31 may. 2009

EEUU: desempleo en mayo llegará a 550 mil nuevas víctimas


loultimoenpolitica.blogspot.com

La probable quiebra del gigante domina una semana que concluirá con el importantísimo paro de mayo.

La desesperada situación de General Motors, que hoy puede declararse en bancarrota pese a los esfuerzos personales del propio Obama, domina todos los titulares y la atención de los inversores a muy corto plazo. Pero el mundo seguirá girando aunque GM quiebre, y la pregunta es si el rally también puede continuar después de esta noticia.

La fortaleza del mercado durante la semana pasada y el hecho de que las acciones y los bonos de GM ya descuenten de sobra la quiebra apuntan en esa dirección, pero dependerá de una avalancha de datos económicos que se publicarán en los próximos días. Entre ellos, el importantísimo dato de paro de mayo, para el que se espera una aceleración hasta 550.000 nuevos desempleados.

Claro que también puede ocurrir que GM se salve a última hora -no sería tan raro, ha ocurrido con unos cuantos bancos después de la quiebra de Lehman- y, en ese caso, los analistas creen que el mercados tendrían el detonante que andan buscando para romper definitivamente al alza las resistencias críticas a las que se enfrentan y con las que no pudieron la semana pasada.

Como saben, los índices en EEUU y Europa están intentando superar los niveles que frenaron su escalada a principios de mayo, después de una consolidación lateral en las últimas semanas que ni siquiera merece el nombre de corrección. Si consiguen romper de forma sostenible estos niveles -el Ibex ha vuelto a adelantarse al resto con su proverbial capacidad de anticipación-, tendremos una confirmación alcista de primer orden; si fracasan de nuevo, se abrirá la puerta a una corrección de verdad y a la posibilidad de volver a los mínimos de marzo.

Así pues, la semana que hoy comienza puede ser verdaderamente decisiva. Una semana en la que no hay que perder de vista otros mercados, como los bonos después del batacazo de la pasada ante la avalancha de nuevo papel en todo el mundo; se supone que descuentan la vuelta de la inflación, pero la escalada de los tipos a largo -a los que se referencian las hipotecas- puede hacer peligrar la recuperación económica. O las divisas, donde la caída del dólar está cogiendo velocidad de crucero. O el petróleo, que ya anda por 66 dólares anticipando claramente una mejoría de la demanda.

Hoy lunes conoceremos el gasto de consumo y los ingresos personales de abril, así como el gasto en construcción y el ISM industrial, uno de los indicadores más seguidos para buscar indicios de recuperación. Ahora bien, la sesión estará totalmente dominada por el fin del plazo de General Motors para evitar la quiebra. Mañana martes tendremos las viviendas pendientes de venta y las ventas de coches. El miércoles será el día del ISM de servicios y de los pedidos de fábrica, datos ambos para los que se espera un rebote. También tendremos el dato de empleo privado de la ADP, aperitivo del paro del viernes. Asimismo, conoceremos los resultados de la inmobiliaria de lujo Toll Brothers y Bernanke hablará en el Congreso sobre el déficit público.

El jueves la agenda será más ligera, con las ventas en grandes almacenes, las peticiones semanales de subsidios y una conferencia de la Fed sobre mercados financieros. En Europa tendremos reunión mensual del BCE. Finalmente, el viernes llegará el dato estrella de la semana, el desempleo de mayo, acompañado del crédito al consumo del mismo mes.

No hay comentarios: