13 ago. 2009

Golpístas reaparecen en Bolivia mediante "sobres-bomba"


loultimoenpolitica.blogspot.com

Luego de que se produjeran dos explosiones en La Paz, el presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó a la derecha de su país de generar actos violentos porque, según dijo, no se siente capaz de enfrentarlo en las elecciones de diciembre.

El mandatario señaló que una aparente banda delincuencial conformada por ciudadanos peruanos tenía en su poder armas con mira telescópica, por lo que no descartó que hayan sido ciudadanos contratados para cometer atentados.

"Tenemos información de que estos atentados vienen del sector de la oposición, de la derecha, de los neoliberales", dijo Morales, sin precisar a quiénes se estaba refiriendo.

Luego afirmó que "lo lamentable es que no se sienten capaces para democráticamente definir esto".

"Malos peruanos"

Las acusaciones de Morales llegaron hasta un grupo al que llamó "de malos peruanos" que integraban una presunta banda delincuencial que fue desarticulada por la policía y que, según Morales, tenía el objetivo de atentar en contra de vidas humanas para generar violencia en el país.

Dijo que estos peruanos fueron "entrenados por gente del exterior, no solamente de Estados Unidos".

El presidente señaló que habrían sido contratados para cometer actos violentos, aunque precisó que eso no significa que hayan sido los autores de los sobres bomba.

Morales no quiso dar más detalles sobre este tema porque, según dijo, está en investigación.

Dos sobres bomba

Dos sobres bomba explotaron en La Paz la tarde del miércoles. Uno de ellos estaba dirigido al máximo dirigente de los movimientos sociales que apoyan a Morales, Fidel Surco, pero la afectada fue su esposa, quien se encuentra gravemente herida.

El otro sobre estaba dirigido a una consultora privada, por lo que en principio el gobierno descartó nexos entre uno y otro hecho.

Sin embargo, el presidente Morales dijo que la derecha violenta suele distraer con este tipo de explosivos dirigidos a blancos no políticos, para luego atacar a los dirigentes oficialistas.

Las explosiones dejaron a siete personas heridas, entre ellas, dos policías especializados en explosivos, y Arminda Colque, la esposa de Fidel Surco.

Sicarios contratados

Surco, que entre lágrimas se declaró "consternado y sin palabras para explicar esto", atribuyó este hecho a "sicarios contratados por alguna gente que ha hecho daño al país, que querían dividir Bolivia".

De esa manera, Surco apuntó a los dirigentes cívicos y empresarios de la región opositora de Santa Cruz.

Allí una banda de presuntos terroristas y separatistas había sido desarticulada en abril pasado.

El año pasado dirigió una protesta social que pretendía cercar a la ciudad de Santa Cruz y, según dijo, desde entonces recibía amenazas de muerte.

"Buscan frenar las elecciones"

Morales convocó a una conferencia de prensa para "condenar y repudiar" los atentados y luego hizo un recuento de todos los explosivos e incidentes con armas que se detectaron desde que asumió el poder en enero de 2006.

Citó una veintena de hechos que, según dijo, son acciones de grupos internos y externos de la derecha que "buscan parar el proceso de cambio".

Durante esta semana, los opositores están definiendo sus candidaturas y, pese a que todos dicen que la única forma de enfrentar a Evo Morales es crear un frente único, no logran ponerse de acuerdo.

Morales comentó que, en el marco de la democracia, bienvenidos sean todos los candidatos, pero aseguró que "el mejor programa de la derecha, de la oposición son atentados, son las bombas".

Y concluyó su conferencia de prensa diciendo que "posiblemente con estos hechos estén buscando parar las elecciones generales".

No hay comentarios: