1 mar. 2010

Uruguay: Mujica y Clinton juntos


loultimoenpolitica.blogspot.com

Mujica juró como Presidente: trazó un plan de acuerdo político con la derecha uruguaya para los próximos 30 años: "concertación, convergencia, alternancia en los sucesivos gobiernos". Los "recursos fiscales son finitos y la demanda social infinita", dijo en una especie de resignación. Pareció, incluso, arrodillarse antes de ingresar a la Iglesia. Adios al socialismo. Como si fuera poco se reunión con su amiga, Hillary Clinton.

Mujica sostuvo que los actuales partidos políticos uruguayos son "sabios y potentes pero capaces de generar túneles herméticos que atraviesen las presidencias de los distintos partidos y de los grandes asuntos" del país.

El jefe de Estado destacó la necesidad de tomar en cuenta de primera mano los temas que más urgen al país como la educación, la infraestructura, la energía y la seguridad ciudadana.

"Esta es una declaración formal de intenciones pues me estoy imaginando el proceso político que viene con una serie de encuentros a las que todos concurrimos asistiendo al compás de las negociaciones", dijo.

José "Pepe" Mujica quien resultó electo con más de 52 por ciento de los votos en la segunda vuelta electoral del pasado mes de noviembre, declaró que es probable que un Gobierno tenga más posibilidades de éxito que el resto de los partidos pero de nada sirve si son incapaces de encontrar las piezas complementarias en la sociedad.

"Nos parece que el diagnóstico de concertación y convergencia es el tratamiento correcto" para llevar adelante un proceso de transformación en Uruguay.

Mujica se preguntó “¿a qué renunciaremos para decirle que sí a la educación”?. Ni se le pasó por la cabeza decirle que no al FMI. De haberlo pensado ¿lo hubiera dicho?.

José Mujica comenzó su discurso agradeciendo a su esposa, Lucía Topolansky (a quién se refirió como "mi querida Lucía), a los legisladores presentes, presidentes extranjeros, altos funcionarios y cuerpos diplomáticos que asistieron a su juramento; al presidente de la Suprema Corte de Justicia, los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, los señores ex presidentes de la República, dirigentes de partidos políticos y de las principales organizaciones sociales y comunidades religiosas.

Además, agradeció a todos los compatriotas que lo acompañan "desde las calles, desde las casas y desde el exterior".

Mujica dijo no saber cuándo dejaba jurídicamente de ser Presidente electo para ser "presidente a secas", si en el momento en que prestaba juramento o cuando reciba la banda por parte de su antecesor.

Pero afirmó que él prefería nunca dejar de tener ese título: "soy presidente solo por la voluntad de los electores. Electo me advierte que no me distraiga y recuerde que estoy al mandato para una tarea, no en vano el otro sobrenombre de los presidentes es mandatario (mandado por otros y no por si mismo)".

Mujica señaló que el día de hoy es el comienzo de su gobierno y recordó que mañana comenzará a recorrer las dificultades. "Mañana comienzan los pasos al purgatorio", señaló al igual que lo había hecho al salir de su chacra de Rincón del Cerro en las primeras horas del día.

"Por nuestra parte pondremos todo en cumplir con nuestros mandatos constitucionales", dijo recordando que muchas veces se ha dejado de lado y no se ha cumplido como debería ser y como los votantes lo esperan.

"Hay que crear las condiciones para gobernar por 30 años con políticas de Estado. Tanto en educación, seguridad como en la matriz energética. El gobierno tiene más tornillos que nadie, pero de qué sirve sin la parte complementaria. Eso es lo que más se ajusta a la realidad de hoy", manifestó.

Amplió haciendo referencia a que con los gritos no se consiguen las cosas y que lo importante es "concertar y no separar".

"Hace mucho que hemos aprendido que las batallas por el todo o nada son el camino a que nada cambie. Queremos mejorar la educación y la seguridad, pero nada se consigue a los gritos", dijo.

Mujica habló además de un gobierno con poca épica, pocos héroes y pocos villanos, más bien con políticos que sean honrados artesanos y construyan avances reales, "cambios de esos que se tocan con la mano, que no afectan las estadísticas sino la vida real de la gente". Pero resaltó que para lograrlo se necesita una civilizada convivencia política y no van a ahorrar ningún esfuerzo para lograrlo.

Al respecto, resaltó que esta intención no comienza con el Frente Amplio sino que el país tiene "hermosas tradiciones de respeto" que vienen de muy atrás, aunque es muy probable que "nunca hayamos estado tan cerca de conseguir un cambio cualitativo en la intensidad de esos vínculos entre partidos políticos". Con ilusión dijo esperar poder pasar de la confrontación controlada a "ciertos modos societarios de largo plazo".

El flamante presidente de todos los uruguayos dijo que a partir del primer gobierno frenteamplista quedó claro que a los votos hay que ganárselos una y otra vez en buena ley y que los ciudadanos han advertido a todos que ya no son incondicionales de ningún partido político sino que evalúan las gestiones y "los que hoy son protagonistas principales mañana pueden convertirse en actores secundarios".

Esa idea de que ya no hay partidos predestinados a ganar y partidos predestinados a perder, dijo Mujica, fue la dura lección que los lemas tradicionales recibieron en los últimos años: "el país les advirtió que se necesitaban nuevos actores para que el sistema recobre su salud".

A su vez, recordó que el Frente Amplio, "eterno desafiante y transitorio campeón", tuvo que aceptar una lección, "no ya de los votantes sino de la realidad". "Descubrimos que gobernar era mas difícil de lo que pensamos y que los recursos son finitos y las demandas sociales infinitas. Hasta tuvimos que aprender con dolor y vergüenza que no toda nuestra gente era inmune a la corrupción", admitió.

Con sinceridad y valentía, así propuso que se lleven adelante las Políticas de Estado con las que sueña. "Para ponernos de acuerdo vamos a tener que rebajar nuestras respectivas posturas y eso va a ser un tema de valentía", dijo, pero resaltó que los temas de estado deben ser pocos y selectos: "aquellos asuntos en los que pensamos que se juega el destino, la identidad de esta sociedad sin pretensiones de verdad absoluta".

Los temas que resaltó como prioritarios en ese sentido fueron: la educación, el uso de la energía nuclear y del resto de las energías renovables (incluyendo los biocombustibles), el medio ambiente y la seguridad ciudadana.

"Los gobernantes deberíamos ser obligados todas las mañanas a llenar planas como en la escuela, escribiendo cien veces debo ocuparme de la educación", dijo, y resaltó que de ella depende buena parte de las potencialidades productivas del país.

"Pero lo que probablemente nadie pueda contestar es a qué cosa vamos a renunciar para darle recursos a la educación", planteó el presidente entrante. "Ningún partido querrá quedar en soledad para hacerse responsable de todo ese desgaste, tendremos que hacerlo juntos, decidirlo juntos y poner el pecho juntos".

Finalmente, sobre las políticas de estado planteó que estas estrategias de estado, deben estar orientadas a largo plazo y deben ser protegidas del vaivén político para que puedan proyectarse en el tiempo y que como gobierno les corresponde la iniciativa para "trazar el mapa de ruta".

JOSÉ MUJICA E HILLARY CLINTON JUNTOS

En el pasado estuvieron enfrentados. Hoy; al menos son buenos amigos. Estados Unidos y el Frente Amplio es lo mismo que decir José Mujica e Hillary Clinton. El Imperialismo sigue siendo el mismo.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, se reunió en el Palacio Legislativo donde mantuvo una reunión con el presidente electo, José Mujica y el vicepresidente electo, Danilo Astori. Más tarde está previsto que la jerarca norteamericana se reúna con varias legisladoras uruguayas. Minutos antes del mediodía, Mujica y Clinton ofrecerán una conferencia de prensa exclusiva para los medios norteamericanos.

Media hora luego del mediodía está previsto que Clinton salga por la puerta principal del Palacio Legislativo y sobre las 13 horas se reunirá con el presidente Vázquez en la Torre Ejecutiva.

Hillary llegó a Montevideo

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, arribó al Aeropuerto Internacional de Carrasco alrededor de las 9:00 de la mañana bajo un importante dispositivo de seguridad.

En las primeras horas de su estadía en Uruguay, Clinton mantendrá una reunión con José Mujica y Danilo Astori antes de que asuman como presidente y vicepresidente respectivamente.

Hillary Clinton también tiene previsto en su agenda reunirse con la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, aunque éste encuentro no está confirmado oficialmente.

Su programa original contemplaba que hoy también viajaría a Chile, luego a Brasil, Costa Rica y Guatemala, en lo que se informó subrayaba la decisión del gobierno del presidente Barak Obama de prestarle más atención a la América Latina.

El vicepresidente electo Danilo Astori dijo hoy que la presencia de la ex primera dama norteamericana era un hecho sin precedentes por el rango de la visitante.

No hay comentarios: