20 may. 2009

Japón se preocupa; no es para menos


loultimoenpolitica.blogspot.com

El Producto Interior Bruto (PIB) de Japón se contrajo un 15,2% anualizado entre enero y marzo de este año, frente al mismo período del año anterior, su mayor caída desde el final de la II Guerra Mundial, ha informado el Gobierno. Aún así, es mejor de los previsto por los analistas.



Con respecto al trimestre anterior, el PIB se contrajo entre enero y marzo un 4%, el cuarto retroceso trimestral consecutivo de la economía japonesa, castigada por un descenso de la demanda interna y externa, según un informe recogido por la agencia Kyodo.

Estos datos evidencian que la segunda economía del mundo profundiza su recesión, pues entre octubre y diciembre del año pasado registró una contracción de su PIB, con respecto al trimestre anterior, del 3,3%; entre julio y septiembre, del 0,4%; y entre abril y junio, del 3%.

Cuatro meses de contracción

Es la primera vez en la historia de la economía japonesa que se encadenan cuatro trimestres consecutivos de contracción. En el año fiscal 2008, que finalizó en marzo, la economía del archipiélago cayó un 3,5% en términos reales, su primera contracción en siete años.

El peor resultado hasta ahora del PIB japonés fue el registrado entre enero y marzo de 1974, cuando el indicador sufrió un retroceso del 13,1%, en medio de la crisis del petróleo.

Mejor que las previsiones de los analistas

La demanda interna, que representa el 55% del PIB, se contrajo un 1,1% en el primer trimestre del año frente al anterior, acompañado por la caída de las inversiones de capital del 10,3%.

Los datos publicados por el Ejecutivo son algo mejores que los que manejaban los analistas, que consideraban que la crisis global hundiría el PIB entre enero y marzo en torno al 16,2%, con respecto al mismo periodo del año anterior, y un 4,3%, frente al trimestre precedente.

Para el ejercicio fiscal 2009, que finalizará en marzo de 2010, el gobierno de Japón calculó el mes pasado que su Producto Interior Bruto se contraerá 3,3%, el peor dato desde la II Guerra Mundial.

No hay comentarios: