierno federal de EEUU en el caso de California y del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la UE en cuanto a Letonia-.
Tras el colapso de la deuda pública letona, el Gobierno de la ex república ex soviética decidió la pasada semana aplicar un duro recorte presupuestario próximo a los 1.000 millones de dólares para reducir in extremis su abultado déficit fiscal. Dicha contención facilitará el rescate del país por parte del FMI, según afirmó el primer ministro Valdis Dombrovkis.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) concedió a Letonia un crédito urgente de 7.500 millones de euros el pasado diciembre ante la dura crisis económica que sufre el país. La imposibilidad de colocar sus bonos sitúa al borde de la quiebra al Estado, ya que se prevé que el déficit público se dispare por encima del 9% del PIB este mismo año, haciendo insostenible la financiación pública. Letonia precisa reducir su déficit al 5% para poder recibir el siguiente tramo del crédito concedido por el FMI, que se esperaba aprobar el próximo julio y que asciende a 1.200 millones de euros.
El PIB del país báltico se contrajo un 18% interanual en el primer trimestre del año, sufriendo una de las peores recesiones de la toda la UE junto a otros países del Este, como Ucrania. La única receta para recibir ayuda del FMI es reducir el déficit público. Por ello, el Gobierno letón decidió el pasado jueves, con el apoyo de sindicatos, empresarios y principales fuerzas políticas, reducir un 10% las pensiones de los jubilados y un 20% el sueldo de los funcionarios del país -médicos, profesores, etc.-, así como eliminar algunos organismos y empresas públicas.
El Ejecutivo se ha comprometido a seguir reduciendo el gasto público hasta 2011 para poder cumplir a medio plazo el Pacto de Estabilidad de la UE -un déficit máximo del 3% del PUB- y , de este modo, poder adoptar el euro.
Pese a dichos recortes presupuestarios, el ministro de Economía, Einars Repse, estima que el déficit ascenderá este año al 10% del PIB, aunque en el pro de los casos se podría disparar hasta el 11,6%, informa Bloomberg.
En este sentido, Ambrose-Evans Pritchard, prestigioso analista del diario británico The Telegraph, compara la situación de Letonia con la crisis de Argentina de comienzos de la presente década -con corralito incluiso-. Según Prtichard, Letonia se enfrenta a una devaluación mínima del 30% de su moneda nacional -el lat-, cuyo valor está ligado al euro con un tipo de cambio fijo, al igual que acontecía con la paridad dólar-dólar entre EEUU y Argentina.
¿Aviso para navegantes?
En su artículo, la crucifixión de Letonia, Pritchard señala que "el Estado de Bienestar está siendo desmantelado". Así, las pensiones de los actuales trabajadores se rebajarán hasta un 70%, entre otras medidas. El paro del país se ha disparado hasta el 17%, un nivel similar al de España, y advierte de que los subsidios de desempleo se agotarán el próximo otoño -algo que ya ha sucedido en España-.Todo ello avanza revueltas y duras protestas sociales en las calles del país. La devaluación de su moneda empobrecerá a la clase media y presionará a los letones que hayan adquirido préstamos hipotecarios nominados en euros y francos suizos. Al igual que otros analistas, Pritchard considera que la devaluación será inevitable

No hay comentarios: