1 jun. 2009

Histórico !! Quiebra General Motors


loultimoenpolitica.blogspot.com

El grupo automovilístico General Motors presentó hoy ante un tribunal de Nueva York la solicitud para acogerse al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, en lo que supone la mayor suspensión de pagos de una empresa industrial de la historia.

enlace: El juez autoriza la venta de activos de Chrysler a Fiat por 2.000 millones de dólares.

La corporación, que cuenta con 230.000 empleados en todo el mundo y fabrica más de 20.000 coches cada día, declara un pasivo de 172.810 millones de dólares (122.500 millones de euros al cambio actual) a 31 de marzo de 2009, fecha en la que valora sus activos en 82.290 millones de dólares (58.360 millones de euros), lo que sitúa su déficit patrimonial en 90.520 millones de dólares (64.200 millones de euros).

La suspensión de pagos del 'gigante' de Detroit, con más de cien años de historia a sus espaldas, abre un proceso de reestructuración tenga una duración de entre 30 y 60 días, según informó la empresa en un comunicado.

Nuevo accionariado

Una nueva empresa será creada para retomar los activos más rentables del grupo. El Estado federal estadounidense aportará 30.100 millones de dólares y controlará el 60% de su capital. El Estado canadiense y la provincia de Ontario, donde GM posee numerosas fábricas, desembolsarán 9.500 millones de dólares y obtendrán el 12% del capital.

El fondo de gestión sindical encargado de financiar la cobertura médica de los jubilados manejará el 17,5%. Otro 10% quedará en manos de los poseedores de obligaciones, que el sábado pasado aceptaron una oferta gubernamental. Los actuales accionistas de la empresa perderán sus inversiones.

Actividades en Europa

El concurso de acreedores de General Motors no afecta directamente a las actividades en Europa, tras el acuerdo alcanzado para la cesión de los activos a la firma Adam Opel y el principio de acuerdo alcanzado con el Gobierno alemán para la entrada de la canadiense Magna en la filial alemana. No obstante, este acuerdo debe concretarse en las próximas semanas.

Además, la empresa confirma los objetivos incluidos en su plan de reestructuración y anunciados el pasado 27 de abril. Así, el grupo se centrará en cuatro marcas (Chevrolet, Cadillac, Buick y GMC) y eliminará las desventajas salariales respecto a otros competidores instalados en Estados Unidos.

La plantilla de trabajadores por horas en Norteamérica se reducirá de 35.100 a 27.200 empleados, mientras que la red comercial en Estados Unidos se ajustará hasta un máximo de 3.600 centros. Además, reafirma su compromiso en invertir en vehículos y tecnologías más eficientes.

General Motors ha pedido al tribunal que gestionará su suspensión de pagos que adopte una serie de medidas para que la empresa pueda continuar sin interrupción alguna sus operaciones en Norteamérica. Así, la compañía seguirá prestando los servicios posventa y las garantías de sus vehículos siguen en vigor.

Del mismo modo, la empresa dispondrá de 33.000 millones de dólares (23.400 millones de euros) para mantener el suministro de bienes y servicios, y proceder a sufragar otras necesidades de liquidez, antes de la venta de activos.

Henderson: "El día de la reinvención"

El presidente de General Motors, Fritz Henderson, aseguró que el día de hoy supone un momento definitivo en la reinvención de General Motors como una compañía de menor tamaño, más centrada en los clientes y más competitiva, que podrá generar rápidamente resultados positivos.

"La crisis económica ha provocado un enorme colapso en la industria del automóvil, pero se nos presenta la oportunidad de reinventar nuestro negocio. El proceso de tutela judicial nos aporta herramientas poderosas para acelerar y completar nuestra reinvención, así como una fuerte protección para los clientes y los negocios", añadió Henderson.

El máximo responsable de la compañía agradeció el respaldo del presidente Obama, del grupo de trabajo sobre automoción del Gobierno estadounidense y de los Gobiernos de Canadá y de Ontario, así como a los contribuyentes de Canadá y Estados Unidos, a los sindicatos y a los trabajadores, a quienes reconoció sus "sacrificios".

"La nueva General Motors se convertirá en un líder a largo plazo en el desarrollo de vehículos eficientes y con nuevas tecnologías, y contribuirá al desarrollo de la ingeniería avanzada y de la capacidad productiva de Estados Unidos, factores críticos para el futuro de la economía de Estados Unidos", concluyó.

No hay comentarios: