15 abr. 2009

Rusia y Brasil desafían a la Opep


loultimoenpolitica.blogspot.com

Brasil y Rusia aumentan sus exportaciones de petróleo al extranjero, poniendo en jaque a la OPEP que lucha por incrementar el precio del barril, haciendo recortes a la producción, publica el diario alemán 'Financial Times Deutschland'.

La mayor parte de este petróleo ha abastecido al mercado estadounidense, principal importador a nivel mundial.

Según datos de la Agencia Internacional de Energía, EE.UU. había importado, en enero de este año, un total de 13,9 millones de barriles de crudo provenientes de Brasil. En diciembre habían sido 6,9 millones. Por su parte, Rusia proveyó al mercado estadounidense en los mismos meses con 15,9 millones y 11,8 millones respectivamente.

"Ambos países quieren un buen porcentaje del mercado internacional y mientras puedan obtener algo de dinero, seguirán enviando petróleo a EE.UU.", señala Robert Ebel, director del Programa de Energía del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Entre tanto, la OPEP quiere llevar el precio del barril a los 75 dólares. Hasta ahora se cotiza en los 51,07 dólares. Su estrategia ha sido rebajar los volúmenes de producción a 4,2 millones de barriles diarios. El resultado de estos recortes ha provocado que otros países exportadores, como Brasil y Rusia, se sumen al mercado y cubran la demanda existente, lo que puede causar que el precio del barril no aumente.

El caso de Rusia es contradictorio. Por un lado, mantiene estrechos lazos de cooperación con la OPEP (de hecho cuenta con un representante del gobierno en Viena) que supondrían cierta lealtad al cártel. Por otro lado, el país atraviesa la tan citada crisis económica, que no puede permitirse el lujo de recortar sus exportaciones de petróleo y quedarse sin una fuente de ingresos. Aunque esto implique desafiar al organismo con sede en Viena y fomente una caída de los precios por exceso de oferta en el mercado.

"La OPEP debe hacer más para estabilizar los precios. Quizá sea necesario presionar a los países no miembros a disminuir sus explotaciones y recortar sus exportaciones", afirma John Kilduff, experto en energía para el 'Financial Times Deutschland'.

Mientras esto sucede, la petrolera estatal brasileña Petrobrás ha anunciado el descubrimiento de un nuevo yacimiento en la cuenca de Santos, lo que coloca a Brasil como una potencia mundial petrolera. El yacimiento será explotado por un consorcio formado por Petrobrás (45%), un grupo británico (30%) y la española Repsol (25%).

No hay comentarios: