14 sept. 2008

No se puede despreciar al diablo; y cuando llega la noche acostarse con él


NO SE PUEDE RECHAZAR Y DESPRECIAR AL DIABLO; PERO CUANDO LLEGA LA NOCHE ACOSTARSE CON EL
Por: José Luis Vázquez
joseluis@montevideo.com.uy
OPINION:
En America Latina parece querer llover sobre mojado.
El 11 de setiembre se cumplieron 35 años del sangriento Golpe de Estado en Chile. Golpe impulsado por los Estados Unidos y por las multinacionales y oligarquías locales. Estados Unidos organizó, impulsó, financió y tuteló todas y cada una de las dictaduras que hubo en América Latina. Fue el autor intelectual de todas las persecuciones, secuestros, torturas y asesinatos que hubo en Chile, Paraguay, Uruguay, Brasil, Argentina, Bolivia, etc.
Víctor Jara, Alí Primera, Jorge Cafrune y quien sabe cuántos artistas populares latinoamericanos fueron víctimas del imperialismo yanki. Decenas de miles de latinoamericanos están desaparecidos y sus muertes o desapariciones están aún impunes. Uruguay es el Reino de la Impunidad; pero también existe impunidad en otros lugares.
Hoy, 35 años después, Estados Unidos sigue asesinando, secuestrando, ocupando países igual que antes y además, generando las condiciones para volver a impulsar, financiar y tutelar Golpes de Estado en América Latina y donde se lo permitan.
En la década de los 70 el argumento fue “detener” la posibilidad de los “cambios” que impulsaban las fuerzas populares. Hoy esa posibilidad se ha concretado y la razón fundamental es “sacarlos” del “poder” entre comillas, claro. Porque muchos tienen el gobierno pero ni siquiera tienen a “todo el Estado”. Mucho menos el “poder”.
En Bolivia los cambios llevan un rumbo certero. Evo Morales está tocando intereses imperiales y oligárquicos locales que hacen que Estados Unidos impulse un golpe, o lisa y llanamente la muerte de Morales o su derrocamiento del gobierno. No se puede concebir que un indígena, negro y pobre; y encima trabajador, gobierne un país como Bolivia, afectando intereses anglosajones, imperiales y de las multinacionales.
Las oligarquías locales Bolivianas no sólo son oligarquías; también son nazi-fascistas, racístas pro Estados Unidos. Las Fuerzas Armadas están sin depurar; y uno entonces puede ver que aparezca un general como Luis Trigo, que realiza una conferencia de prensa para atacar a Hugo Chávez (que pretende ayudar) pero no dice nada de los EEUU, que pretenden dar un Golpe de Estado en su país. Es insólito, verdaderamente.
Qué decir de Venezuela!?. Hugo Chávez es negro; una cuestión que tampoco pueden concebir: un negro Presidente de un país con riquezas enormes de petróleo (que EEUU tanto necesita) y que encima, es amigo de Fidel Castro, y decididamente antiimperialista. Venezuela acaba de descubrir un complot para (otra vez) intentar derrocar a Chávez o, en el peor de los casos, asesinarlo.
En el Estado venezolano también existen militares que desean y trabajan para que Chávez pase a mejor vida.
En Paraguay se pudo descubrir que Lino Oviedo y Nicanor Duarte pergeñaban un complot con militares que podría desembocar en un Golpe. Esto fue descubierto a sólo 15 días de haber asumido Fernando Lugo. Lugo ha señalado que pretende grabar con impuestos las exportaciones de Soja, y eso ya cayó muy mal. Pero el Departamento de Estado norteamericano también pretende someter a Paraguay criticando sin tregua al Canciller paraguayo a quien acusa de ser el vínculo de ese país con Hezbollá y Hamas.
Ecuador está muy bien cuidado. Tienen la base de Manta y no menos de 7 agencias secretas que trabajan permanentemente dentro y fuera del territorio ecuatoriano. El asesinato del comandante Raúl Reyes (Farc) fue la muestra de la sofisticación tecnológica que tienen en esa base que dice que hace una cosa, cuando en realidad lo que hace es otra. Operan y trabajan sobre toda la zona: Bolivia, Venezuela, Colombia, Ecuador. Todo está perfectamente controlado por los Estados Unidos y sus secuaces. Alvaro Uribe entre otros.
La comedia tejida con Argentina es para un largometraje: “el valijagate” y la campaña desatada contra Cristina Fernández parecen ser de nunca acabar. Un Antonini Wilson que fue detenido por el gobierno de Kirchner, pero que escapó y se encuentra a muy buen resguardo de los Estados Unidos, y más concretamente en Miami, cuna de “valientes” si las hay. Han montado tal comedia que todos (incluidos los medios alternativos y progresistas) se han hecho eco, en más o menor medida de la valija con 800 mil dólares que venía para una campaña electoral de Cristina. El objetivo es muy claro; minar la credibilidad de los gobernantes latinoamericanos que de una u otra manera tejen, surcen, una estrategia antiimperialista.
George Bush se va y seguramente vendrá Obama o McCain. Sarah Palin, una candidata a vice presidenta que emerge con apoyo de todas las cadenas internacionales se manifiesta por la guerra. Nada más y nada menos con Rusia y hasta habla de China, como aliada de Medvedev.
Tal como señalara James Petras en CX36 Radio Centenario (Montevideo-Uruguay) este pasado viernes, Bush está tratando de irse con un triunfo político. El retiro de tropas de Irak es mentira; apenas estaría realizando un “enroque” militar para enviar más tropas a Afganistán donde se le ha complicado la invasión que hizo no hace tanto. Estados Unidos está empantanado en Irak, Afganistán y metió la pata hasta el fondo en Osetia del Sur (Georgia). Allí se llevó una buena paliza con Rusia y se han tensado las relaciones. Fracasado en Irak, Afganistán y perdiendo terreno con Rusia el Imperialismo intenta ganar terreno en América Latina.
Pero por estos lugares tampoco la tendrán muy fácil. Evo Morales expulsó al embajador yanki, Philip Goldberg, un Profesional del separatismo y la limpieza étnica. Seguidamente Venezuela expulsó al embajador yanki de Caracas como forma de dar un gesto de solidaridad con Bolivia. Seguidamente Honduras no aceptó las credenciales de los diplomáticos norteamericanos. Chile, Uruguay, Brasil también han emitido comunicados de respaldo a la Institucionalidad boliviana.
Existe una coincidencia entre todos estos países de América Latina: en los tiempos de dictaduras latinoamericanas impulsadas, financiadas y tuteladas por EEUU se aplicó la doctrina de la Seguridad Nacional pergeñada por la tenebrosa Escuela de las Américas. Todos los ejércitos de aquellas dictaduras formaron soldados que aún hoy están en los cuadros de los ejércitos de estos países. Ninguno de ellos han sido depurados; los aparatos represivos están intactos, y encima, se siguen realizando maniobras conjuntas con los Estados Unidos. Por eso se da la paradoja que mientras Estados Unidos intenta dar un Golpe de Estado en Bolivia, soldados bolivianos realizan maniobras conjuntas con Estados Unidos en Uruguay.
El Comando Sur de Estados Unidos financia escuelas, liceos, policlínicas en Uruguay. Pero también los marines llegan a distintos países de America Latina para “ayudar” en los desastres producidos por el clima, pintan escuelas, y eso, al mismo tiempo que personal de las embajadas de los Estados Unidos recorren los vecindarios para “ofrecer” sus servicios en materia de pintar o refaccionar casas y edificios en las zonas de influencia de las embajadas del imperio. Estamos en el horno.
Tampoco podemos olvidar que los ejércitos de América Latina, entre los que están Brasil, Uruguay, Argentina y Bolivia, están ocupando Haití, como forma de hacerle un “mandado” a los Estados Unidos. No se puede despreciar y rechazar al diablo; pero cuando llega la noche, acostarse con él.

No hay comentarios: