5 mar. 2009

China: la montaña parió un ratón


loultimoenpolitica.blogspot.com

El primer ministro chino, Wen Jiabao, defendió hoy, durante su discurso de inauguración de la reunión anual de la Asamblea Popular Nacional, el Parlamento chino, que el objetivo de crecimiento para este año del 8%, marcado ya hace meses, sigue estando al alcance del país, pese al golpe de la crisis. Los mercados capitalistas esperaban un Plan de estímulo que fuese el doble del anterior. Los anuncios han "defraudado" al mundo capitalista en crisis
.

"Hay que enfatizar que al marcar el objetivo de crecimiento del PIB (Producto Interior Bruto) en el 8%, hemos tenido en cuenta nuestra necesidad y nuestra habilidad para mantener el desarrollo de China", dijo Wen, que negó así unos pronósticos económicos para China que llegan a hablar hasta de un crecimiento del 5%, insuficiente para mantener en marcha la maquinaria china y asegurar, según algunos, la estabilidad política.
El primer ministro chino, Wen Jiabao, anunció además que su Gobierno destinará este año 42. 000 millones de yuanes (4. 868 millones de euros) para combatir el desempleo que está causando en el país la crisis económica.
Wen reconoció que 20 de los 130 millones de trabajadores desplazados del campo a las ciudades en busca de un empleo han optado en los últimos meses por regresar a casa.
Y no sólo los trabajadores no cualificados se ven golpeados por el paro, ya que hay que añadir que 6 millones de recién licenciados se sumarán en 2009 al mercado laboral; a ellos habrá que añadir otro millón de licenciados que el año pasado no consiguieron encontrar trabajo.
Para Wen, estos dos grupos, emigrantes y recién licenciados, son los mayores perjudicados por la crisis. "Haremos todo lo que esté en nuestra mano para estimular el empleo", declaró hoy Wen Jiabao durante su discurso de apertura de la sesión anual del Parlamento.
El plan propuesto por el 'premier' Wen para mantener a los obreros contratados consistirá, según dijo, en permitir que "las empresas que atraviesen una situación difícil puedan renegociar los sueldos con sus trabajadores". Wen también mencionó otras estrategias que ya están utilizándose en las zonas industriales del país para camuflar los datos de desempleo, como "adoptar un horario de trabajo flexible".
El dirigente también propuso ofrecer cursos de formación a los trabajadores o facilitar el "regreso organizado" de los trabajadores al campo.
El programa previsto para los estudiantes consistirá, mientras tanto, en un paquete de subsidios y cobertura social si éstos aceptan trabajos a nivel de comunidad.
A los jóvenes que trabajen en las zonas rurales, o que se alisten en el Ejército, se les devolverá, en compensación, el dinero gastado en la matrícula universitaria y se les perdonará cualquier préstamo solicitado para pagar sus estudios.
El primer ministro chino, que declaró que también se invertirá parte del dinero a programas de investigación, animó especialmente a los jóvenes optar por el autoempleo y crear sus propias empresas. El Gobierno, dijo Wen, creará parques industriales para estas pequeñas empresas, con el fin de facilitar su desarrollo.

No hay comentarios: