20 nov. 2008

Ocupantes del BBVA fueron desalojados; y luego recibidos por el delegado de gobierno


loultimoenpolitica.blogspot.com

LOS SINDICALISTAS ANDALUCES FUERON DESALOJADOS PACIFICAMENTE DE LAS INSTALACIONES DEL BBVA Y FUERON INMEDIATAMENTE HASTA LA SEDE DEL DELEGADO DE GOBIERNO, QUIEN LOS RECIBIÓ, Y PROMETIÓ TRASLADAR A LAS AUTORIDADES LOS RECLAMOS QUE REALIZARON LOS MANIFESTANTES: UN FONDO PARA LOS DESEMPLEADOS DEL ÁREA RURAL Y URBANA, UN PLAN DE RESCATE PARA LOS AYUNTAMIENTOS QUEBRADOS DE 1500 MILLONES DE EUROS, Y UN PLAN DE ACCESO A VIVIENDAS DE CALIDAD Y BARATAS PARA LAS FAMILIAS. TAMBIÉN RECLAMAN NACIONALIZAR LOS BANCOS, RECHAZAN LAS PRIVATIZACIONES DE UNIVERSIDADES Y A LAS CENTRALES SINDICALES UNA HUELGA PARA LUCHAR CONTRA EL DESEMPLEO.

A las 8,15 de la mañana se materializó el desalojo del BBVA. Una dotación de la V Unidad Especial de Antidisturbios de la Policía Nacional entró en el banco y previo compromiso del Subdelegado del Gobierno de recibir a una comisión del SAT comenzó a desalojar a las compañeras y compañeros que llevaban 18 horas ocupando el banco. La policía subió a la primera planta donde estaban concentrados en asamblea y sentados en el suelo unos 200 sindicalistas. Levantaban y expulsaban a los compañeros y compañeras de uno en uno. Los miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), que fueron desalojados de la oficina central del BBVA de Granada donde permanecían encerrados desde ayer, trasladaron hoy al subdelegado del Gobierno, Antonio Cruz, sus reivindicaciones y se concentraron posteriormente ante las puertas de la Inmobiliaria Osuna, en Puerta Real. Así lo explicó a Europa Press el portavoz del SAT y parlamentario andaluz de IU por Sevilla, Juan Manuel Sánchez Gordillo, que explicó que el desalojo por parte de los Agentes del Cuerpo Nacional de Policía del más del centenar de personas que han pasado la noche en el BBVA se produjo de forma pacífica y sin incidentes. Los sindicalistas, que prevén abandonar hoy la ciudad granadina, trasladaron a Cruz sus reivindicaciones, como la creación de un fondo para los desempleados del ámbito rural y urbano, un plan de rescate para los Ayuntamientos en bancarrota de 1.500 millones de euros o una ley del suelo que propicie el acceso de las familias a viviendas baratas y de calidad. "El subdelegado nos dijo que trasladará estas reivindicaciones tanto a Madrid, como a Sevilla", comentó Gordillo.

Nueva concentración

Posteriormente, sobre las 12,00 horas, alrededor de un centenar de sindicalistas se concentraron frente a las puertas de la Inmobiliaria Osuna, en Puerta Real, de donde ya fueron desalojados ayer tras ocupar sus instalaciones.
"Esta inmobiliaria es de las que más subvenciones ha recibido por parte de la Unión Europea", criticó el parlamentario andaluz, que informó de que tras esta concentración no prevén realizar más movilizaciones y abandonarán la ciudad en el día de hoy para dirigirse a Sevilla, donde han convocado una manifestación para las 11,30 horas de mañana a las puertas de la Casa Rosa.
Los sindicalistas han protestado por el plan de rescate de la banca emprendido por el Gobierno central y solicitan la nacionalización de la misma y que el dinero público se destine para 'rescatar" a los trabajadores afectados por la crisis.
Gordillo calificó de "desvergüenza absoluta" que el Gobierno central "se haya gastado 150.000 millones de euros para rescatar a los bancos y otros 3.000 para las grandes inmobiliarias"- para las que reivindicó su nacionalización-, por lo que consideró que "es hora de salvar a los pobres y los débiles que están sufriendo esta crisis".

No hay comentarios: