10 mar. 2009

El IRA ataca de nuevo



loultimoenpolitica.blogspot.com

Nuestra página informó ayer que el proceso de paz se tambaleaba, al mismo tiempo que el primer ministro Gordon Brown y el Presidente del Sinn Fein, Gerry Adams decían lo contrario. Hoy insistimos en ello. La tensión política en Irlanda del Norte aumentó de manera dramática en las últimas horas luego del asesinato de un tercer integrante de las fuerzas de seguridad en la región.

fotos. El Ejército Republicano Irlandés (IRA) aparece en las calles nuevamente

En la noche del lunes, un agente de policía murió asesinado en la localidad de Craigavon, en el condado de Armagh. El IRA de Continuidad, grupo escindido del Ejército Republicano Irlandés (IRA, por sus siglas en inglés) que se opone al proceso de paz en la región, se atribuyó el atentado en un mensaje enviado a la agencia de noticias PA.

Este asesinato, el primero de un agente de policía desde 1998, se produce 48 horas después de que dos soldados murieran en un atentado en una base militar de Irlanda del Norte que se adjudicó el IRA Auténtico, otro grupo escindido del IRA.

Según las autoridades, la muerte del agente Stephen Paul Carroll, de 48 años, se produjo alrededor de las 21:45 GMT mientras investigaba la denuncia de una mujer sobre una actividad sospechosa en la zona. El agente llegó al lugar y mientras salía de su vehículo fue acribillado. Se cree que los dos grupos disidentes del IRA tienen vínculos.

"Psicópatas criminales"

Este martes el primer ministro británico, Gordon Brown, condenó el asesinato e insistió en que "no habrá un regreso a los viejos tiempos" en Irlanda del Norte. "Estos son asesinos que tratan de distorsionar, perturbar y destruir el proceso de paz que funciona para la población de Irlanda del Norte", dijo Brown. Tras el atentado, el jefe del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI, por sus siglas en inglés), Hugh Orde, calificó a los asesinos de "psicópatas criminales".

"Esto nos recuerda que un pequeño grupo dispuesto a perjudicar lo que es un enorme progreso político se está volviendo más peligroso", afirmó Orde. Según el corresponsal de la BBC, Nick Childs, este asesinato eleva la tensión política en Irlanda del Norte. Childs señala que uno de los desafíos para las autoridades será cómo responder a la amenaza a la seguridad sin poner en riesgo el proceso de paz.

Nuestro corresponsal afirma que ha habido un rechazo generalizado al atentado y que los políticos norirlandeses han insistido en que los responsables de los asesinatos no cuentan con apoyo público y no conseguirán descarrilar el proceso de paz en la región.

"Asqueado"

El ministro británico para Irlanda del Norte, Shaun Woodward, aseguró que el asesinato de este lunes no dañará el proceso de paz, el cual se firmó en 1998. Con este proceso se puso fin a décadas de lucha armada entre el separatista Ejército Republicano Irlandés (IRA), el gobierno británico, y los unionistas radicales, grupos paramilitares que se oponían a la reunificación irlandesa.

Peter Robinson, el ministro principal del gobierno autonómico de Irlanda del Norte y líder del mayoritario Partido Democrático Unionista -el cual favorece mantener la provincia en el Reino Unido- dijo sentirse "asqueado" por este atentado y afirmó que no permitirán "que los responsables de este acto asesino arrastren a la provincia hacia el pasado".

Dolores Kelly, del nacionalista Partido Socialdemócrata y Liberal, afirmó que Irlanda del Norte "está al borde del abismo" tras este nuevo episodio de violencia. Preguntado sobre si el asesinato el sábado de los soldados y el de este lunes están vinculados, el jefe de la policía norirlandesa dijo que todavía es pronto para poder identificar a los atacantes.

El sábado en la noche los soldados Mark Quinsey, de 23 años, y Patrick Azimkar, de 21, murieron en la base militar de Massereene, en el condado de Antrim, a unos 25 kilómetros al norte de Belfast, en un atentado reivindicado por el IRA Auténtico. Dirigentes de todo el espectro político condenaron el atentado, el primer ataque mortal contra miembros de las fuerzas armadas británicas en Irlanda del Norte desde 1997.

No hay comentarios: