23 feb. 2009

Canilla libre en Wall Street

loultimoenpolitica.blogspot.com

Las principales agencias de EEUU, encabezadas por el Departamento del Tesoro y la Reserva Federal, reiteraron hoy su disposición a respaldar las necesidades de liquidez de los bancos. Esta mañana, la prensa especulaba con que el Gobierno de Obama podría alcanzar el 40% de Citi, pero las agencias aseguran que su voluntad es que los bancos permanezcan en manos privadas. Los bancos líderes del Dow Jones fueron los únicos que cerraron bien.

"El Gobierno de EEUU continúa firmemente detrás del sistema bancario y garantizará que los bancos cuentan con el capital y la liquidez necesaria para proporcionar el crédito necesario para restaurar el crecimiento económico", señalaba el comunicado emitido por el Tesoro, la Fed, la Agencia Federal de Garantía de Depósitos (FDIC), la Oficina de Control de la Divisa (OCC) y la Oficina de Supervisión Cambiaria (OTS). Por otro lado, la nota subraya la determinación compartida por las entidades públicas para preservar la viabilidad de las instituciones financieras con importancia sistémica. Más dinero si es necesario: Los bancos que necesiten fondos adicionales después de los llamados stress-tests (test de viabilidad) que no puedan obtener el dinero de manos privadas podrán conseguir más dinero público, según prometieron los reguladores. En cuanto al nuevo programa de asistencia de capital, que entrará en funcionamiento el próximo miércoles, la nota precisa que cualquier inyección de capital público se realizará en forma de acciones preferentes convertibles obligatorias, que solamente serán transformadas en acciones comunes si fuera necesario para mantener bien capitalizadas las entidades y que podrán ser retiradas si las condiciones financieras mejoran antes de que la conversión sea obligatoria. El comunicado busca, según la prensa estadounidense, asegurar al público estadounidense que estos tests, que se llevarán a cabo en unos 20 bancos estadounidenses, son parte de un plan para reflotar a las entidades, y controlar las especulaciones sobre una posible desaparición o nacionalización de los bancos. "Este programa está diseñado para asegurar que las principales instituciones bancarias cuentan con capital suficiente para desempeñar su rol fundamental en nuestro sistema financiero para respaldar la recuperación económica", señalaron las agencias, que concluyeron que "la economía de EEUU funciona mejor cuando las instituciones financieras están bien gestionadas por el sector privado". Los reguladores especifican que el "programa de asistencia de capital" llega con la "firme presunción" de que "los bancos deben permanecer en manos privadas". Sin embargo, no desmiente rotundamente que no se vayan de nacionalizar más entidades. "Actualmente, las principales entidades bancarias de EEUU cuentan con capital de sobra respecto a los requisitos necesarios para considerarse bien capitalizados", afirma el comunicado conjunto. Asimismo, las agencias federales destacaron la necesidad de un sistema financiero resistente para lograr una amplia y sostenible recuperación económica.

No hay comentarios: