24 may. 2009

A 200 años del primer grito libertario en America Latina




loultimoenpolitica.blogspot.com

La conmemoración este lunes en Bolivia de los 200 años del primer grito libertario en América abre los fuegos de una serie de actos que tendrán su punto más alto en 2010 en la región para recordar la gesta de la independencia de la Corona de España. Hoy los conquistadores ya no vienen en carabelas y armados; pero igual llegan en avion, de traje y corbata y de la mano de las mutinacionales. El fin es es el mismo, saquear las riquezas de nuestro continente. Por suerte se le oponen Cuba, Venezuela, Bolivia y Ecuador. Del resto mejor ni hablemos.

Fotos: El Mariscal, Simón Bolívar y José Artigas siguen presentes en el pueblo, ante tanto entreguísmo latinoamericano.

La sublevación de Charcas -hoy Sucre- el 25 de mayo de 1809, es el primer levantamiento independentista de América Latina.

La revolución, encabezada por intelectuales, saca del poder al presidente de la Real Audiencia de Charcas y dura siete meses: el 25 de diciembre de ese mismo año el gobierno revolucionario es depuesto.

Esta sublevación fue la primera contra España, seguida por la de La Paz el 16 de julio y la de Quito el 10 de agosto, que fueron el preámbulo de los gritos libertarios en varios países en 1810.

La celebración en Bolivia de este lunes enfrenta problemas por las diferencias políticas entre el gobierno del presidente Evo Morales y las autoridades regionales de Chuquisaca, cuya capital es Sucre.

Por eso habrá dos celebraciones: la del presidente, reconocida como la oficial, se realizará en el poblado de El Villar (a 200 km de Sucre) mientras que las autoridades regionales realizarán una en Sucre.

La conmemoración de Bolivia abre una serie de festividades a lo largo del continente. La semana pasada España organizó un acto para apoyar a los países latinoamericanos en estas celebraciones.

LOS CONQUISTADORES DE AYER Y DE HOY MEDIANTE EL GENOCIDIO PRETENDEN LAVAR SUS ALMAS LLENAS DE CULPA

Ayer llegaban en Carabelas y armados, exterminando poblaciones enteras. Hoy lo hacen en aviones, de traje y corbata de la mano de las multinacionales. España "quiere acompañar a los pueblos iberoamericanos en esta conmemoración", dijo el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, mientras la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega indicó que "la voz de los 22 países y 600 millones de personas que constituimos la Comunidad Iberoamericana se tiene que hacer presente en el mundo".

El grueso de la celebración se dará en 2010.

En México el grito libertario se conmemorará con una megaexposición y una gran cantidad de eventos culturales, que convergerán en setiembre.

Argentina conmemorará el 25 de mayo de 2010 los 200 años del primer gobierno independiente de España.

Para el festejo se refaccionan monumentos históricos, y se inaugurarán una Casa y un Centro Cultural del Bicentenario, en Buenos Aires.

En Colombia se ha creado una Alta Consejería para el Bicentenario (20 de julio de 1810), cuyo primer acto fuerte es el Gran Concierto Nacional, que se realizará simultáneamente en 1.100 municipios, con 11.000 artistas el 20 de julio próximo.

Chile celebra su bicentenario el 18 de septiembre de 2010 cuando se reunió la Primera Junta de Gobierno, marcando el inicio del proceso de emancipación.

Las celebraciones oficiales empezaran el próximo 4 de septiembre, 379 días antes del Bicentenario. Se inaugurarán el Museo de la Memoria y de los Derechos Humanos y el Centro Cultural Gabriela Mistral, además de infraestructuras deportivas.

Los festejos en Venezuela comenzarán el próximo 19 de abril cuando se conmemora la salida del último capitán general nombrado por España. El 5 de julio de 2011 se celebrarán los 200 años de la firma del acta de independencia, aunque la independencia misma se concretó el 24 de junio de 1821.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha anunciado grandes celebraciones pero aún no hay actividades concretas.

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, presentó la semana pasada la comisión de conmemoración, dando la cuenta regresiva a la celebración, que se llevará a cabo el 14 y 15 de mayo de 2011.

El bicentenario de Perú es en 1821, uno de los últimos de América del Sur ya que Lima, centro del virreinato español más importante de la región, concentró más tropas españolas.

El mismo año es la independencia centroamericana.

El caso brasileño es bastante particular porque la independencia fue proclamada por el rey Pedro I el 7 de setiembre de 1822. La República se proclamó en 1889.

Otro caso particular es el de Cuba, última colonia de España en América y cuya independencia fue proclamada el 20 de mayo de 1902, fecha que el gobierno no reconoce pues la considera el pase de colonia a neocolonia de Estados Unidos.

También tiene sus particularidades el caso de Uruguay, que era una provincia argentina que fue invadida en 1817 por los portugueses y luego quedó en poder de Brasil. La declaratoria de la Independencia --de Brasil-- fue el 25 de agosto de 1825, pero sólo en 1828 se firmó una convención por la que se creó un estado independiente, de modo que faltan 19 años para esa celebración. Pero esta historia omite la Revolución del Pueblo Oriental. Uruguay comienza su Revolución en 1811 contra la Corona Española bajo el mando de José Artigas, jefe de la Banda Oriental (Uruguay y Argentina). Primero fue el Grito de Ascencio, luego la Batalla de Las Piedras el 18 de mayo de 1811 para independizarse de la Corona Española. Luego de lograr esos objetivos el General José Artigas es traicionado por la oligarquía de Montevideo y el Poder de Buenos Aires. Comienza el éxodo del Pueblo Uruguayo (Oriental) junto a Artigas. Luego viene la otra historia. Nuestra Revolución comienza en 1810 con José Gervasio Artigas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

FERNANDO LUGO: FALSO MORALISTA Y FALSO IZQUIERDISTA

La falsedad de Fernando Lugo no sólo se manifiesta en el plano moral, también en el ético, político y personal.

Todo en él fue desde el inicio una estafa, empezando por su discurso moralista que ahora le juega en contra, al descubrirse que era apenas un corruptor de menores y pervertido que no tenía nada que envidiar al desaparecido dictador Alfredo Stroessner.

Fue un gran traidor a la fe católica, de la que se valió para disfrazarse de apóstol del cambio y la ética, para luego apuñalarla por la espalda. Si a la más grande y antigua institución sobre el mundo, la iglesia católica apostólica romana, fue capaz de defraudar, ¿qué lealtad podemos esperar los paraguayos para nuestras instituciones y nuestro país de un personaje semejante?

También se aprovechó de la Teología de la Liberación, para mentir sobre los motivos de su alejamiento obligado de la iglesia, que tenían mucho más que ver con su inconducta y promiscuidad que con motivos filosóficos.

Fue una gran estafa a la fe pública, de la cual se aprovechó para escalar con una enorme carga de culpas a cuestas.

Fue una gran estafa a la buena fe de la izquierda latinoamericana, que lo arropó con generosidad para recibir sólo traiciones de él.