10 dic. 2008

Huelga General y protestas paralizaron Atenas


loultimoenpolitica.blogspot.com

Más de 10.000 personas marcharon por el centro de Atenas en medio de una huelga general para protestar por las políticas económicas. Grecia continúa sumida en una crisis social y política. Las manifestaciones y revueltas, junto a una huelga general, convocada hace cinco días por la muerte de un adolescente a causa de un disparo policial, mantiene al país paralizado.

Más de 10.000 personas marcharon por el centro de Atenas para protestar por las políticas económicas conservadoras del gobierno en medio de una huelga de 24 horas que cerró escuelas, servicios públicos y hospitales y paralizó vuelos. Aunque la huelga había sido planeada mucho antes del comienzo de los disturbios, los manifestantes también protestaron por el modo en que el gobierno encaró la situación. También hubo choques durante manifestaciones en las ciudades de Tesalónica y Kavala. La indignación fue suscitada por la muerte el sábado de Alexandros Grigoropoulos, de 15 años. Dos policías debían comparecer el miércoles ante un fiscal, uno de ellos acusado de asesinato y el otro de complicidad. El abogado del policía, Alexis Cougias, dijo a la prensa que el informe balístico indica que el muchacho murió por una bala que rebotó y no por un disparo directo. El policía sostuvo que había efectuado disparos de advertencia y que no disparó contra el chico. Las autoridades no han difundido el informe balístico y no hubo comentarios de la fiscalía, que no formula declaraciones públicas sobre casos pendientes.

Descontento con el Gobierno


Los disturbios y manifestaciones fueron desencadenados por la muerte del muchacho pero también fueron alimentados por meses de descontento popular con el gobierno conservador del primer ministro Costas Caramanlis, cuyo partido tiene una mínima mayoría de una sola banca en el Parlamento de 300 miembros. Caramanlis enfrentaba una creciente oposición por los cambios efectuados al sistema nacional de pensiones, las privatizaciones y la disminución de control estatal sobre la educación superior, a lo que se oponen muchos estudiantes porque temen que restará valor a sus títulos universitarios. El apoyo al gobierno ha declinado mientras bandas de jóvenes merodean por varias ciudades incendiando comercios, saqueando tiendas y emplazando barricadas con neumáticos ardientes en las esquinas.

200 millones en pérdidas

Según datos de la Unión de Comerciantes de Atenas, que representa a 6.000 tiendas de la capital griega, los daños por los actos de vandalismo superan los 200 millones de euros. De momento, se han contabilizado en Atenas 435 tiendas afectadas,de las que 32 han quedado completamente destruidas. Entre los locales que han sufrido daños, hay 16 sucursales de bancos y supermercados y 40 grandes almacenes.

No hay comentarios: