3 abr. 2010

Obreros amenazan volar una fábrica en Francia

loultimoenpolitica.blogspot.com

Los empleados de una fábrica de componentes de automóviles a punto de cerrar amenazaron con volarla por los aires si no reciben una buena indemnización, informaron medios franceses. El Grupo propietario Treves, recibió ayudas del Estado por 55 millones de euros y ahora cerrará de todas formas.

Unos 40 empleados de la firma Sodimatex amenazan con incendiar una gran cisterna de gas a menos que la gerencia pague a cada trabajador 21.000 euros (28.500 dólares) además del mínimo contemplado por la ley ante un cierre.

Unos cien policías y bomberos se han desplegado en el lugar en la norteña ciudad de Crepy-en-Valois. La fábrica emplea a 92 personas.

No es la primera vez que trabajadores franceses echan mano a recursos como la violencia o el secuestro de sus jefes para negociar mejores condiciones de despido.

Los sindicatos han denunciado que el grupo propietario (Treves)sólo quiere pagar el mínimo legal a los empleados que van a perder su empleo, después de haber recibido 55 millones de euros de ayuda gubernamental en el marco del plan de ayuda al sector automovilístico.

Los conflictos laborales en los que los trabajadores amenazan con destruir las instalaciones de sus empresas se han hecho relativamente frecuentes en Francia estos últimos años, y así ocurrió en julio pasado con más de 350 empleados de una fábrica de componentes para el automóvil en Chatellerault.

En julio de 2000, unos 150 obreros despedidos de la fábrica química Cellatex, en las Ardenas, amenazaron primero con volar las instalaciones y luego vertieron 5.000 litros de ácido sulfúrico a un río. Finalmente consiguieron un aumento de la indemnización por fin de actividad.

En julio de 2009, los trabajadores de dos fábricas amenazaron con volar sus respectivas sedes.

Finalmente los casos fueron resueltos mediante la negociación.


No hay comentarios: