4 oct. 2008

Eta envía un nuevo mensaje al PNV y van...

loultimoenpolitica.blogspot.com
ETA VOLVIÓ A A REALIZAR UNA ACCIÓN CON UNA CLARA INTENCIÓN DE MENSAJE MUY CLARO AL PNV. ETA NUNCA HABÍA QUERIDO ENFRENTAR A VASCOS CON VASCOS, PERO EL MOMENTO PARECE QUE ASI LO EXIGE; POR LO MENOS ASÍ LO INTERPRETAN AQUELLOS QUE SIGUE DE CERCA EL TEMA
Unos minutos antes, alguien hacía una llamada de aviso en nombre de ETA. No se han registrado daños personales, pero sí daños materiales.
Una bomba explotó a la una y cuarto de la madrugada en los juzgados de Tolosa (Guipúzcoa), según informó a Europa Press un portavoz del Departamento vasco de Interior. Se trata de un pequeño artefacto que estalló en las inmediaciones de los juzgados de la localidad ubicados en la calle San Juan Arramale Enparantza, indicaron a Europa Press fuentes de la policía local.
La explosión estuvo precedida de una llamada a las 00.47 horas a la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA) de Guipúzcoa en nombre de ETA en la que se alertaba de que la explosión se registraría a la 1.15 horas en los juzgados de Tolosa.
La llamada la realizó un varón con voz de joven y el mensaje no estaba grabado, según informó a Europa Press un portavoz de la DYA. El artefacto, que estaba colocado en una mochila situada frente a los juzgados de la localidad guipuzcoana, fue localizado por agentes de la policía autonómica vasca, que inmediatamente activó el habitual protocolo de seguridad y acordonó la zona. La bomba explotó, finalmente, a la hora indicada por la organización armada -a la una y cuarto- y causó daños materiales en la zona. No se han registrado daños personales. Daños en una veintena de cohes. El teniente de alcalde de Tolosa, Jokin Azkue (PNV), aseguró que la bomba ha causado daños en el propio edificio judicial, donde originó un boquete en su fachada y rompió numerosos cristales, así como en una veintena de coches, en varias viviendas y en un ambulatorio médico cercano. Por su parte, la Ertzaintza está recibiendo directamente las denuncias por estos destrozos y, durante la mañana de hoy, ya había presentadas más de una decena de reclamos. En declaraciones a los medios, el teniente de alcalde tolosarra explicó que, según los primeros datos "totalmente provisionales", se estima que los daños causados por la bomba, de entre cinco y diez kilos de explosivo, han sido "más leves" gracias a las medidas de protección adoptadas por los vecinos, una vez que fueron informados de la colocación del artefacto, "ya que no había tiempo para el desalojo".
La bomba expansiva y la metralla afectaron a entre 20 y 30 coches aparcados en las inmediaciones, con numerosas roturas de lunas. En cuanto a las viviendas, la mayoría de los daño fueron en ventanas, que quedaron desencajadas y los cristales rotos, "aunque no en todas las viviendas, sólo en viviendas sueltas", gracias a las medidas de protección que se pudieron tomar. Respecto al ambulatorio situado en las inmediaciones, el teniente de alcalde de Tolosa explicó que cuenta con "ventanales muy grandes" y han sido "muchos los cristales rotos en la primera y la segunda planta, y algunos menos en la tercera".
Además, añadió que "todos los vecinos ya saben" que las denuncias por estos destrozos se deben presentar directamente ante la Ertzaintza, que, según se indicó desde el Departamento de Interior ha recibido ya más de una decena. Once asesinatos en Tolosa: ETA ha asesinado en Tolosa a once personas desde abril de 1997, cuando acabó con la vida del sargento de la Guardia Civil Antonio Galán. El último atentado mortal en esta localidad guipuzcoana gobernada por el penuvista Jokin Bildarratz fue el de el ex gobernador civil de Guipúzcoa Juan María Jaúregui en julio de 2000. El atentado de esta noche en Tolosa -una localidad de 17.888 habitantes- se produce después de que ETA acabara el pasado 22 de septiembre con la vida del brigada del Ejército Luis Conde en Santoña (Cantabria) en el que fue el tercer el tercer atentado en poco más de 24 horas tras la ilegalización de PCTV, ANV por parte del Tribunal Supremo y la sentencia de la Audiencia Nacional contra miembros de Gestoras-Pro Amnistía.
Previamente al atentado de Santoña, en el que además resultaron heridas otras cinco personas, ETA hizo estallar un coche bomba frente a la comisaría de la Ertzaintza en Ondarroa (Vizcaya) horas después de atentar contra Caja Vital en Vitoria. En Ondarroa, diez personas -seis de ellos ertzainas- resultan heridas y provoca importantes daños materiales en las instalaciones de la policía autonómica vasca y edificios adyacentes. La explosión del coche, un Renault Clio cargado con 100 kilos de explosivo, estuvo precedida del lanzamiento de dos cócteles molotov para atraer a los agentes y no hubo aviso telefónico previo antes de la detonación, que se produjo a las 04.30 horas. Horas antes, a la medianoche, explotó otro coche bomba cargado con 100 kilos de explosivos a escasos metros de la sede de Caja Vital en Vitoria. Una llamada previa, en nombre de ETA, permitió desalojar el edificio a tiempo, por lo que no hubo que lamentar heridos.
Además, el 16 de septiembre, ETA intentó asesinar a un policía nacional con una bomba-lapa colocada en los bajos del vehículo particular del agente, que no llegó a explotar y fue detectada en la comisaría de la localidad vizcaína de Basauri.
El intento de atentado se produjo horas después de que el Tribunal Supremo (TS) declarara la ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV). El artefacto colocado en los bajos del vehículo contenía medio kilo de pentrita, un explosivo "rompedor" que precisa de poca cantidad para provocar "un efecto devastador".
El policía nacional logró salvar su vida al no estallar la bomba-lapa, que fue detectada en las dependencias policiales de Basauri, después de haber recorrido más de diez kilómetros desde el barrio bilbaíno de Zorroza, en compañía de un familiar.

No hay comentarios: