9 dic. 2008

Grecia fuera de Control: los lugares más elegantes de Atenas están en ruinas


loultimoenpolitica.blogspot.com

El funeral del joven griego de 15 años de edad, cuyo asesinato el sábado a manos de un policía provocó violentas manifestaciones en todo el país, tuvo lugar este martes en medio de nuevos incidentes.Por su parte se supo que las protestas y revueltas comenzaron en el mismo barrio de Alexandros, un lugar habitado por estudiantes, artístas y militantes de izquierda que se organizaron mediante mensajes de texto (sms) desde sus equipos móviles de comunicación.

El Jóven Alexandros fue ejecutado: se conoció que la bala ingresó directamente en el corazón. Las autoridades habían dicho que la bala había picado en el piso y, posteriormente había herido al muchacho, pero no fue así.

En Atenas, manifestantes arrojaron botellas y piedras contra la policía en las afueras del Parlamento y recibieron como respuesta gases lacrimógenos. Otros enfrentamientos menores tuvieron lugar en las afueras del cementerio. Hasta el momento, centenares de edificios han sido incendiados y decenas de personas han resultado heridas durante los tres días de motines. También se han realizado múltiples arrestos. El líder del principal partido de oposición, el socialista George Papandreou, pidió que se llamara a elecciones anticipadas y acusó al gobierno de no defender al país de los amotinados. Según relató a BBC Mundo Vaso Sirinidou, profesora de Historia Moderna de la Universidad de Atenas, las protestas empezaron en Exarhia, el barrio donde murió el joven. Este lugar es, en su mayor parte, habitado por estudiantes, artistas y personas de izquierda, quienes rápidamente divulgaron la muerte del joven a través de mensajes de texto e internet. Esto permitió que las protestas se organizaran con rapidez.

El gobierno

También este martes, el primer ministro de Grecia, Costas Karamanlis, tenía programado reunirse con el presidente y los líderes de los partidos de la oposición para discutir cómo calmar los disturbios, en los que bancos, tiendas y hoteles han sido incendiados. Tras una reunión de emergencia del gabinete el lunes, el ministro del Interior, Prokopis Pavlopoulos, declaró que el gobierno estaba obligado a proteger a la comunidad, por lo que no iba a tolerar más el caos. No obstante, durante los últimos tres días, los eventos parecen superar a la policía y, como apunta el corresponsal de la BBC en Atenas, Malcolm Brabant, el gobierno no está dispuesto a desplegar las tropas por temor a despertar recuerdos amargos del régimen militar. En diálogo con la BBC, Panas Livadas, portavoz del gobierno griego, dijo que el Ejecuticvo se había visto ante una encrucijada por los motines: responder por la fuerza y posiblemente y arriesgar más muertes, o no hacerlo y arriesgar la pérdida de bienes y propiedades "Cualquier persona prudente hubiera escogido lo mismo que nosotros (...) por eso no se derramó más sangre inocente", aseveró. Livadas rechazó los pedidos de la oposición para que el gobierno renuncie.

Atenas en ruinas

Partes de los más elegantes barrios del centro de Atenas han quedado en ruinas, después de tres días de protestas, señala la corresponsal de la BBC Sarah Rainsford. Decenas de edificios y hasta el árbol de navidad que estaba afuera del Parlamento ardieron en llamas, mientras los manifestantes chocaban con los agentes antimotines. Para el primer ministro, todo es obra de lo que describió como "elementos extremistas" que están aprovechándose de una tragedia. Además, prometió compensar a los comerciantes que resulten afectados. Según algunos analistas, es probable que se declare el estado de emergencia, lo que otorgaría poderes especiales para controlar las calles. Este martes, el temor de las autoridades es que el funeral de Alexandros Grigoropoulus provoque más explosiones de descontento.

No hay comentarios: