22 oct. 2008

Nacionalizaciones de bancos llegan a Brasil


loultimoenpolitica.blogspot.com

LULA SORPRENDIÓ A PROPIOS Y AJENOS CUANDO HIZO EL ANUNCIO QUE LOS BANCOS DO BRASIL Y CAIXA ECONÓMICA FEDERAL (ESTATALES) ESTAN AUTORIZADOS A COMPRAR ACCIONES DE BANCOS PRIVADOS EN APUROS. EL MANDATARIO DE TODAS FORMAS NIEGA QUE BRASIL ESTE PREOCUPADO, PERO RECONOCE QUE ALGUNOS EFECTOS DE LA CRISIS YA LLEGARON. DE HECHO EL CREDITO YA ESTA AFECTADO. EL BOVESPA SE DESPLOMÓ.

Sin que nadie lo esperase, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, envió al Parlamento una medida con carácter de urgencia que autoriza a los estatales Banco do Brasil y Caixa Económica Federal a comprar acciones y participaciones de instituciones financieras privadas con sede en el país, lo que equivale a poder nacionalizar bancos privados. También podrán comprar inmobiliarias con problemas. El día anterior, el ministro de Economía, Guido Mantega, y el presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, habían hablado durante seis horas ante el Parlamento de las posibles consecuencias de la crisis en la economía de Brasil y nada dijeron de esta medida. Mantega y Meirelles afirmaron en conferencia de prensa conjunta que "hay cosas que sólo se dicen en el momento oportuno para evitar especulaciones".
Sin embargo, Mantega negó que haya bancos en quiebra que necesitan ser rescatados. Dijo que se trataba sólo de medidas de prevención para estar preparados ante cualquier eventualidad y repitió que el sistema financiero y bancario brasileño es de los más sólidos y preparados de los países emergentes para hacer frente a la crisis, ya que cuenta con 200.000 millones de dólares de reserva. El Bovespa, principal índice de valores de la Bolsa de São Paulo, se vino abajo. Al cierre de la sesión había caído un 10,18%. La medida provisoria firmada por Lula permite también al Banco Central, que ha recibido mayores poderes, realizar operaciones de intercambio de moneda con bancos centrales de otros países, en los límites y condiciones fijados por el Consejo Monetario Nacional. Caída del crédito: Lo único que ha admitido el ministro Mantega, siempre optimista, es que el crédito, tanto particular como de empresas, ya sufre las consecuencias de la crisis. En los primeros 10 días de octubre cayó un 13% en relación con el mismo periodo de septiembre. Lula, que ha insistido hasta el último momento que Brasil estaba blindado para resistir a una crisis que, decía, "es de Bush", ahora ha aceptado que ha comenzado a afectar a la economía real, aunque afirma que el Gobierno está preparado con todos los instrumentos necesarios para hacerla frente.

No hay comentarios: