2 mar. 2009

El mundo bursátil se desploma; caídas generalizadas



loultimoenpolitica.blogspot.com

La Bolsa de Nueva York aceleraba hoy el descenso y el
Dow Jones de Industriales bajaba un 3,4% en la media sesión, con fuertes retrocesos en bancos y General Electric mientras que la aseguradora AIG subía casi un 14%.

Ese índice bursátil, que agrupa a algunas de las mayores corporaciones de EE.UU., cedía 236,63 puntos y se situaba en 6.826,30 enteros. El mercado Nasdaq perdía el 3% (-41,30 puntos) y se situaba en 1.336,54 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 cedía el 3,8% (-27,97 puntos) hasta las 707,12 unidades. El índice Dow Jones perdió hoy el nivel de 7.000 puntos poco después de comenzar la sesión, algo que no ocurría desde octubre de 1997, y a medida que avanzaba la jornada se aceleraba el descenso, con los bancos y otras empresas de equipamiento industrial al frente de la caída. Las acciones de Bank of America se depreciaban el 15,5%, hasta 3,34 dólares, mientras que las de Citigroup perdían el 8% y se negociaban a 1,38 dólares. Los títulos de General Electric perdían un 11% de valor respecto del viernes, y en el caso de Caterpillar, la mayor empresa de maquinaria pesada en el mundo, cedían el 8%, una pérdida igual a la registrada por General Motors. La actividad en el sector manufacturero de EE.UU. se contrajo en febrero, por décimo tercer mes consecutivo y se percibe un mayor deterioro del empleo en el sector, según datos que divulgó hoy el Instituto de Gestión de Suministros (ISM, por su sigla en inglés). El índice de actividad se situó el mes pasado en 35,8 puntos, comparado con los 35,6 puntos del mes anterior, indicó esa entidad. También se conoció que el gasto de los consumidores de EE.UU. subió el 0,6% en enero, el primer aumento en seis meses, y los ingresos se incrementaron un 0,4%, según cálculos del Departamento de Comercio. Esos datos atenuaron algo el descenso bursátil en los comienzos de la jornada, pero no fueron suficientes para neutralizar la inquietud que persiste en torno a la situación del sector bancario y de otras grandes empresas estadounidenses que requieren fondos públicos urgentes para continuar operando. La aseguradora AIG recibirá hasta 30.000 millones de dólares adicionales procedentes de las arcas públicas para tratar de estabilizar su situación, debido al riesgo que implicaría para otras entidades financieras un derrumbe de esa compañía. El anuncio de esa y otras medidas de ayuda que le prestará el Gobierno se conocieron el mismo día en que la compañía anunciaba una pérdida neta trimestral de 61.700 millones de dólares, algo histórico en el ámbito empresarial estadounidense. El barril de crudo de Texas se depreciaba un 10% (4,52 dólares) en el mercado de materias primas y se negociaba a 40,24 dólares, mientras los bonos de la deuda publica a diez años subían de precio, con lo que su rentabilidad se situaba en el 2,89%.

No hay comentarios: