29 abr. 2009

España: El PBI se contrajo un 2,9% en el primer trimestre


loultimoenpolitica.blogspot.com

La economía española se contrajo en el primer trimestre del año un 1,8% respecto a los meses anteriores y un 2,9% en tasa interanual debido, sobre todo, a la "pronunciada reducción" de la demanda nacional, según las últimas previsiones realizadas por el Banco de España y recogidas en su boletín económico correspondiente al mes de abril.


enlace: España en quiebra !!!



De confirmarse este dato, sería la mayor contracción de la economía española en un trimestre desde la década de los 70, cuando el Instituto Nacional de Estadística (INE) comenzó a realizar las estadísticas de contabilidad nacional.

A pesar de ello, la caída dela economía española es menor que la de algunas de las mayores potencias mundiales. El PIB de Reino Unido, por ejemplo, experimentó en términos interanuales, un descenso del 4,1% en el primer trimestre.
Se intensifica la caída

De esta forma, el banco emisor asegura que la caída del PIB se intensificó en España durante los primeros meses del año en un entorno recesivo mundial caracterizado por el deterioro de la confianza de los agentes, el colapso del comercio internacional y la persistencia de las tensiones en los mercados financieros, aunque algo atenuadas.

Esta evolución de los primeros meses sería reflejo, sobre todo, de la "pronunciada reducción" de la demanda nacional, que habría caído un 4,9% respecto al trimestre anterior, mientras que la contribución del sector exterior al crecimiento habría disminuido "ligeramente", pero seguiría siendo positiva (2,2%), aunque, según el Banco de España, las "significativas caídas" del comercio mundial dificultan "enormemente" esta estimación.

Por el lado de la demanda, el gasto en consumo final de los hogares prolongó el perfil de "pronunciada desaceleración" que había mostrado a lo largo de 2008, ya que los principales indicadores registraron descensos, como el índice del comercio al por menor, las compras de bienes de consumo duraderos o las matriculaciones de automóviles, que cayeron un 38% en el primer trimestre frente al 45% del último del 2008.

Según la entidad gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, la debilidad del consumo de las familias en el primer trimestre refleja el entorno de "elevada incertidumbre" en el que se enmarcan las decisiones de gasto de los hogares, a pesar de los impulsos positivos asociados a los "pronunciados descensos" de la inflación y de los tipos de interés.

A su parecer, la destrucción de empleo contribuyó a reducir el crecimiento real de la renta de los hogares, y el deterioro del mercado laboral erosionó a su vez su confianza, mientras que la "acusada caída" de las cotizaciones bursátiles en 2008 y el descenso del precio de la vivienda provocaron una disminución de la riqueza de las familias en términos reales, en un contexto de endurecimiento de las condiciones de financiación. Todos estos factores han conducido a una recuperación de la tasa de ahorro de los hogares.

En los primeros meses de 2009, la inversión en bienes de equipo continuó retrocediendo, ya que la caída de la demanda nacional y exterior y el endurecimiento de las condiciones de financiación bancaria, unidos a las mayores dificultades para captar recursos por otras vías continuaron frenando la puesta en marcha de proyectos de inversión por parte de las sociedades no financieras, a pesar de la reducción de los tipos de interés.
A vueltas con la deflación

El Banco de España cree que la tasa de inflación continuará mostrando números negativos en los próximos meses, pero añadió que ello no significa entrar en un ciclo deflacionista.

"Es previsible que, en los próximos meses, se continúen registrando tasas de variación negativas del IPC, pero que ello tenga un carácter transitorio, pero no cabe deducir de este comportamiento, que la economía española vaya a afrontar una situación de caídas de precios generalizadas ni que esté próxima a adentrarse en una espiral deflacionista", expresó.

Según el Banco de España, la recesión económica está produciendo ajustes en los precios y en los márgenes de los componentes menos volátiles de los precios como el de servicios, por encima de la "experiencia histórica" a la vez que permite que el diferencial de precios con la media de UEM sea negativo por primera vez desde la entrada en vigor del euro.
Margen de gasto público

Según el Banco de España, es verosímil que las cuentas públicas españolas continúen su deterioro actual y en este sentido recuerda que el Consejo Europeo decidió la existencia de un déficit excesivo para España y recomendó su corrección a más tardar en 2012.

"Con una elevación tanto del déficit como de la ratio de deuda pública en 2009, incluso en ausencia de nuevas medidas discrecionales de corte expansivo, lo que subraya el escaso margen de maniobra para seguir utilizando la política presupuestaria como instrumento para impulsar la demanda", indica el organismo.

No hay comentarios: