8 mar. 2009

Atentado en Irlanda del Norte, tambalea el proceso de paz


loultimoenpolitica.blogspot.com

El primer ministro británico, Gordon Brown, condenó el ataque perpetrado en una base militar de Irlanda del Norte, en el que murieron dos soldados. Haremos todo lo que esté en nuestro poder para asegurarnos de que Irlanda del Norte esté segura y les garantizo que nosotros llevaremos a esos asesinos a la justicia, dijo.

Otras cuatro personas resultaron heridas en el incidente ocurrido el sábado en la noche, cuando hombres armados atacaron la base Massereene, en County Antrim, a unos 25 kilómetros al norte de Belfast.

De los heridos, uno se encuentra en estado crítico, otros dos están en condición grave y el otro se encuentra estable.

Hasta el momento, ninguna organización se ha atribuido la autoría del atentado.

Brown describió el hecho como "malvado" y dijo que "ningún asesino" descarrillaría el proceso de paz.

"Cobarde"

Éste es el primer asesinato de militares en la provincia desde 1997, cuando el soldado Stephen Restorick del Reino Unido murió luego de recibir el disparo de un francotirador del Ejército Republicano Irlandés (IRA).

"Creo que todo el país está estremecido y escandalizado por lo maléfico y cobarde del ataque contra soldados que estaban sirviendo a la nación", le dijo Brown a la BBC.

"Haremos todo lo que esté en nuestro poder para asegurarnos de que Irlanda del Norte esté segura y les garantizo que nosotros llevaremos a esos asesinos ante la justicia", señaló el mandatario.

"Ningún asesino será capaz de desviar el proceso de paz que tiene el apoyo de la gran mayoría de Irlanda del Norte", acotó Brown.

Disparos

Shaun Woodward, el ministro para Irlanda del Norte, condenó el incidente y lo llamó "un acto de barbarismo criminal".

No tengo la menor duda de que se trata de un intento de asesinato en masa
Derek Williamson, superintendente en jefe de la policía de Irlanda del Norte

El superintendente en jefe de la policía de Irlanda del Norte, Derek Williamson, indicó que alrededor de las 21:20 (GMT) del sábado, una pizzería con servicio a domicilio envió a dos trabajadores a los cuarteles de Antrim.

Cuando los individuos arribaron, comenzaron a salir disparos de rifles automáticos de un automóvil.

De acuerdo con el funcionario, los hombres enviados por el restaurante son inocentes. De hecho, están entre los heridos.

"No tengo la menor duda de que se trata de un intento de asesinato en masa", señaló Williamson.

En los alrededores del cuartel, en el que se aloja el Regimiento 38 de Ingeniería del Ejército, se desplegó un operativo de seguridad.

No hay comentarios: