21 sept. 2008

Tzipi Livni tiene muchos problemas y poco tiempo para formar un gobierno de coalición

loultimoenpolitica.blogspot.com
NI EL LIKUD NI LOS LABORISTAS QUIEREN FORMAR COALICIÓN CON EL KADIMA/ SEÑALAN QUE FORMAR COALICIÓN CON KADIMA SERÍA COMO PRETENDER FORMAR PARTE DEL "CONSEJO ADMINISTRATIVO DE LHEMAN BROTHERS"/ OTROS ASEGURAN QUE EL KADIMA PODRIA TENER MEJOR SUERTE SI BUSCA ALIADOS EN SIRIA, QUE EN ISRAEL.
La dimisión hoy de Ehud Olmert como primer ministro de Israel ha abierto una carrera contrarreloj para la formación de un nuevo Gobierno en la que los distintos partidos políticos ya mueven pieza para tratar de alcanzar sus objetivos y salvaguardar sus intereses. Olmert entregó esta noche su carta oficial de renuncia al presidente del Estado de Israel, Simón Peres, en una reunión de una media hora en su residencia oficial en Jerusalén.'El primer ministro me ha presentado su dimisión. No ha sido una decisión fácil y sé que para él ha sido una noche difícil', dijo Peres en rueda de prensa tras el encuentro con Olmert, a quien agradeció 'sus servicios al Estado' y su 'forma honorable' de abandonar el cargo. Olmert, de 63 años, accedió a la jefatura del Gobierno en enero de 2006, a raíz del derrame cerebral que sufrió el entonces primer ministro, Ariel Sharón, y dos meses después revalidó su mandato al vencer el recién creado partido Kadima en las elecciones generales. El pasado julio se vio obligado a anunciar su dimisión tras perder apoyos en su coalición al ser investigado por varios casos de presunta corrupción. Peres ha pedido a todos los grupos parlamentarios que se reúnan con él para preparar la formación de un nuevo Ejecutivo. El jefe de Estado israelí recibió esta misma noche en su residencia a los representantes de los cuatro principales partidos políticos (Kadima, Likud, Laborismo y Shas). Casi con toda seguridad, Peres encargará a la ministra de Exteriores, Tzipi Livni, la formación de un Gobierno en tanto que líder de Kadima, la formación mayoritaria en el Parlamento. La jefa de la diplomacia israelí, vencedora de las elecciones primarias de su partido, el pasado miércoles, tendrá entonces tres días para responder al encargo y, tras esta formalidad, seis semanas más para tratar de formar un Ejecutivo de coalición. El desde ahora primer ministro en funciones felicitó esta mañana a Livni y le dijo que espera que 'forme un Gobierno tan pronto como sea posible'.En principio, Livni pretende mantener la actual coalición gubernamental, que suma 64 de los 120 escaños del Parlamento israelí: 29 del Kadima, 19 laboristas, 12 del partido ultra-ortodoxo sefaradí Shas y cuatro del Partido de los Jubilados. Si no logra constituir un nuevo Ejecutivo en el plazo previsto, Peres puede encargar a otra persona que forme Gobierno o convocar elecciones anticipadas, posiblemente para marzo de 2009. En cualquiera de los dos casos, Olmert seguirá como primer ministro en funciones hasta que un nuevo Ejecutivo vea la luz. Livni no ha perdido el tiempo y en los últimos días se ha reunido con los líderes de varios partidos, aunque la confección y puesta en marcha de un nuevo Gobierno se perfila ardua tarea. A su derecha, el ex primer ministro Benjamín Netanyahu, líder del principal partido de oposición, el Likud, reclama a diario comicios anticipados y rechaza sumarse a un Gobierno con Kadima porque, dice, equivaldría a unirse al consejo de administración de Lehman Brothers, el banco de inversión que el lunes se declaró en quiebra. En cuanto a los socios de Gobierno, el Shas condiciona su permanencia al aumento de las ayudas por maternidad (que beneficiarían al grueso de sus votantes, pero podrían restar a Livni el apoyo de otros partidos) y a que el eventual reparto de Jerusalén quede fuera de la negociación con los palestinos. Los laboristas, liderados por el titular de Defensa, Ehud Barak, también prefieren dar voz a los electores, a tenor de la información publicada hoy por el diario 'Haaretz' citando fuentes de esta formación. Según el rotativo, Barak y Netanyahu se reunieron anoche y se preparan para cooperar con vistas a la convocatoria de elecciones anticipadas. Como señala con humor el comentarista político Yossi Verter en la edición de hoy de 'Haaretz': 'Parece claro que Livni tendrá más fácil formar una coalición con el presidente sirio, Bachar Al Asad, que con sus colegas en Israel'.

No hay comentarios: