20 ago. 2009

Gigante bancario vendía servicios de "evasión impositiva" a millonarios de EEUU


loultimoenpolitica.blogspot.com

De acuerdo con una información difundida por The New York Times y la cadena británica BBC, el gigante suizo UBS -el banco privado más grande del mundo- está sospechado de haber vendido servicios de evasión impositiva a decenas de miles de millonarios norteamericanos, según se desprende de informes de fiscales federales e investigadores impositivos.

Informe


El gigante bancario suizo UBS llegó el miércoles a un acuerdo final con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y su Internal Revenue Service (IRS) por el que revelará los nombres y detalles de cuentas de más de 4.450 acaudalados estadounidenses sospechados de evasión.

UBS se oponía a divulgar los datos argumentando que no quería violar las leyes suizas de secreto bancario, pero, forzado por el resultado de las investigaciones oficiales, debió ceder a un acuerdo para no quedar involucrado en un caso masivo de evasión impositiva.

En consecuencia, y a pesar de que la lista de sus clientes sospechados supera varias decenas de miles, el consorcio financiero trasnacional (para detener la investigación) se comprometió a divulgar los nombres de sólo 4.450 clientes sospechosos de no pagar tributos en ese país.

Oficialmente, se los acusa a estos acaudalados millonarios imperiales de evadir US$ 18.000 millones, y el convenio sólo alcanza a este caso, aunque se sospecha e investiga por el mismo delito a otros consorcios financieros estadounidenses y europeos.

Detalles del acuerdo fueron difundidos el miércoles por el director del IRS, Douglas Shulman; el convenio sólo alcanza a las cuentas estadounidenses involucradas, en preservación del "secreto bancario" que habitualmente garantiza la impunidad de este robo tanto a los propios estados imperiales (tanto en USA como en la Unión Europea), como a los países emergentes y subdesarrollados.

Shulman precisó que este acuerdo permite al gobierno helvético trabajar con otras instituciones financieras de Suiza para "poner al descubierto" la identidad de otros norteamericanos que ocultaron dinero en el extranjero.

Este funcionario agregó que UBS notificará a los clientes cuyos nombres serán divulgados en las semanas próximas. Además informó que todos ellos tienen tiempo de darse a conocer antes de que termine, el 23 de septiembre, un programa de divulgación voluntaria para evitar procesamientos, multas o penas más severas.

Hasta ahora -dice The New York Times-, el banco únicamente revelaba datos por pedido judicial en casos de corrupción y en muy contadas circunstancias. Ahora se agrega la figura de evasión fiscal y, por primera vez, la divulgación de información alcanza a tan alta cifra de investigados. De todas formas, el secreto bancario -eje central del sistema bancario suizo- sigue en firme.

Washington -señala la BBC- quería que el banco divulgara la identidad de más 50.000 millonarios estadounidenses que tienen cuentas en UBS y presuntamente transfirieron capitales a Suiza sin declararlos.

Pero la institución afirmaba que hacerlo hubiera significado violar las leyes suizas que protegen el "secreto bancario".

El jefe del Servicio de Impuestos Internos de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés), Doug Shulman, explicó que UBS sólo entregará los detalles de los ahorristas más buscados por el IRS, que -según calculó- llegaron a acumular un capital de US$18.000 millones.

Ese grupo de gente, junto con los "miles" de nombres que el UBS dará a conocer, según Shulman, lleva a más de 5.000 el total de identidades que serán comunicadas al IRS.

El acuerdo representa un punto de inflexión en una batalla seguida muy de cerca entre UBS -el banco privado más grande del mundo- y fiscales federales e investigadores impositivos que lo consideran sospechoso de haber vendido servicios de evasión impositiva a decenas de miles de norteamericanos de dinero.

"Creo que el acuerdo nos da lo que necesitábamos: acceso a los datos de las personas más involucradas en la evasión impositiva offshore", aseguró.

Washington había dicho la semana pasada que retiraría su demanda contra USB si se llegaba a un entendimiento.

El acuerdo puso fin a una disputa judicial que duró varios meses.

En febrero, el gigante suizo admitió haber cometido fraude impositivo en EEUU y aceptó pagar una multa de US$780 millones.

Además, UBS divulgó los detalles de algunas cuentas, pero las autoridades estadounidenses dijeron que no era suficiente e iniciaron una nueva acción legal para obtener las identidades de todos los clientes.

La evasión y el fraude impositivo son diferentes delitos en Estados Unidos.

El primero consiste en ocultar capitales deliberadamente y el segundo implica, además, encubrir la irregularidad mintiendo en documentos oficiales.

La Asociación de Banqueros de Suiza afirmó en un comunicado que, de este modo, "se evitó una prolongada batalla legal que hubiera tenido un final incierto".

Como consecuencia del acuerdo, el consorcio UBS puede continuar con su proceso de operaciones bancarias EEUU en una atmósfera "libre de la incertidumbre legal" (léase vender servicios de evasión impositiva sin ser investigado por la justicia USA). IAR Noticias

No hay comentarios: