30 jul. 2009

Eta cumple 50 años por el mismo camino



loultimoenpolitica.blogspot.com

La organización independentísta Patria Vasca y Libertad (ETA) cumple el viernes 31 de julio 50 años de existencia, y lo conmemora con una ofensiva contra la Guardia Civil de España. Eta está demostrando que puede actuar cuando quiere, donde quiere y contra quien desee. Garzón ha dicho algo parecido hoy.

fotos: las imágenes muestran el atentado contra el Presidente del Gobierno Español, Luis Carrero Blanco, el 20 de diciembre de 1973

En la semana en que se recuerda el medio siglo durante el cual ETA ha luchado en forma armada y cruda (igual que el Estado español), dos guardias civiles murieron y decenas de personas resultaron heridas en dos ataques atribuidos a la agrupación.

El miércoles, ETA hizo estallar un coche bomba colocado tras la casa cuartel de la Guardia Civil en Burgos, norte de España, y el ataque dejó más de 60 heridos, entre ellos numerosos niños.

Este jueves, otra acción de la organización independentísta dejó dos guardias civiles muertos al estallar una bomba adherida al coche de los agentes frente a la sede de la corporación en Palmanova, en la mediterránea isla balear de Mallorca.

En sus años de violencia, ETA ha ejecutado centenares de personas entre civiles, militares, políticos, periodistas, policías de diferentes corporaciones, jueces y fiscales, funcionarios de prisiones,etc. También han experimentado bajas por parte del Estado español. Son muchos los militantes de ETA que están encarcelados (700) y otros tantos han sido perseguidos, secuestrados, torturados y asesinados por el Terrorismo de Estado español. Recordemos los GAL.
En la década de 1960, la policía franquista actuó contra muchos jóvenes que entonces pertenecían a ETA y dio lugar a juicios en tribunales militares que aplicaban la pena de muerte y el fusilamiento, como fue el conocido "Proceso de Burgos" contra 15 etarras.

Euskadi Ta Askatasuna (nombre en lengua vasca que en español significa Patria Vasca y Libertad) nació en Bilbao, norte de España, el 31 de julio de 1959 bajo tesis nacionalistas y revolucionarias contra el régimen dictatorial del general Francisco Franco.

La concepción territorial que tiene ETA sobre la comunidad vasca, para la que reclama independencia, no se limita a lo que actualmente es el País Vasco español, sino que incluye Navarra y el territorio Vasco en Francia.

Las acciones armadas de ETA se iniciaron el 7 de junio de 1968 cuando fue asesinado el guardia civil José Pardines Arcay, quien recibió numerosos disparos por parte de Txabi Etxebarrieta, que murió cuando intentaba escapar después del atentado.

En esa época, grupos independientes con tesis comunistas, obreras y de otra índole se sumaron a la rama violenta para participar en atentados de gran magnitud y hacerlos extensivos no sólo a policías y militares sino también a la clase política.

Los atentados abrieron la división entre las dos corrientes internas de ETA, y así se inició el proceso de lo que sería conocido como ETA Político Militar, en la estaban los promotores de la "revolución obrera, y ETA Militar, que sólo busca la lucha armada, aunque ambas mantenían su lealtad a una misma cúpula dirigente. Con esta estructura radicada mayoritariamente en el sur de Francia, ETA asestó uno de los mayores golpes de su historia: asesinó en un atentado al entonces presidente del gobierno español, el almirante Luis Carrero Blanco, el 20 de diciembre de 1973.

La muerte del dictador Franco el 20 de noviembre de 1975 hizo pensar que ETA modificaría algunos de sus planteamientos, más aun cuando se iniciaba una transición política en el país, pero la organización estaba dividida y mantuvo su postura de continuar la lucha armada.

En total, durante los años del régimen franquista ETA asesinó a 45 personas, y fue en la transición cuando se volvió a debatir el cese de la lucha armada para dar paso a una de naturaleza política y social, algo a lo que la rama militar se negó. En 1978 se fundó oficialmente la formación Herri Batasuna con miembros de la rama política, y se constituyó en la opción de ETA para abrir un frente de lucha política.

En tanto, fuerzas internas de los cuerpos policiales iniciaron a la sombra la conformación de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), que orquestaron lo que tiempo después fue denominado por algunos sectores como "guerra sucia" o "terrorismo de Estado".

La actuación de los GAL, con más de 30 acciones violentas cometidas por grupos secretos de los cuerpos de seguridad del Estado, escribió una de las páginas negras en la lucha contra ETA y empañó al entonces gobierno socialista de Felipe González (1982-1996).

En la década de 1990 se constituyeron algunas asociaciones pacifistas, que junto con sociedades de víctimas tomaron protagonismo para respaldar la lucha contra la violencia etarra, mientras que fracasaron dos intentos de diálogo con el gobierno para lograr la paz. También en esa época se registraron fuertes momentos: en abril de 1995 ETA trató de matar con un coche bomba al entonces líder de la oposición, José María Aznar, y ese año la policía frustró una operación para matar al rey Juan Carlos en Palma de Mallorca. Otra acción de gran magnitud en esa década fue el secuestro en 1996 del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, a quien el grupo mantuvo encerrado 532 días en un pequeño sótano.

En julio de 1997 ETA secuestró y mató al concejal del Partido Popular en Ermua, Miguel Angel Blanco, lo que generó el llamado espíritu de Ermua y una organización pacifista con ese nombre, además de la movilización de millones de personas. En diciembre de 2000 el gobierno del presidente José María Aznar y el entonces líder de la oposición, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, firmaron el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, que privilegia la lucha judicial y policial contra ETA.

En 2003 el gobierno español logró en los tribunales la ilegalización del brazo político de ETA, para ese momento llamado Batasuna, un proceso que ha continuado en años subsiguientes con la prohibición de listas electorales afines a esa marca política. Los atentados islamistas del 11 de marzo de 2004 en Madrid opacaron los objetivos de ETA y en un escenario de organizaciones afines ilegalizadas y con menos apoyo social se abrió un nuevo debate interno sobre la continuidad o no de la lucha.

En 2006 se dio la última tregua, con la que el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero intentó poner fin de la violencia, pero la tentativa fracasó al imponerse la rama militar etarra, que reventó el diálogo con un atentado en el aeropuerto de Barajas-Madrid el 30 de diciembre de ese año. Desde ese rompimiento de la tregua, oficializado en junio de 2007, la lucha contra ETA se centra en las operaciones policiales, la aplicación de la justicia y la cooperación internacional –principalmente con Francia.

No hay comentarios: