13 sept. 2008

Si hay Golpe, Venezuela intervendrá militarmente en Bolivia

loultimoenpolitica.blogspot.com
NICOLAS MADURO RATIFICA TODAS Y CADA UNA DE LAS AFIRMACIONES DE CHAVEZ
El gobierno de Venezuela ejercerá su "derecho a la rebelión" para restituir el gobierno legítimo de Evo Morales en caso de un golpe de estado en Bolivia, a pesar de que las Fuerzas Armadas de Bolivia rechazaron la idea, dijo a la BBC el ministro de Relaciones Exteriores venezolano, Nicolás Maduro. "El derecho internacional estaría siendo violado y tendríamos no sólo el derecho, sino el deber de actuar para preservar el respeto a las reglas internacionales", afirmó Maduro.
El canciller venezolano aseguró que las Fuerzas Armadas bolivianas no supieron interpretar la oferta de apoyo armado del presidente Hugo Chávez, principal aliado de Morales en la región.
Destacó que América Latina no se quedaría de brazos cruzados si Morales fuese derrocado. "Ya se fueron los tiempos en los que Estados Unidos promovía golpes de estado y los demás países asistían sin rechistar".
El comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, Luís Trigo, rechazó la oferta del presidente Hugo Chávez de intervenir militarmente en el país en caso de un golpe de Estado. ¿Cuál es la opinión al respecto del gobierno venezolano?
Maduro: Qué bueno sería que ese militar se pronunciase contra la ingerencia histórica y actual de los EE.UU. en Bolivia y acompañase con lealtad al presidente Evo Morales.
Estamos en un contexto histórico de unión y de afronta a cualquier peligro que coloque en riesgo nuestras repúblicas. Considero que fue un error de interpretación de este general, que no entendió el llamado solidario del presidente Chávez en apoyo a Bolivia.
¿Cuál sería la reacción del gobierno venezolano si Evo Morales fuera derrocado?
Maduro: Evo Morales fue electo democráticamente y hace un mes fue ratificado con más del 67% de los votos en un referendo. No toleraríamos un golpe de estado contra ese gobierno. Toda América Latina saldría a defender al pueblo de Bolivia, así como en el s.XIX nuestros héroes liberaron nuestro continente del dominio español.
Pero estamos en el siglo XXI y la legislación internacional prevé la inviolabilidad territorial de los estados. ¿Una acción del gobierno no podría ser interpretada como una ingerencia?
Maduro: Si Evo Morales fuese derrumbado por esos grupos violentos apoyados por los EE.UU., el derecho internacional estaría siendo violado y tendríamos no sólo el derecho, sino el deber de actuar para preservar el respeto a las reglas internacionales, a los gobiernos legítimos y al derecho a la vida de nuestros pueblos.
No nos quedaremos de brazos cruzados. Ya se fueron los tiempos en los que EE.UU. promovía golpes y los demás países asistían sin rechistar. La oligarquía boliviana que no se equivoque: si intentan un golpe ejerceremos nuestro derecho a la rebelión. Somos un mismo pueblo.
¿Está insinuando que hay una posibilidad real de golpe de estado en Bolivia?
Maduro: Está en camino un plan de golpe similar al que promovieron en contra de Jean Bertrand Aristide en Haití, o a Juan Domingo de Perón en Argentina, que eran gobierno esencialmente populares. Pero el gobierno de los Estados Unidos consiguió incorporar escenarios de violencia y de racismo para luego derrumbarlos.
En Bolivia las organizaciones separatistas que se oponen a Evo Morales están al frente de las manifestaciones.
Maduro: Obviamente la oligarquía racista boliviana es un principal factor en el escenario de desestabilización. Pero ninguno de esos grupos movería un dedo contra un gobierno con tamaño apoyo popular como el de Evo si no tuviese el apoyo político, financiero y de planificación de los Estados Unidos. Eso no hay que dudarlo.
Después de la expulsión del embajador estadounidense en Caracas y la idéntica respuesta de los EE.UU. ¿Cuál es la situación política y diplomática en este momento entre los dos países?¿Hay posibilidad de una ruptura de relaciones?
Maduro: Estamos revisando las relaciones y reaccionaremos de acuerdo a las acciones de EE.UU. Estamos viviendo el peor momento en las relaciones estadounidenses con América Latina y el Caribe. Esperamos en algún momento que los EE.UU. hagan una rectificación histórica, recomponga su política y respete a los países de la región.
¿Qué llevó al gobierno a expulsar al embajador de los EE.UU. Patrick Duddy?
Maduro: Tuvimos que actuar con firmeza frente a las tentativas descaradas de desestabilización y de violencia que el gobierno de los EE.UU. apoya en Bolivia y frente a la participación de representantes del gobierno estadounidense en la conspiración contra el presidente Chávez a lo largo de esta década, particularmente en una tentativa de golpe y magnicidio que recientemente estaba siendo planeada por militares venezolanos y que hicimos pública.
¿El gobierno de Venezuela tiene pruebas de eso?
Maduro: (En situaciones como ésta) Siempre están las manos del embajador de los EE.UU. Sabemos que funcionarios (de la embajada) se reunieron con las personas que pretendían realizar un complot. En las próximas semanas serán reveladas esas pruebas, así como sucedió en el golpe de 2002 contra el presidente Chávez. Denunciamos antes y durante el golpe, y al final en los documentos desclasificados por el gobierno estadounidense aparecieron las preusas que nosotros habíamos denunciado.
En consecuencia a la escalada de la crisis entre Venezuela y Estados Unidos, ¿habría alguna posibilidad de que EE.UU., principal comprador del petróleo venezolano, dejase de comprar el producto de su país?¿Cuáles serían las consecuencias?
Maduro: Para ellos eso es imposible, no tienen forma de hacerlo. Si lo hiciesen nosotros colocaríamos tranquilamente nuestro petróleo en el mercado internacional. Sobra mercado en el mundo para colocar el petróleo venezolano.
Las relaciones entre EE.UU. y Venezuela llegaron a su peor momento, al mismo tiempo en que el gobierno venezolano estrecha su cooperación militar con Rusia. ¿Cree que se está dando una reedición de la Guerra Fría?
Maduro: La Guerra Fría correspondía a un mundo bipolar. Ahora estamos en un mundo multipolar, que quiere paz, soberanía y respeto al derecho al desarrollo económico autónomo y libre. Una pequeña parte del mundo, que es la élite que gobierna los EE.UU., quiere mantener un sistema unipolar de dominación. No hay ninguna Guerra Fría, hay una gran lucha por nacer y vivir en un mundo multipolar sin imperios.
¿Cuál es el mensaje que el gobierno pretende enviar a los Estados Unidos al aceptar una maniobra naval conjunta con Rusia en el Caribe?
Maduro: Estamos mostrando que en América Latina y el Caribe dejaron de ser un quintal de los EE.UU. Antes sólo ellos podían realizar maniobras militares en la región. Ahora eso se acabó. Somos independientes y podemos establecer cooperación con cualquier país, para compartir tecnología. Los EE.UU. intentaron bloquearnos militarmente cuando decidieron no vendernos armas, pero nosotros somos capaces de superar ese bloqueo tecnológico y ahora cooperamos con otros países.
El presidente Hugo Chávez reiteró que los EE.UU. podrían agredir a Venezuela para tratar de derrocarlo y controlar el petróleo venezolano. Si esa incursión militar ocurriese, ¿su gobierno piensa contar con la ayuda militar rusa?
Maduro: Para defender nuestro territorio basta con nuestro pueblo.
¿Cuál es la relación entre las maniobras navales que serán realizadas por el gobierno venezolano y ruso en el Caribe en noviembre con el conflicto en el Cáucaso y la presencia de la flota naval estadounidense en el mar Negro, al sur de la frontera con Rusia?
Maduro: No hay relación directa. Un ejercicio conjunto de este tipo no se decide de un día para otro y éste ya había sido discutido hace meses, antes del conflicto en el Caucazo. Hace algunos años que ya veníamos fortaleciendo la cooperación con Rusia en materia militar.
¿E indirectamente están relacionados?
Maduro: Indirectamente... lo dejo abierto a la interpretación.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿de dónde está extraida esta entrevista, de algún medio venezolano o la ha hecho usted mismo? Muchas gracias