17 mar. 2009

Un solo programa, un solo candidato


loultimoenpolitica.blogspot.com


Recibimos y publicamos:

Un solo programa, un solo candidato, era una de las señas de identidad del Frente Amplio. Mujica dice que; si es presidente, va a eliminar el secreto bancario, Astori dijo aquí en Maldonado que es un mamarracho pensar en eliminarlo.

Esto lo podemos interpretar como que el programa del frente Amplio es muy, pero muy flexible y adaptable a mutantes políticos como Mújica, que cambió la Biblia por el calefón y el calefón por una estampita de Bush.

Quizás si algún periodista le preguntase al respecto, el rey del “COMO TE DIGO UNA COSA, TE DIGO LA OTRA”, le espetaría “NO SEA NABO”, “eso no importa, a mi me importan los gurises con hambre…..”. Utilizando toda la picardía oportunista para no dejar al descubierto que lo único que importa es llegar al gobierno para seguir viviendo de la política y sus suculentos salarios.

El programa ya no existe, la mayoría de la militancia frenteamplista no conoce las verdaderas ideas de izquierda, no accede a la información, ni al conocimiento de las ideas que sustentan un verdadero proyecto de cambios.

La dirigencia progresista -en un proceso silencioso- mientras el Frente Amplio era oposición fue alejando lenta y paulatinamente a sus militantes de la discusión política. La discusión política, dio paso a las consignas vacías. Las “ideas fuerza”, fueron sustituyendo la fuerza de las ideas, allanando el camino para el abandono de los principios fundamentales que debe tener una fuerza que se precie de llamarse “de izquierda”.

Una vez que llegaron al gobierno ese proceso se aceleró, apareció el tan mentado pragmatismo político, que prédica; “lo posible por encima de lo necesario”.

Y lo posible es no cambiar nada, es simplemente intentar apenas algunas pequeñas reformas, que no tocan la estructura. Algo así como tapar las fisuras en una pared con pintura. Y no cambiar nada, es en definitiva, que sigan predominando las ideas de derecha, es quedarse en el tiempo, afiliados al capitalismo mas retrogrado y cruel en esta etapa denominada neoliberalismo, es aceptar de rodillas los dictámenes del imperialismo a cambio de mantener privilegios económicos personales y para su entorno cercano, y ni que hablar de quienes ostentan el verdadero poder económico.

El motor del sistema capitalista es la lucha por el mercado, y en esa lucha para los capitalistas vale todo, la especulación, la corrupción, la presión a los gobiernos, la agresión armada, todo vale, en la conquista del mundo económico. Y en ese camino es que vemos como cada día aparece un nuevo escándalo en el progresismo, por que es difícil correr en un pajonal y no rasparse.

Es así que para ocultar la verdad, meten toda la presión sobre los medios y publicitan las pequeñas reformas como si fueran grandes obras, y también tratan de asfixiar toda forma de oposición que deje al descubierto su oportunismo.

Al mejor estilo de Maquiavelo, -“cuando hagas un bien hazlo de a poco para que se mantenga vivo en la cabeza de la gente y cuando hagas un mal hazlo rápido para que se olvide fácilmente”-, publicitan las computadorcitas que les dan a los niños, o el trabajo de explotación que dan en el Mides como grandes logros, y no dicen de la vergüenza del negocio de Pluna , ni las perdidas de Alur, ni los 32 millones que le regalaron a la secta Moon, ni lo de Satenil, ni de cómo se arrodillaron frente a la MONSANTO y permitieron el uso de transgénicos, etc.

Hagamos memoria, Mujica no decía que no iba a ser candidato hasta que hubiera un programa definido, y entonces ¿cual es el programa?,

¿El que levanta el secreto bancario? ¿O el de Astori?

Hasta cuando le van a poder seguir mintiendo al pueblo

Aquiles.

No hay comentarios: