22 feb. 2009

Líderes del G20 endurecen controles pero la crisis no se detiene


loultimoenpolitica.blogspot.com

Los líderes europeos del G-20 reiteraron este domingo que todos los productos, mercados y actores financieros, incluyendo los "hedge funds", deben ser regulados para evitar que se repita una crisis como la actual y reclamaron sanciones contra los paraísos fiscales. Sin embargo cuando se reúnan en abril, seguramente las condiciones serán distintas y peores que hoy.

La reunión celebrada en Berlín, previa al G-20 de Londres que tendrá lugar en abril, propuso además que los bancos refuercen sus provisiones en los buenos momentos económicos para poder resistir mejor a las recesiones, siguiendo así el ejemplo del modelo español defendido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El texto de la cumbre de la que fue anfitriona la canciller Angela Merkel describe la situación en los mercados financieros como "tirante" y dice que se necesitan reformas estructurales y centrarse en el gasto público para salir reforzados de la crisis económica. "Hemos subrayado hoy, una vez más, nuestra convicción de que todos los mercados, productos y participantes financieros deben estar sujetos a una supervisión o regulación apropiada, sin excepción e independientemente de su país de origen", dice el comunicado. En la declaración queda claro que los jefes de Estado y de Gobierno de España, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Países Bajos y Luxemburgo se comprometieron a tomar únicamente medidas anticrisis que reduzcan al mínimo las distorsiones de competencia y a evitar cualquier iniciativa proteccionista. También pidieron reforzar el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Foro de Estabilidad Financiera para que asuman el papel de controlar la aplicación de las reformas de la arquitectura financiera internacional. En este sentido, los líderes europeos apostaron por duplicar los recursos del FMI de manera que este órgano pueda ayudar de forma más rápida y flexible a los países que tengan dificultades para refinanciar su deuda. Finalmente, la declaración respalda la propuesta de la canciller alemana, Angela Merkel, de crear una Carta Global para una Economía sostenible, que esté basada en las fuerzas del mercado pero que evite todo tipo de excesos y conduzca a establecer una estructura de gobierno internacional.

PETICIÓN AL BCE PARA QUE FACILITE LA LIQUIDEZ

Durante la reunión a puerta cerrada el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió al Banco Central Europeo (BCE) que mantenga las medidas extraordinarias para facilitar la liquidez en el sistema financiero. Por su parte, el presidente del BCE, Jean ClaudeTrichet, elogió el sistema de provisiones dinámicas aplicado por los bancos españoles y lo puso como ejemplo a seguir por el resto de las entidades europeas. Este sistema, impuesto por el Banco de España, obliga a los bancos a acumular reservas durante los buenos momentos económicos para poder hacer frente a posibles pérdidas en periodos de crisis. En su intervención ante los líderes europeos, Zapatero también subrayó que, en la reunión que celebró en Washington el pasado mes de noviembre, el G-20 puso "los nuevos fundamentos del orden financiero internacional" y dijo que la tarea para la próxima reunión que se celebrará en Londres el dos de abril será "pasar a la acción". Zapatero afirmó por último que la reunión de Berlín de este domingo debe servir para "renovar este compromiso".

ZAPATERO CRITICA EL PROTECCIONISMO

En la rueda de prensa posterior a la cumbre, el presidente del Gobierno español abogó por un nuevo sistema financiero internacional más "sólido, transparente, ético y sostenible", que regule y limite los incentivos excesivos de sus directivos. El jefe del Ejecutivo aseguró que la cumbre del G20 en Londres será la de las "decisiones y acciones". La Cumbre de Washington del año pasado fue de "unión y planificación", encuentro que sirvió para diseñar un "programa de trabajo", indicó Zapatero, quien subrayó que ahora toca "tomar decisiones para que el nuevo sistema financiero entre en funcionamiento cuanto antes". El presidente del Gobierno, que asume que España está dentro del G-20, dió "seguridad a los ciudadanos, a las empresas y a las entidades financieras" de que "los gobiernos europeos que pertenecemos al G-20 y la UE están al frente en el liderazgo" para abordar la actual coyuntura. Zapatero también dijo que el mundo se encuentra ante una crisis internacional "nunca conocida" y que la reacción a la misma está siendo, por tanto, "hasta ahora nunca conocida". En su intervención ante la prensa puso de manifiesto la importancia de un nuevo sistema financiero "que ha de erradicar los paraísos fiscales, regular y limitar los incentivos excesivos de sus directivos para afrontar riesgos, que ha de tener una supervisión global y una regulación mucho más garantizadora que dé mucha más seguridad a todos". Además, apostó por un orden internacional con un comercio justo, donde no existan barreras proteccionistas, que cumpla los objetivos del milenio y que apueste por una economía "verde como el gran reto". "Tenemos un gran trabajo por delante, pero la confianza y la seguridad que podemos aportar es que lo vamos a hacer juntos con toda la fuerza de la Unión Europea", sentenció Zapatero.

MERKEL Y EL NUEVO ORDEN FINANCIERO INTERNACIONAL

La canciller alemana, Angela Merkel, subrayó tras la reunión que el catálogo de siete puntos consensuado en Berlín por los principales países de la Unión Europea (UE) tiene como fin "recuperar la confianza de los mercados" y la creación de "un nuevo orden financiero internacional". Merkel aseguró que los países de la UE acudirán con una postura "sólida y conjunta" a la capital británica. "Londres debe ser un éxito", dijo la canciller, que seguidamente explicó los siete puntos del catálogo de propuestas con las que la Unión Europea acudirá la cumbre del G20 para ayudar a resolver la crisis financiera y económica mundial.

BROWN Y LOS PROBLEMAS DE LOS HIPOTECADOS

Por su parte, el primer ministro británico, Gordon Brown, señaló que "nuestra prioridad" es la gente que tiene problemas para pagar su hipoteca y quienes están amenazados con la pérdida de su empleo. Brown añadió que pese a que "hemos elaborado el mayor programa coyuntural de la historia", las medidas tomadas hasta ahora "no son suficientes", por lo que la reunión de Londres deberá aportar "más estímulos para reactivar la economía".

SARKOZY Y LA OPORTUNIDAD CONTRA LA CRISIS

A su vez, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, afirmó que la cumbre en la capital británica es "la última oportunidad" para encarrilar la crisis y ha dicho que los países industrializados y las naciones emergentes no pueden permitirse un fracaso de la misma. No se trata de tomar medidas superficiales y provisionales, dijo el presidente galo, quien expresó su satisfacción por el hecho de que el documento final de la reunión hable de sanciones contra los paraísos fiscales y los centros financieros que no cooperen.

No hay comentarios: