11 may. 2009

Sri Lanka es una carnicería


loultimoenpolitica.blogspot.com

Naciones Unidas describió la situación en el norte de Sri Lanka como un "baño de sangre" tras los informes de numerosas muertes de civiles por los bombardeos del gobierno contra posiciones de los rebeldes Tigres Tamiles en el norte del país.

Fotos: Una foto muestra al Ejército de Sri Lanka, la otra sus víctimas civiles.

El portavoz de la ONU en Colombo, Gordon Weiss, dijo que más de 100 niños murieron durante lo que tildó muerte "a gran escala" de civiles este fin de semana. Añadió que la organización había advertido contra este escenario que ya se ha convertido en realidad.

Claves: crisis en Sri Lanka

Médicos que trabajan en la zona de conflicto en Sri Lanka afirmaron que cientos de personas murieron y más de mil resultaron heridas tras intensos bombardeos durante la noche del sábado y que continuaron el domingo y el lunes.

Un doctor que trabaja en un hospital de la zona rebelde dijo que se han confirmado al menos 436 muertes desde el sábado. Según el médico, los bombardeos parecen provenir desde zonas controladas por el gobierno.

El corresponsal de la BBC Charles Haviland informó que medios estatales como el Daily News on Monday no mencionan incidente. Según explicó, el gobierno sigue rechazando los llamados internacionales de alto el fuego.

El gobierno también insiste en que no utilizó artillería pesada en los ataques a la zona y que son los rebeldes los responsables de los ataques.

Según la ONU, al menos 50 mil personas se encuentran atrapadas en un área de no más de tres kilómetros cuadrados.

Más mil heridos

El médico que trabaja en la región añadió que más de mil están siendo tratados por heridas y que hay más cadáveres en las carreteras y la playa.

Con anterioridad, otros funcionarios dijeron que las áreas bajo ataque quedaban dentro de lo que el gobierno ha denominado la "nueva zona de seguridad", a donde el ejército pidió a los civiles desplazarse.

Según lo informado, dos hospitales en la región intentan lidiar con los heridos. La gente ha tomado refugio en búnkeres y varias tiendas de campaña donde habitaban se han quemado.

Entre las víctimas se encuentra un jefe de enfermería del gobierno después de que las bombas cayeran cerca de las instalaciones médicas y en zonas muy pobladas, aseguran los funcionarios.

"Propaganda"

A pesar de las afirmaciones, el portavoz de la Defensa de Sri Lanka, Keheliya Rambukwella, expresó a la BBC que se trataba de "propaganda" de los rebeldes Tigres Tamiles y que no había habido bombardeo aéreo ni de artillería sobre las zonas civiles.

"Eso es un hecho", insistió, diciendo que los guerrilleros mantenían a los civiles retenidos en la zona para "pedir rescate".

El Ejército también afirma que los rebeldes mataron a nueve civiles que intentaron escapar de la zona el sábado.

Los Tigres Tamiles y el Ejército con frecuencia se acusan mutuamente de atrocidades en el conflicto civil. No obstante, las acusaciones son imposibles de confirmar ya que la prensa extranjera está excluida de la zona de guerra.

No hay comentarios: