15 abr. 2009

Wells Fargo podría perder hasta 120 mil millones de dólares


loultimoenpolitica.blogspot.com

Wells Fargo podría perder 120 mil millones de dólares si la recesión continúa una vez llegado el primer trimestre de 2010 y la desocupación llega al 12%, según los analístas. La institución precisaría una inyección de capital de 50 mil millones de dólares para evitar la quiebra.

Wells Fargo y Goldman Sachs han sido los primeros grandes bancos de EEUU en anunciar beneficios desde el inicio de la crisis financiera internacional. La pasada semana, Wells Fargo anticipó que espera registrar una ganancia récord en el primer trimestre de 3.000 millones de dólares. Tal anuncio causó una espectacular subida de sus acciones (31,7%).

Sin embargo, la realidad podría ser bien distinta. Así, según la consultora financiera Keefe, Bruyette & Woods (KBW), Wells Fargo podría precisar un aumento de capital próximo a los 50.000 millones de dólares en los dos próximos años. Y es que, el stress test que ha realizado esta firma a la entidad refleja unas pérdidas de 120.000 millones de dólares antes de impuestos –por encima de sus fondos propios- en caso de que la recesión económica en EEUU se prolongue hasta el primer trimestre de 2010 y el paro escale hasta el 12%, desde el 8,1% actual, informa Bloomberg.

Por otra parte, Goldman Sachs aumentó sus beneficios en el primer trimestre de 2009. Sin embargo, el test bancario que está aplicando el Gobierno de EEUU a los 19 bancos más importantes del país podrían revelar nuevos agujeros financieros, con lo que daría comienzo una nueva ronda de ayudas e inyecciones públicas en caso de que las entidades afectadas no logren captar nuevo capital para evitar la quiebra.

En este sentido, el economista Nouriel Roubini afirma que la realidad supera ya al "escenario más adverso" que contempla el stress test del Tesoro de EEUU, por lo que se prevén grandes pérdidas en algunos bancos. Precisamente, el Gobierno decidió retrasar los resultados del citado test bancario, al menos hasta la presentación de los resultados de la banca correspondientes al primer trimestre con el fin de evitar un nuevo desplome bursátil en el ámbito financiero.

Ahora, la Administración de Obama aclara que podría revelar algunos detalles de los citados test bancarios en los próximos días, informa The New York Times. Pese a ello, la opacidad que envuelve a este proceso hace temer a muchos inversores y economistas que las grandes entidades financieras de EEUU aún acumulan un volumen sustancial de activos tóxicos en sus balances.

No hay comentarios: