15 feb. 2009

A quién le temen los que impugnan al 26 de Marzo en Uruguay?



loultimoenpolitica.blogspot.com

Mensaje editorial de CX36 Radio Centenario de Uruguay: Este jueves 12 de febrero el Dirigente del Movimiento 26 de Marzo, Eduardo Rubio denunciaba y daba a conocer que el Frente Amplio (Uruguay) impugnará la resolución de la Corte Electoral que esta semana aprobara favorablemente, registrar un partido político con la denominación “Movimiento 26 de Marzo”.

El 29 de marzo de 2008 el Movimiento 26 de Marzo, daba a conocer públicamente la resolución de su Encuentro Nacional por el cual se alejaban del Frente Amplio, que decía: “Declaración del Encuentro Nacional del Movimiento 26 de Marzo. La resolución del Congreso del FA aprobando el documento oficial que respalda explícitamente toda la política del gobierno progresista, pone a la fuerza política definitivamente como furgón de cola del gobierno. En estas circunstancias el Encuentro Nacional del Movimiento 26 de Marzo, entiende que ya no queda espacio para seguir defendiendo las ideas fundamentales que identificaron al frenteamplismo como expresión de lucha antiimperialista y anticapitalista, dentro de la estructura del actual Frente Amplio, que ha sido vaciada totalmente de contenidos y participación real.
En consecuencia el Encuentro Nacional del Movimiento 26 de Marzo resuelve:
a) Desvincularnos de la estructura orgánica y política del Frente Amplio.

b) Coherente con esta decisión, los compañeros del 26 de Marzo que han sido electos como ediles departamentales, renuncian a sus cargos.

c) Comprometemos todo nuestro esfuerzo para trabajar con los compañeros de la Asamblea Popular en la construcción de la alternativa de izquierda consecuente. En este camino que ya hemos comenzado se abre hoy ante nosotros no solo como una gran posibilidad sino como nuestra responsabilidad histórica..

d) Que asumimos concientemente este desafío y comprometemos nuestro esfuerzo en la recuperación de las banderas, las ideas y la práctica de la izquierda consecuente, que deberá expresarse en todos los ámbitos. En particular asumimos el desafío y el compromiso para que la Izquierda tenga también su expresión electoral.

e) Saludamos a todos los compañeros de la izquierda. En particular a los miles de frenteamplistas verdaderos que ven con dolor como se dilapida desde el gobierno el triunfo popular. Y los convocamos para reconstruir desde abajo con los trabajadores y el pueblo el proyecto artiguista y antiimperialista y popular que históricamente nos identificó.

Por la Liberación Nacional y el Socialismo.
Con Artigas y con el Che.”

El 31 de marzo de 2008, el Presidente del Frente Amplio Ingeniero Químico, Jorge Brovetto brindaba declaraciones a la prensa -que posteriormente fueron publicadas en las páginas de la Presidencia de la República- y decía: “Brovetto lamentó alejamiento del 26 de Marzo. El presidente del Frente Amplio, Jorge Brovetto, lamentó la decisión del 26 de Marzo de retirarse de la coalición de izquierda. Sin embargo consideró que son hechos naturales de la política, sobre todo cuando ese sector entiende que existen “incompatibilidades” con el resto del partido. Este hecho no es nuevo ya que el FA ha sufrido fracturas mayores “y cada vez que esto sucedió el conglomerado aumentó” su número de adherentes, destacó Brovetto. “El FA sigue siendo un espacio que no es excluyente, en todo caso puede decirse que se autoexcluyen algunos”, sostuvo el presidente del FA. El presidente de la coalición descartó comunicarse con la dirigencia del 26 de Marzo para que reconsideren su actitud. “Estoy abierto al diálogo, esta presidencia siempre estuvo abierta al diálogo, pero les corresponde a ellos”, acercarse a expresar su decisión.
En tanto, consultado por La República el politólogo Antonio Cardarello respecto a si el alejamiento del 26 de Marzo afectará electoralmente al FA, éste respondió que “no va a afectar demasiado”, aunque la única incidencia negativa que podría darse es ante la eventualidad de que falten votos para alcanzar la Presidencia en primera vuelta y lograr “mayorías absolutas”. Además, Cardarello explicó que la coalición de izquierda no sufrirá “trastornos electorales importantes” porque los votantes de la coalición “primero son frenteamplistas y luego de un sector”. No es la primera vez que al Movimiento 26 de Marzo se le cuestiona y reclama la pertenencia así como la legitimidad de usar el nombre, símbolos y principios. El Movimiento de Liberación nacional Tupamaros enviaba un extenso documento al Plenario del Frente Amplio con fecha 11 de abril de 1986. Algunos dirigentes del MLN Tupamaros habían organizado el Movimiento 26 de Marzo en el Uruguay, a partir de la liberación de los presos políticos. En respuesta al 26 de Marzo que se había reunificado a partir del trabajo político desde el año 1972 en la cárcel y posteriormente en el exilio. Al cabo de un tiempo una vez que toda la vieja dirección del MLN T alcanzaba la libertad, esta organización se unificó anexando al llamado 26 de Marzo en el Uruguay en una sola organización. “Compañeros miembros del Plenario del Frente Amplio
Presente: En su sesión del 2 de marzo de 1986, el Comité Central del MLN (T) dio fin a su prolongado y estudioso análisis del tema de su ingreso formal al FA, resolviendo su inmediata solicitud de ingreso. Entre 1980 y 1984, los militantes del MLN (T) y del 26 de Marzo, trabajaron clandestinamente por la reorganización de este último Movimiento, en el Uruguay, al mismo tiempo que lo hacían por la reconstrucción del FA. Una vez legalizado este, activaron intensamente desde sus comités de base.
El 24 de abril de 1984, una delegación del Movimiento de Independientes 26 de Marzo se entrevistó con el Compañero Gral. Seregni y le puso al tanto del trabajo organizativo que se estaba realizando en el Uruguay; le ratificó su inquebrantable frenteamplismo y le explicitó su decisión de reintegrarse formalmente al FA cuando así lo permitiera la situación política y, fundamentalmente, cuando hubiese terminado la tarea reorganizativa a que se estaba abocando, para lo cual se consideraba indispensable el reintegro a al vida política de la militancia aún encarcelada o exiliada. Por todo lo expuesto, el Comité Central del MLN (T), surgido de la III Convención Nacional y a través de su Comité Ejecutivo, resolvió iniciar con el FA contactos y conversaciones que ha comenzado a realizarse. En ese entorno resolvió también su solicitud de ingreso. Al mismo tiempo que la solicitud, el MLN (T) expone su preocupación respecto a la situación planteada por un grupo que, entendemos indebidamente, utiliza el nombre 26 de Marzo y ha solicitado su ingreso al FA como tal. Semanas atrás estuvo incluido en el orden del día del Plenario del FA, el punto referente al ingreso de nuevos grupos. En el mismo período, varias figuras integrantes del FA formularon declaraciones a la prensa ratificando dicho asunto y lo que es más grave, dando por no vigente el pedido de ingreso del 26M en el Uruguay. Concomitantemente, el grupo mencionado ha publicitado que su ingreso al FA, con el nombre 26 de Marzo, es cosa resuelta. Estas versiones, que han tomado estado público, nos obligan a hacer algunas precisiones sobre hechos que hoy son parte del historial del FA y de este país. La decisión antedicha del 26M en el Uruguay, de esperar a que evolucionara la situación política y de que su militancia presa y exiliada se reintegrase para solicitar formalmente el reingreso al FA, debió modificarse en la medida en que el 9 de julio de 1984 se presenta un grupo que, organizado en el exterior y utilizando el nombre 26 de Marzo pide su integración al Frente. El 1ro. de setiembre de 1985, la Asamblea Representativa del MLN (T), con representantes también del 26M en el Uruguay, entre otras cosas resuelve: “Declarar su voluntad unánime de que el MLN (T) y el 26 de Marzo en el Uruguay, unidos por el reconocimiento de un pasado común, procedan a partir de la fecha, a tomar las medidas necesarias para la unificación orgánica total (...)”, en consideración a que, “hoy, por actuar el MLN (T) en un marco legal, las circunstancias determinan que sea una redundancia inconveniente la existencia a un mismo tiempo del 26M en el Uruguay y el MLN (T)”. El 22 de diciembre de 1985, la III Convención Nacional considera concluido el proceso de unificación de las dos organizaciones MLN (T) y 26M en el Uruguay y reafirma el carácter estratégico de la unidad de la izquierda.

De lo antes expresado surge muy claramente que:
1. La creación del Movimiento de Independientes 26 de Marzo fue resuelta e impulsada por el MLN (T).
2. El MLN (T) reconoció como único continuador del Movimiento 26M creado en 1971, al Movimiento 26 de Marzo en el Uruguay.
3. El MLN (T) y el 26 de Marzo, por decisión de sus militantes y a partir de su unificación, constituyen una única organización.
4. La única que legítimamente puede usar el nombre 26 de Marzo es la organización política resultante de la unificación.
5. En ningún momento el 26M en el Uruguay o la organización surgida de la unificación con el MLN (T) retiraron las notas de fecha 25 de julio y 11 de setiembre de 1984, antes relacionadas, las que siguen vigentes en todas sus partes.
6. Esta organización, hoy formal y públicamente unificada en el nombre MLN (T), reivindica los derechos y deberes emanados de aquella integración del 26 de Marzo en 1971, así como de las solicitudes de reingreso cursadas el 25 de julio y el 11 de setiembre de 1984, a nombre del 26 de Marzo en el Uruguay.
A la espera comprometidamente militante de la pronta resolución de vuestro Plenario saludamos a ustedes fraternalmente.
Por el Comité Ejecutivo del MLN(T)”
Siguen las firmas de José Mujica Cordano, David Cámpora, Wáshington Rodríguez Beletti y Luis Rosadilla. El Plenario Nacional del FA del 20 de mayo de 1989 aprueba el ingreso del MLN (T), PST, MIGDA y Movimiento 26 de Marzo. Los mismos representantes del MLN (T) y 26 de Marzo en el Uruguay ahora unificados todos en el MLN (T), también reclamaron ante la Corte Electoral impugnando la resolución de este cuerpo que se le otorgara en el año 1988 a: “Los representantes del “movimiento” con sentencia No. 24.478 del 9 de noviembre de 1988, la Corte Electoral falló la contienda planteada y reconoció a la agrupación entonces solicitante como “Partido Accidental, concediéndole el Lema “Movimiento 26 de Marzo” para todos los actos y procedimientos electorales, con todos los derechos, obligaciones y limitaciones que establecen la Constitución y las leyes”. Lo que significa entonces que la Corte Electoral ya tuvo que fallar a favor del “Movimiento 26 de Marzo”, ante la impugnación presentada por los dirigentes del Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros. Nuevamente se insiste en esta oportunidad por parte de la Dirección del Frente Amplio con el mismo recurso ante Ministros de la Corte Electoral, intentando evitar que esta fuerza política recientemente alejada del Frente Amplio acceda al reconocimiento como partido y la obtención de un lema como tal para participar en las próximas elecciones nacionales y departamentales. Preguntado uno de los ministros de la Corte pertenecientes al Frente Amplio fundamentó sus dichos a favor de los reclamos de impugnación en el hecho de que se trata de un “patrimonio del Frente Amplio”, sin duda sería el mismo e idéntico camino recorrido en el año 1988 por el MLN (T), quien se consideraba con derecho a reclamar el nombre 26 de Marzo por haber sido el brazo político de esta organización en el año 1971. Con menos razones el Frente Amplio puede considerar “su patrimonio” a una organización a la cual le cuestionó durante cinco años el ingreso en el Coordinador del Exterior desde el año 1980 hasta 1985 y posteriormente otros cuatro años más dentro del país desde el advenimiento de la democracia en el año 1984 hasta mayo de 1989.
¿Cuáles fueron las razones entonces para que a una organización considerada “patrimonio propio” se le evita ingresar durante nueve años al Frente Amplio. Una actitud que el Frente Amplio nunca tuvo ni con el PDC ni con el PGP de Batalla a pesar que en ambos casos quedaron sectores de esos partidos participando en el Frente Amplio y pretendiendo actuar como herederos de los líderes Zelmar Michelini y Juan Pablo Terra. En cambio ni a Batalla, Michelini hijos, ni a Lezacano actuales ministros, viceministros y legisladores se le reclamaron lemas ni nombres como se pretende hacer con el 26 de Marzo. La fecha de nacimiento y que diera origen al Frente Amplio, es bien conocida fue el 5 de febrero en uno de los salones del Palacio Legislativo donde reunidos un grupo de dirigentes políticos dieron por constituido el Frente Amplio.

-¿Qué denota esta actitud por la fuerza política más importante y de mayor peso político y electoral en el país?. -¿Cuáles son los temores que se tienen con un pequeño grupo tantas veces denostado por no haber conseguido obtener un solo representante en el Parlamento Nacional? -¿Acaso no se tiene en consideración la lealtad de un grupo político que una vez comprendida la imposibilidad de actuar conjuntamente en razón de profundas causas políticas e ideológicas considera mejor separarse que actuar internamente entorpeciendo la labor del resto de los grupos políticos?. -¿Tampoco se considera la honestidad de retirarse de todos los cargos de ediles departamentales, pese a que estos hallan sido conseguidos mediante el sufragio del pueblo?. -¿No se pone en consideración el modesto pero seguro aporte de un puñado de votos que al menos sirvieron para que estos mismos dirigentes que hoy nos cuestionan el nombre en la Corte ocupen importantes cargos de gobierno y perciban altos salarios?. Cuando uno camina por las calles de Montevideo se repiten los muros que dicen que el Frente Amplio gana en la primera vuelta.
Pues bien si existe tal convencimiento, que importancia puede tener el alejamiento de un grupo disidente ya esté en el acierto o en el error pero en uso de la libertad y la democracia puede tomar una determinación como esta.
De hecho la historia del proceso político uruguayo es la historia de uniones y desavenencias y divisiones. -¿Hoy mismo no se observa a la interna de esa fuera política una serie de movimientos internos tendientes a cambiarse de bando constantemente a partir de las cuentas que cada sector y cada dirigente pueda especular que es lo mejor para garantizarse un lugar seguro en la actuación próxima?.

¿Miedo, rencor, venganza o estupidez política?

Porque lógica no se le puede hallar a esta desproporcionada y ridícula actitud de intentar entorpecer un proceso diferente que ya no tiene lazos de compromiso alguno con la dirección del Frente Amplio. Confiamos en que la mayoría de los Ministros de la Corte Electoral mantengan su primer y justa resolución. De ser así el Frente Amplio habrá pagado un costo político alto, al demostrar una debilidad imposible de disimular, a esta altura. De nuestra parte solo servirá para tensar más aún las fuerzas de “una pequeña organización cuya fuerza no esta en lo que es realmente si no en sus pretensiones”.
Hacernos esto no es más que patear un hormiguero, y cada compañero ya sabe lo que hacer lo que ha hechos siempre un militante del 26 de Marzo, agrandarse y recurrir a al artiguismo nuestro y nuestro único apóstol el Jefe de los orientales.
Trabajar más y mejor organizados, multiplicar los esfuerzos y la unidad, tratar de avanzar y no retroceder un solo paso.
Difundir las ideas de la organización, con claridad llevar las razones a todos los ámbitos donde funcione el 26 de Marzo, y allí donde haya un solo militante del 26. Increíblemente tenemos confianza en que existan aún muchas reservas morales dentro de la gran masa frenteamplista, esos ciudadanos de a pie, que van sin cargos ni oropeles y brillantinas, que esto que está pasando y estas actitudes despóticas y reaccionarias les permitan y sirvan para abrirles los ojos. Hay que conservar la calma, y actuar distinto a la dirección del Frente Amplio, esto no hace más que confirmarnos lo acertado de habernos marchado, ¿Qué sería de nosotros ahora eligiendo entre Mujica, Astori o Carámbula?
Contra que otra fuerza política podrían estar sucediendo estas mismas cosas y nosotros vernos arrastrados a la misma charca que todos los demás. Claro que falta que aclaremos que somos tan solo una opinión más entre tantas de los compañeros del 26 de Marzo. Es a la dirección de esta organización a la que le corresponde informarse definitivamente y dar una respuesta concreta. Mientras tanto a cada uno de nosotros nos cabe la obligación de quedar aguardando que esto suceda y que tengamos claro cual ha de ser nuestro papel.
Solo que aquí han sucedidos algunas cosas de las cuales nos hemos ido enterando, y que como medio de comunicación que no es imparcial el ánimo y la voluntad se salen ya fuera del pecho. El 26 de Marzo tiene sobrados elementos de juicio, actos y trayectoria política como para que se le reconozca más allá de las consideraciones y el concepto que de este movimiento se tenga para que en cualquier lugar del país y en el exterior se le reconozca como tal. La continuidad en el tiempo, desde la lucha política y social durante la gestación del Frente Amplio, en los años de la dictadura, el exilio, la cárcel y el regreso al país con más o menor fuerza, jamás desaparecimos, o no tuvimos una expresión concreta ante los mayores desafíos que se produjeron en este país y América Latina. El 26 de Marzo, este 26 de hoy, humildemente y con modestia, asegura que estuvimos durante la lucha, nuestra pequeña guerra, la cárcel y el exilio y siempre fuimos 26. Ni nos cambiamos de nombre ni nos anexaron otras organizaciones. Pero tranquilidad. Y como hemos dicho en otras oportunidades, tal como solían decir los indios de por aquí, estos son momentos donde se requiere:

¡POCOS TRUENOS EN LA BOCA
Y MUCHOS RAYOS EN LAS MANOS!

No hay comentarios: