20 jun. 2009

Obama contra los Paraídos Fiscales



loultimoenpolitica.blogspot.com

Con el déficit público creciendo y disparando aún más el gasto público con sucesivos planes de rescate, Obama se ha puesto manos a la obra para desmantelar paraísos fiscales. En su gira, la primera parada ha sido Suiza.


Los EEUU ya se han puesto manos a la obra en su intención de ir acabando con los paraísos fiscales. En concreto, las negociaciones ya están abiertas con Suiza. Según informa AP, ambos países ultiman un acuerdo para incrementar los flujos de información fiscal que comparten para ayudar a reprimir la evasión de impuestos.

El Departamento del Tesoro dijo este viernes que las dos naciones ya han concluido sus negociaciones sobre la modificación de los tratados fiscales. Las principales discusiones se produjeron por las investigaciones de las autoridades judiciales de Estados Unidos sobre el gigante suizo UBS y las sospechas de éstos de que esta entidad bancaria ha ayudado a miles de clientes norteamericanos a evadir impuestos.

Al respecto, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, ha señalado que la administración Obama está comprometida a reducir la evasión de impuestos. "Es un intento de incrementar nuestra capacidad para hacer cumplir nuestra normativa fiscal y pondrá fin a una era de evasión de impuestos", dijo el secretario del Tesoro.

EEUU espera firmar en los próximos meses un protocolo con Suiza para compartir mayor información entre ambos países. No obstante, la intención de la administración Obama puede entrar en colisión directa con las leyes suizas.

Geithner apela al modelo de convenio del impuesto sobre la renta aprobado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Pero lo cierto es que las autoridades norteamericanas han estado presionando a UBS para que le ofrezca los nombres de los 52.000 clientes americanos que son sospechosos de evasión fiscal.

Un juez federal de Miami ha programado audiencias para el mes de julio del Servicio de Impuestos Internos, también con el objetivo de obtener los nombres de estos 52.000 clientes estadounidenses de UBS.

De momento, el Gobierno suizo ha afirmado durante la presentación judicial que el caso podría poner en peligro el progreso de las negociaciones de tratados de impuestos. Por otro lado también ha advertido de que la entrega de los nombres de los clientes de UBS que reclama EEUU puede entrar en colisión con el derecho suizo.

UBS ya ha pagado 780 millones en multas y denuncias. EEUU sospecha que los bancos suizos, famosos por el celo que empeñan en preservar la identidad de sus clientes y en la discreción con la que tratan los asuntos financiero, tienen 2 billones de dólares en dinero extranjero (12% de la producción económica del país).

Finalmente, y después de tres días de deliveraciones, el Ministerio de Economía suizo señaló, en un comunicado, que se había alcanzado un acuerdo con EEUU. El Ministerio señaló que las empresas suizas, así como los gobiernos locales, podrán disponer de tiempo para comentar y analizar las propuestas y también podrán sugerir cambios. El parlamento Federal de Suiza será el encargado de decidir si el nuevo acuerdo está preparado para ponerse en funcionamiento.

En el Grupo de los 20 líderes de la cumbre en Londres en abril, el presidente Obama respaldó los esfuerzos para impulsar la adhesión de todos los países a las normas internacionales para el intercambio de información fiscal, como parte de un paquete de iniciativas adoptadas para hacer frente a la crisis económica mundial.

Suiza, como otros países, es considerado un bastión del secreto bancario y llevan mucho tiempo soportando la presión de EEUU, Alemania, Francia y Gran Bretaña. De momento, Geithner está tratando de cerrar acuerdos también con Luxemburgo y Gibraltar.

No hay comentarios: