5 ago. 2009

Inesperado: sector privado de EEUU destruyó 371 mil empleos en julio



loultimoenpolitica.blogspot.com

La idea de que lo peor de la crisis ya ha pasado comienza a tomar forma, sin embargo, esta percepción ha recibido hoy un pequeño golpe. Los mercados han conocido que en julio el sector privado de Estados Unidos siguió destruyendo con fuerza empleo y que el sector servicios del país ralentizó por sorpresa su actividad.

"Los datos de esta semana indican que la recuperación de la economía en EEUU va a ser más lenta de lo que está descontando el mercado. Probablemente se revisará a la baja el crecimiento del segundo trimestre inicialmente estimado", advierten los analistas de Ibersecurities.

Empleo

El sector privado estadounidense habría destruido 371.000 empleos en julio, según la encuesta que todos los meses realiza ADP, la mayor procesadora de nóminas del mundo.

La referencia es algo peor de lo esperado por el mercado, ya que los analistas consultados por Bloomberg habían previsto una pérdida de 350.000 empleos.

Estos datos son seguidos de cerca por los inversores, ya que son considerados un adelanto de las cifras oficiales que se conocerán el viernes. El consenso de la citada agencia estima que en julio se destruyeron 328.000 puestos de trabajos y que la tasa de paro se eleve hasta el 9,6% desde el 9,5% actual.

Los servicios siguen contrayéndose

Hoy también se ha conocido que el índice ISM de gerentes de compra de los servicios de Estados Unidos bajó en julio hasta los 46,4 puntos desde los 47 de junio. Este sector supone aproximadamente el 90% de la economía del país.

La caída del indicador ha cogido por sorpresa al mercado. Los analistas consultados esperaban una subida hasta los 48,0 puntos.

Una lectura por debajo de los 50 puntos indica contracción de la actividad. De este modo, el sector servicios acumula 10 meses consecutivos de caída.

La única señal positiva

El Departamento de Comercio norteamericano ha anunciado el único dato macroeconómico positivo del día: el de los pedidos de fábrica. Estos subieron en junio un 0,4%, después de que cayeran un 1,1% en mayo.

El dato es mejor de lo previsto, ya que los analistas esperaban de media que los pedidos bajaran un 0,8%.

Los pedidos de bienes duraderos bajaron un 2,2%, mientras que los de bienes no duraderos aumentaron un 2,7%.

No hay comentarios: